lunes, 9 de abril de 2012

Así es la vida

Así es la vida, así es el fútbol, o “el fútbol es ansi” que diría algún que otro castizo. Son frases que hemos oído y/o pronunciado en numerosas ocasiones. Lo del fútbol, todavía tiene un pase porque se sabe que sólo hay resultados posibles independientemente de cómo se alcancen. A saber: o ganas, o empatas o pierdes. No hay más posibilidades, juegues en casa o fuera. Sabes que cualquiera de ellas se puede dar. Todo está más o menos claro. Sin embargo cuando hablamos de la vida, lo hacemos con una ligereza tremenda dando por hecho que determinadas situaciones o circunstancias ocurren, pasan o se dan porque “así es la vida”. Es decir, obedecen a un patrón, a unas reglas, o a una repetición de sucesos que nos lleva a creer que la vida no es más que una variación prácticamente inmutable de lo conocido.

Con “así es la vida” o “la vida es así” justificamos o nos justificamos, pero no la cambiamos. Eso sí, cuando pintan bastos, en lugar de pronunciar la frase, nos quejamos, juramos en arameo y  la vida deja de “ser así” para convertirse en algo muy parecido a una mierda. No por culpa nuestra, que sabíamos como era la vida, sino por factores externos que, curiosamente, pensábamos, que sí, que estaban en la vida, pero lejos, muy lejos de nosotros.  

Es entonces cuando empieza la búsqueda de culpables, cargando contra ellos y haciéndoles responsables de que la vida sea como no nos gustaría que fuera cuando en realidad lo que ocurre es que posiblemente no tengamos idea de lo que es la vida o pensemos que la vida es todo lo que nos rodea, pero no  nosotros mismos, nuestro interior, como si autoexcluyéndonos, como decía más arriba, justificásemos o nos justificásemos: siempre es más fácil enfrentarse a los demás que a uno mismo.

No decimos “Así es mi vida”, que es lo que realmente debería importar, y no lo hacemos por miedo, porque nos sentimos juzgados, porque no nos escuchamos y porque siempre, como digo, es más fácil, decir que la vida es así, que ya viene dada, que siempre ha sido o será así, etcétera que intentar realmente vivir; a las duras y a las maduras, los días de frío y calor…

Fácil, desde luego no es, por esa intoxicación emocional a la que estamos sometidos desde todos los frentes que nos llevan a las dudas y a desconfiar de nosotros mismos, a que tengamos miedo del Gran Hermano Global, a nuestro futuro y a que temamos por “nuestra vida”, esa que creemos que es pero que no es.

Hoy Francisco Alcaide (@falcaide) dejaba este tuit No puedo cambiar el mundo, pero sí empezar a cambiarlo...", via @alejodorowsky. 

Pues eso, que así es la vida o así es mi vida. Una cuestión de elección.

7 comentarios:

FAH dijo...

Asumimos muy, muy poca responsabilidad sobre nuestras vidas... eso sí, cuando nos va mal, porqué cuando nos va bien sí que somos capaces de darle una explicación basada en factores personales... Abrazo.

Myriam dijo...

Muy Cierto, Fernando. Es que siempre es más cómodo seguir en los viejos patrones de conducta y echarle la culpa de lo que nos pasa a otro.

Un beso

Germán Gijón dijo...

Me he reído con el comentario -no por divertido deja de ser muy real- en esa frase "...para convertirse en algo muy parecido a una mierda". Así es: si en el caso del fútbol yo entiendo ese recurso como vía de relativización ("bueno, ya se sabe, a veces la pelotita entra, otras no; depende de las musas"), llegamos a conclusiones absolutistas cuando el hecho cae directamente sobre nuestras espaldas tanto para lo malo como (ahí está el comentario de Paco Alcaide) para lo bueno.
Un abrazo, Fernando.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: buen pensamiento para comenzar la semana. Efectivamente nos resulta más sencillo echar la culpa a los demás: ver la paja en el ojo ajeno.Me ha gustado tu reflexión. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Me has recordado a mi hija, que tiene la facultad de encontrar siempre un culpable a sus males: "es que fulano, es que el profesor...".
Esto es en primera instancia, porque cuando crezca y no encuentre a nadie a quien echar la culpa dirá... "es que así es la vida" :)
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Fernando
Me parece que hemos vuelto con la misma idea en la cabeza y la hemos expresado con distintas palabras pero diciendo exactamente lo mismo...¡así es la vida!
Cuidate

Fernando Lopez Fernandez dijo...

@FAH - Con el viento a favor todos somos capitanes, con el viento en contra simples grumetes. No queremos asumir nuestra responsabilidad o tendemos a minimizarla cuando todo va mal. Un abrazo.

@Myriam - Supongo que esos patrones de conducta son aprendidos no? Lo que no entiendo es como no somos capaces de cambiarlos. Un beso.

@Germán Gijón - El caso es que siempre barremos para casa no?. Un abrazo.

@Rafa Bartolomé - Y o malo es que en eso si somos unos maestros. Un abrazo.

@Javier Rodríguez - Ja ja Javier, excelente reflexión que marca los tiempos de nuestra existencia. un abrazo.

@JLMON - Pues esa sensación he tenido yo cuando te leía esta tarde porque como apuntas, venimos a decir lo mismo. Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...