domingo, 23 de diciembre de 2012

Sueños de Antioquia VII

Medellín 
Tras regresar de Santa Fe de Antioquia me subí a una buseta para ir al Poblado. En una de sus improvisadas paradas, subió un joven con un pequeño equipo de música. Pulso el reproductor. Sobre una base musical comenzó a rapear. Era un rap que hablaba de dolor, de protesta, de pasado, pero también de sueños y de esperanzas, de futuro. Era un rap que contaba hechos, pero a diferencia de otros que sólo aportan queja, la pieza que recitaba versaba sobre la importancia de no rendirse, sobre la búsqueda de soluciones, sobre el amor y la solidaridad: era un rap inspirador que sugería que soñar no es más que luchar por hacer realidad los deseos: los propios y ajenos.

Al acabar, hizo la colecta entre los que allí estábamos. Un montón de monedas y algún billete se precipitaron en la pequeña bolsa negra donde guardaba lo recaudado. Me llamó la atención el gran número de personas que contribuyeron con su pequeño óbolo, aunque bien mirado, el intercambio había sido justo: aquellas caras de media tarde, cansadas, que volvían de sus trabajos, por unos minutos, quizá volvieron a recordar sus sueños, a crearlos o a atreverse con ellos: siempre hay alguien que te empuja a soñar.

El rapero, por su lado sonreía y agradecía la generosidad de los presentes inclinándose levemente, orgulloso de quien sabe que la dignidad y la ilusión alimentan los sueños.

Medellín estaba despertando de una pesadilla que se coló en sus sueños; una pesadilla que durante unos años convirtió la ciudad en cementerio de ambiciones, en ausencia de futuro y refugio de almas derrotadas y aunque hoy, todavía queda mucho por hacer, hay una voluntad general por cambiar las cosas, por hacer una ciudad mejor en la que la cultura, la educación y la determinación emprendedora paisa sean las verdaderas palancas del cambio: creo que lo conseguirán.

A la mañana siguiente pedí un taxi en la recepción del hotel para ir al aeropuerto. En un par de horas estaría volando hasta Cartagena de Indias. 

Diario de viaje Soulombia: fin de la primera parte: continuará.

Feliz navidad a todos

10 comentarios:

Jose Luis Montero dijo...

Eso esperamos Fernando, que continue.
Feliz Navidad Compañero!

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@José Luis Montero Feliz Navidad amigo, como dices, esperemos que continue.
Un fuerte abrazo

Katy Sánchez dijo...

Feliz Navidad, yo alejada de lo virtual salvo para ver el correo y y algo de tweets de viejas entradas, tal vez útiles para estos días.
Me alegro que pospongas tu relato y así seguir sin salto de página.
Bss

Myriam dijo...

Yo también creo que lo lograrán, sobretodo porque tienen voluntad de hacerlo y como bien dices, no se rinden.

Besos Fernando y muy Felices Fiestas con todos los tuyos.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Con esos mimbres seguro que sí.
Un abrazo y feliz Navidad.

M. Teresa dijo...

Feliz Navidad y los mejores deseos para 2013. Y esperando que nos lleves a Cartagena de Indias !!!

Un abrazo

Elsa dijo...

No se me puede ocurrir mejor villancico que ese rap. A ver si nos inspira a todo.
Feliz Navidad Fernando!
Un abrazo

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Gracias a todos por dar calorcito al blog. Os deseo un gran 2013 lleno d salud y felicidad,

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: ya sabes: la fe mueve montañas; seguro que lo consiguen. Feliz Navidad. Un abrazo.

Katy Sánchez dijo...

Te dejo un cálido abrazo. Feliz salida y mejor entrada en el 2013.

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...