domingo, 16 de junio de 2013

Fin de curso


Se acerca el verano y llega la hora de que Soul Business se vaya de vacaciones una temporadita. Soy consciente de que dejo muchas cosas a medias (eso no quiere decir que me olvide de ellas ), y que, quizás, le podía haber dedicado algo más de tiempo al blog pero uno no puede estar a todo y, además, qué caray, la vida es una elección constante, unas veces por gusto, otras por deber y otras por compromiso, entendiendo éste más como voluntad aceptada que como obligación social o normativa.

Ha sido un curso normalito, de altos y bajos, porque la constancia, aunque ayude, a veces no es suficiente para sacar nota; un curso en el que no ha habido exámenes porque la vida hoy te juzga por instantes; un curso de momentos brillantes y bastantes imperfecciones pero en ningún caso de frustraciones porque quien recorre camino sabe que siempre se expone al cansancio, al miedo, a los obstáculos, a perderse, pero también a descubrir nuevas posibilidades, a multiplicar su capacidad de asombro y, de alguna manera a experimentar eso que tanto perseguimos que se llama felicidad y libertad.

Dicho todo esto y a pesar de no haber sacado nota, me voy hasta septiembre satisfecho del resultado. Y para que os entretengáis os dejo algunas reflexiones extractadas de los post de enero a junio. Una especie de Thinking Souls personal. Feliz Verano.


Las rutinas, un entorno demasiado conocido y la “auto programación” de nuestras emociones, es decir, la búsqueda y satisfacción de una sensación positiva conocida, nos suele alejar de las posibilidades y matices de sentir todo lo que ofrece la vida al estar nuestros sentidos un poco o bastante, según el caso, “atrofiados” o “desengrasados”

Somos buenos encajadores cuando se trata de la felicidad o cuando la vida fluye para nosotros de una manera comprensible, cómoda y amable, y pésimos cuando se produce una alteración sobre ese guión que creíamos inamovible, justo y merecido.

A las previsiones les pasa lo mismo que al “Blues”, que es fácil hacerlas, pero difíciles de sentir, salvo que uno sea un visionario de raza y no de mantra ajeno.

Un persona que hable sonrisas quizás no llegue muy alto, ni gane mucho dinero ni alcance la fama, ni sea admirada, pero habrá conseguido algo muy importante: Transitar por el camino correcto hacia la felicidad: Suficiente para vivir.

Tengo la sensación de que sólo hay un conocimiento útil e inmutable, que es aquel que nos enseña a comprender la condición humana, la de uno mismo. Lo demás, pura provisionalidad.

Tener esperanza no es ni más ni menos que albergar un profundo deseo de vivir y de comprender que quizás lo más importante de la vida es saber convivir con el miedo en su más amplio sentido, al ser la única emoción que te acompaña durante toda la vida, salvo que tu nivel de consciencia esté en un plano más espiritual que terrenal, lo que está al alcance de muy pocos.

No nos educaron para ser felices. Nos educaron o creían que nos educaban para competir, para triunfar, con unas expectativas tan altas para todos y cada uno de nosotros que, muchos mortales,  al no verse cumplidas, transitan por la vida hacia ninguna parte con un pesado equipaje lleno de excusas, sin sabores, frustraciones y resentimientos que no les permite ni avanzar ni disfrutar del camino porque no saben hacia donde van ni quieren saberlo.

Vivimos tiempos en los que la belleza que no se traduce en dinero no es útil

Feliz verano

13 comentarios:

Myriam dijo...

Pues, querido Fernando, que disfrutes mucho, mucho, muchísimo tus vacaciones y que regreses completamente renovado y refrescado con miles de vivencias que compartir con nosotros.

Un beso y un abrazo muy fuerte,

Elsa Rodriguez dijo...

Pues te deseo que pases un estupendo verano y que descubras nuevos mundos para que luego, cuando vuelvas, nos lo cuentes en Soul Business.

Sabias reflexiones por cierto...ojalá nos hubiesen educado para ser felices.

Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

¡Que disfrutes amigo!

Julia dijo...

Feliz verano Fernando! voy a echar de menos tus reflexiones, fantásticas. Aunque seguro que es descanso es merecido y necesario para seguir creando.

Me quedo con la vida sonriente...
Un fuerte abrazo!
Julia

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Gracias a todos. Todavía estaré por aquí algunas semanas pero será para visitar vuestros blogs. Feliz verano

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: pues aunque no quieras nota yo te doy un notable alto (odio los sobresalientes, debe ser por eso que nunca alcancé ninguno, ja-ja). Feliz verano donde quiera que vayas. No sabe la suerte que le espera a quien te conozca. Un abrazo y cuídate.

cristal00k dijo...

Pues hasta tu regreso, muy felices días, Fernando.

Katy Sánchez dijo...

Ahora que yo vuelvo me encuentro que te has ido. Yo te pongo un Sobresaliente:-) Gracias por tus post tan amenos y siempre enriquecedores. Que disfrutes del merecido descanso, y vuelvas con las fuerzas renovadas.
Bss

MaS dijo...

Sonriente verano.
Siempre,
María.

M. Teresa dijo...

Es bueno eso de hacer vacaciones una temporada. Acumula muchas experiencias para poder contárnoslas como tú sabes y disfruta las vacaciones.
No hace falta decir que yo también te doy una puntuación alta, creo que todos tus seguidores consideramos que tienes las vacaciones bien merecidas.

Un abrazo

cincuentones dijo...

Creemos que eres merecedor de una nota muy alta y también de unas buenas vacaciones. Esperamos el septiembre para poder disfrutar de tus grandes relatos y de tus excelentes reflexiones.
Feliz verano.

www.thewotme.com (The world thru my eyes) dijo...

Buen verano!, disfrútalo y felices viajes !

Hotel Boutique Santa Marta dijo...

Aprovecha, goza, disfruta y conoce.

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...