miércoles, 6 de noviembre de 2013

Gobierna tu economía

Hace unas semanas, Pablo Rodríguez Barreiro (@Pablorb), autor del blog economía sencilla, me envío un ejemplar del libro que acaba de escribir, Gobierna tu economía, en el que de forma bastante amena  ofrece algunas pistas de cómo manejar mejor nuestra economía doméstica.  El libro, que me lo he leído a ratitos, entre vuelo y vuelo, entre espera y espera, explica de forma muy sencilla, cómo podemos sacar un mejor rendimiento a los recursos de los que disponemos. Lo que más me ha gustado es que es un libro que acerca la economía a cualquier persona, aunque no tenga ningún conocimiento de ella; un libro en el que se explican conceptos que todo el mundo puede entender y comprender, incluso un niño. Esa claridad es, yo creo, lo que lo hace valioso: que es sencillo y práctico para todas aquellas personas que desean llegar un poco mejor a fin de mes, que quieren ahorrar y no saben cómo, o que les gustaría invertir para sacar un rendimiento a su dinero.

En realidad, no parece un libro de economía; más bien, un manual de sentido común. Al principio, pensé que era un libro flojito de economía (yo lo entendía sin dificultad) y que su contenido no me iba a aportar nada nuevo. Sin embargo, a medida que lo iba leyendo, mi soberbia de listillo, iba poco a poco desapareciendo, dando paso primero a un sentimiento de vergüenza, al descubrir que, en ocasiones, no gobernaba ni gobierno adecuadamente mis recursos y, después, a una profunda reflexión y autocrítica que desbarataron alguna de las justificaciones que internamente me razonaba a mismo, para no verme reflejado en alguno de los errores que tendemos a cometer cuando manejamos el dinero.

Y es que, a veces, los pequeños detalles, los pequeños gastos, los fáciles de asumir son los que nos proporcionarán una diferencia sustancial en nuestra cuenta de resultados personal. Pablo, nos cuenta con algunos ejemplos, que ese “chocolate del loro” a veces es más importante de lo que creemos y no debemos desperdiciarlo o no darle importancia; nos ofrece alternativas para administrarnos, pero, sobre todo, nos invita a reflexionar y nos recuerda dos cosas muy importantes: No es bueno vivir por encima de nuestras posibilidades  y aquello de que nadie da duros ni a dos, ni tres ni cuatro pesetas.

Es un buen libro para “bajarnos a la tierra”, y no dejarnos llevar por cantos de sirena en época de bonanza y no desesperarnos cuando vienen mal dadas; es un libro para que pensemos y analicemos opciones que a lo mejor no se pasaban por nuestra cabeza y también es un libro que nos habla de método de disciplina.

Posiblemente no sea un libro que gane ningún premio, pero es un libro que si lo hubiese leído mucha gente, muchos no estarían maldiciendo su mala suerte o, al menos, afrontarían el futuro con más esperanza.

Un libro simple, efectivo, ameno que os recomiendo y que, además lo ha escrito Pablo, alguien a quien sigo desde hace varios años y me gusta cómo ha cumplido un sueño que no habrá sido nada fácil de cumplir.

Gracias Pablo 

4 comentarios:

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: pues gracias a Pabloy a ti por dárnoslo a conocer. Sí, supongo que en lo sencillo hay mucha sabiduría. Tacita a tacita, vamos. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

La economía nunca debió de dejar de ser cosa de niños :)

Katy Sánchez dijo...

Muchas gracias por tu recomendación. Seguro que es interesante. Felicidades a Pablo y a ti por traerlo.
Bss

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@Rafa Bartolomé - Eso es Rafa, lo sencillo a veces es lo más efectivo. Un abrazo

@Javier Rodríguez . Así es Javier. Un abrazo

@Katy Sánchez - Muy interesante y lleno de sentido común. besos

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...