sábado, 19 de mayo de 2012

Viajar es aprender V: Campeche, una de piratas.

Campeche - México
Última respuesta de la serie. Como ya comenté, uno de los lugares que más me sorprendieron del Yucatán fue Campeche; uno de esos sitios en los que dices, aquí podría pasarme largas temporadas. Situada en el golfo de México, en el oeste de Yucatán, durante una buena parte de su historia se convirtió en el puerto más importante del Yucatán.

Durante la dominación española, cinco fueron los grandes puertos desde donde se distribuían las mercancías que llegaban desde Europa y desde donde se enviaban los cargamentos llenos de materias primas, especias, oro, y en general cualquier cosa que fuese de interés para el comercio o, lo que es lo mismo, que diese pasta. Los puertos de Veracruz, La Habana, Cartagena, La Guaira y Campeche se convirtieron en una especie de plataforma logística por la que pasaban cientos de barcos y mercancías.

Campeche - México
Es importante destacar que cada puerto tenía sus privilegios y monopolios, razón por la cual, en las primeras décadas de la conquista, apenas tenían relación al estar prohibido el comercio entre virreinatos, estando limitado el comercio a determinados productos o sujetos a gravámenes cada vez que pasaban por alguna de las múltiples aduanas que se encontraban. 

Desde el de Campeche salían para España grandes cargamentos de “Palo de Campeche”, un árbol que se utiliza para la fabricación de tintes, y de sal fueron dos de los principales productos que salían desde sus puertos hacía la Metrópolis. El valor de lo que se enviaba y de lo que se recibía resultaba muy apetecible para piratas, bucaneros, contrabandistas y gobiernos enemigos de la corona española: a medida que Campeche crecía y enriquecía, más interés despertaba. Además de su importancia como puerto comercial contaba con unos buenos astilleros que igualmente reportaban sus buenos ingresos.

Fuerte de San Miguel Campeche
Durante más de 120 años, la ciudad fue constantemente asediada y atacada por lo más granado de la piratería mundial: viejos conocidos como Francis Drake o Henry Morgan o Laurens de Graaf, (de mote Lorencillo), un holandés que primero trabajó con la corona española y luego por libre, el cual llegó a tomar la villa y otras localidades cercanas. No fue la única vez, William Parker también la saqueó. Hay que señalar que de vez en cuando estos piratas también curraban bajo las órdenes de algún país.

Para evitar y prevenir tantos ataques, y ante la continua queja por parte de los campechanos,  Felipe IV organizó una armada que guardase sus costas, pero como al mar y al campo no se le pueden poner puertas la medida fue insuficiente, por lo que se decidió fortificar la ciudad y construir dos fuertes  el de San Miguel y el San José, hoy convertidos en museos y que merecen una visita.

El número de ataques descendió, remitiendo de manera significativa tras la firma del tratado de Madrid en 1713 por el cual se le reconocía a Inglaterra su posesión sobre Bahamas y gran parte de las Antillas.

La piratería siempre fue un buen negocio para los gobiernos.

6 comentarios:

Myriam dijo...

Muy interesante, Fernando.

Me quedo pensando en la frase final: "la piratería siempre fue un buen negocio para los gobiernos" Me pregunto, si no lo sigue siendo aún. Da para pensar...

Un beso

MTTJ dijo...

Igual que a Myriam me ha llamado la atención la última frase. La mayoría de nuestros gobernantes actuales no son sino piratas disfrazados de políticos.

Un abarzo

Katy dijo...

Hola Fernando, aún estoy averiada. Menos mal que a ratos me deja el ordenador mi vecina. Un post informativo interesante, Me ha recordado bastante a la isla de Margarita en Venezuela.
Tambié aprendo de ti y bastante.
Bss y buena semana

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Viajar siempre es aprender. El que viajando no disfruta de ese aprendizaje es que no está viajando de verdad.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Qué interesante, Fernando, y como apunta Javier viajar siempre es aprender. Con estos post que nos regalas dan ganas de perderse por el mundo y dejar de lado crisis, recesiones y todas las noticias que de un tiempo a esta parte nos inundan.

Un fuerte abrazo!

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: pues yo aprendo contigo sin necesidad de viajar, ja,ja. Me apunto a la última frase y coincido con Myriam y MTTJ: sigue siendo igual. Gracias por tus explicaciones. Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...