martes, 6 de marzo de 2012

La burbuja social

No sé, pero tengo la sensación de que esto de las redes sociales se nos está yendo de las manos. Cada día aparecen nuevas redes sociales, nuevas aplicaciones que, teóricamente, nos facilitan las relaciones, nos ayudan a comunicarnos, a encontrar e interactuar con personas afines y, si somos curiosos, a hacerlo con personas diferentes a nosotros.

A través de ellas, se pueden hacer amigos o crearse enemigos, se pueden compartir conocimientos, fotografías y chorradas varias si se tercia. Todo esto puede estar muy bien y, de hecho, yo mismo utilizo varias de ellas. Sin embargo, es posible que se nos esté yendo de las manos todo este asunto, como en su día se nos fue lo de jugar al “monopoly” del ladrillo o al “betawin” de los diferentes y originales productos financieros que la peña se inventaba. Si en estos últimos dos casos se hablaba, se habla, de burbuja inmobiliaria  y burbuja económica, en relación a las redes sociales se podría estar hablando de “burbuja social”.

Vivimos en la economía del exceso, en una economía de la obsolescencia en la que miles de productos y servicios caducan al poco tiempo; una economía del corto plazo en la que lo que importa es acortar el tiempo vida de un producto y alargar el consumo de otros similares o parecidos, versiones punto … para seguir alimentando un sistema que hace aguas por todas partes: un sistema que la tecnología, paradojas de la vida, va haciendo inviable al facilitar tareas y ahorrar tiempo a unas personas y mandar al ostracismo o a la cola más amarga a otras. No deberíamos escandalizarnos por ello: simplemente debemos aceptar que será así: poca oferta y exceso de demanda laboral y poca demanda para un exceso de oferta de productos de servicios: con un par.

Sólo los que mejor se adapten a su uso o desarrollen un conocimiento o habilidades singulares sobrevivirán: Darwin puro y duro: lo que se decía de “donde comen cuatro comen seis” se convirtió hace un tiempo en historia, básicamente porque desde hace tiempo solo queda comida para cuatro.

Y esto mismo puede ocurrir, está ocurriendo con esto de la social media. Un exceso de oferta que ni se puede asimilar ni se puede consumir. No hay tiempo material para utilizarlas como no hay tiempo para aprenderse de memoria el funcionamiento de un Iphone y menos de vincular todas las aplicaciones de redes que hay; no hay tiempo para disfrutar de la red porque a los cuatro días la cambian y debes re aprender o ha salido una nueva más molona a la que van migrando a toda pastilla los que se enredan demasiado o viven de ello.

Me estaré haciendo mayor o quizás simplemente lo que ocurra es que estoy un poco cansado de picotear aquí o allá, de no enterarme de nada o que soy muy vago para leerme los tropecientos mil consejos y sugerencias que todos los días gente (de buena fe y con mucho tiempo, sin duda) me ofrecen.

Me gustan las redes y no digo que no sean útiles, pero no puedo ni quiero estar atrapado por ellas y menos tener que estar cambiando de una a otra como el que se cambia de camisa. Prefiero quedarme obsoleto utilizando el cerebro que atontado por no quererme quedar obsoleto y demodé en el uso de las redes sociales.

Como dice nuestra amiga Begoña Gozalbes (@bego_zalbes) ¿cuantas cosas te estás perdiendo? #cosasmias.

Feliz día

  

5 comentarios:

Begoña Gamonal Flores dijo...

Buenos días, Fernando.

A mí me sucede algo parecido a lo que comentas aquí...el "fast-food digital" también se está convirtiendo en un "uso y tiro" , y del mismo modo, la forma de relacionarnos en las redes sociales con las personas. Porque todos los que dejamos fotos, hacemos comentarios, etc, somos personas.

Creo que yo también soy y me siento mayor; me gusta conocer a la gente y dialogar, entablar relaciones del tipo que sean, y perdurarlas en el tiempo, como el buen vino. Por eso un blog sé que es el modo menos extendido de "extender" tu relación a miles de miradas, pero el más apropiado para dejar un buen diálogo con sustancia donde seguir el rastro (no sé si me explico) en temáticas y con personas con las que recibir un feedback recíproco.

Buen post para un madrugón forzado:-).

Abrazos.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Pues sí. Tienes más razón que un santo. Es difícil salir del consumo rápido de cualquier cosa. En cuanto inventan algo ya hay otros 10.000 que se ponen a parir complementos y cosas pareceidas. Siempre hay un "hueco" que atender.
"Que paren el mundo que me bajo", que diría Mafalda :)
Un abrazo.

Katy dijo...

Muy bueno Fernando me están dando ganas de apagar el ordenador ya mismo y olvidarme de los amigos virtuales que tanto trabajo me ha costado consguir. (Ahora que pensaba invirtarte a comer jajaja)
La que soy mayor soy yo pero sin pasarme me sirve de "brain training"
Lo que aprendo hoy lo olvido
mañana:-)
Hay dos blogs que me encantará dejar una a mis hijos y potro a mis nietos. El resto es un hobby. Mejor que ver la Tele lo que sea.
Un post no exento de lógica y comparto fuera de broma lo que has escrito y pensado.
Bss

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: comparto al cien por cien tu comentario, hasta tal punto que fuera de estos blogs que visito y del facebok(no sé ni escribirlo) con el que me entero de cómo viven mis hijos y lo que hacen (que ya es triste), no estoy interesado demasiado en el tema de las redes: ¡ni móvil tengo! Pero sí es cierto que tampoco se puede bajar uno de este carro. Lo que dices viajamos a demasiada velocidad. Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

@Begoña Gamonal - Un placer siempre verte por aquí. Totalmente de acuerdo, un blog quizá sea el medio más adecuado para el dialogo y para dar y recibir un feed back. Un abrazo y gracias por pasarte.

@JAvierRodríguez - Pues no creas Javier, que muchas veces dan ganas de bajarse o, al menos de perderse.
Un abrazo

@KAty - Ja ja, no desaparezcas así como así que un día tendrás que cocinar. Un hobby está bien, una obsesión no, y a veces las modas, el no estar "conectado" lleva a eso, a consumir en exceso sin saber por qué, besos

@Rafabartolomé- Al final es una cuestión de equlibrio. Nada es malo si es equilibrado. Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...