domingo, 22 de enero de 2012

#Un timo, un viaje II

Bangkok

Segunda entrega de la serie #untimounviaje.

Los medios de transporte, en general, y los taxis en particular son lugares donde uno puede ser timado sin contemplaciones si uno no es un poco avispado o si no conoce los usos, costumbres y triquiñuelas varias de las que se sirven los chóferes ocasionales que nos pasean por esos mundos de Dios.

Ya Katy Sánchez, (@KatySnchez) comentarista habitual del Blog y autora de Ciudadana del mundo, nos comentaba como, al llegar a España ella y su madre, el taxista que les llevaba a Madrid, debió dar una vuelta de órdago con el consiguiente rejonazo en la cartera. Es uno de los timos más habituales: se repite en bastantes países del mundo con pequeñas variantes.

Etiquetas: España, Madrid, Taxi, Transportes

Siguiendo con los taxis, Oliver Serrano (@oliverserrano) autor de Conducta  2.0,  en uno de los comentarios que dejó en el blog, nos explicaba lo que le había sucedido en Tailandia:

Resulta que en esa época (no se si ahora sigue igual), había principalmente dos tipos de taxis en Bangkok: unos amarillos y verdes, los "oficiales", y los azules y rojos que eran taxis realquilados a otros conductores.
Cuando por motivos de prisa cogimos uno azul y rojo, en medio del trayecto nos para en una especie de joyería que nos dice que está increíble para que compremos algo, y que a él por las compras le dan tickets para gasolina.

Decidimos no comprar nada y se queda medio cabreado...total que tampoco nos lleva al templo que le habíamos dicho, pero como vemos que puede ser interesante y no queremos más líos...pues nos quedamos a ver ese templo.

Etiquetas: Tailandia, Bangkok, Comisionistas, Compras, Taxi, Transportes

Desde luego Oliver no ha sido la única víctima. Hace unas semanas Francisco Alcaide (@falcaide), que es coautor del blog Españoles por el mundo,  me enviaba este interesante post “Los timos de Bangkok” cuya autora, Carmen Gómez Menor, relataba algunos y cómo evitarlos. 

Etiquetas: Tailandia, Bangkok, Comisionistas, Compras, Taxi, Transportes, Vivillos, Por si cuela, Tipos a evitar

María Teresa Trilla, autora de “Apuntes de viajes”, (uno de los mejores blogs de viajes que conozco, y una de mis referencias) comentaba algo, que por desgracia, ocurre con frecuencia: toparse con policías o funcionarios corruptos: “La mordida” no es exclusiva de México como podéis leer.

Recientemente en Camboya y justo al llegar al aeropuerto de Phnom Penh. Un policía nos pide el pasaporte para los trámites del visado y los correspondientes 25$. Cuando nos devuelven el pasaporte, leo en el visado "Fee 20 US". Pido explicaciones y sin rechistar nos devuelven los 5USx2. Hay un visado de negocios que sí cuesta 25$ pero no era nuestro caso.


Atravesando por tierra la frontera entre Laos y Camboya, (paso de Dom Kralor) yo mismo tuve que pagar un peaje de uno o un par de dólares (pagué en moneda local)  para que el aduanero de turno (en el lado laosiano) me estampará el sello de tira “pa’adelante”: teóricamente no es legal, pero se ha convertido en costumbre; hay que ser muy, pero que muy bueno para librarse de él o disponer de tiempo, paciencia para negociar el pase gratis.

Etiquetas: Camboya, Laos, Aduanas, Corrupción, Por si cuela.

Seguro que irán apareciendo más de este tipo. En su día, publiqué lo que me ocurrió en India con otros dos policías golfos que me quisieron sacar unas cuentas rupias y del que me libre por los pelos o un silbido de tren.

Etiquetas: India, Jalandhar, Trenes, Corrupción, Por si cuela.

Seguiremos recapitulando timos y situaciones.

Feliz lunes




6 comentarios:

JLMON dijo...

Fernando
Lo que te decía en la primera parte de la "aventura", aunque nos cueste reconocerlo, son una parte vital de nuestros viajes..
Cuidate

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: me encanta esta original ventana que has abierto. Te cuento aquí uno en el que yo resultaba el estafador:" Ventanilla del banco, servicio de extranjero. Un chico, creo que gitano, llega todo contento porque un guiri le ha dado 500 liras italianas de propina; el muchacho quiere cambiarlas en pesetas. Pero chico -le digo- ¿si te tengo que cobrar 500 pesetas de comisión mínima por el cambio, y lo que me traes sólo vale 4,50 pesetas? Señorito-me responde- un banco intentando estafar a un gitano".
PD.Es verídico me sucedió hace unos veinte años. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

La verdad es que es toda una experiencia pasar por estas situaciones y salir con un mínimo de dignidad.
Un abrazo.

Katy dijo...

Hola Fernando de todas las experiencias se aprense. Lo bueno de lo que os ocurrió es que me enteré mucho tiempo después, cuando llevaba mesen aquí. En ese momento solo nos pareció "Caro"
Me puedo dar por satisfecha porque hay timos y robos que te ponen los pelos de punta y te arruinan tus vacaciones.
Bss y feliz semana. Que no te falte la sonrisa:-)

Myriam dijo...

A los Timos de este tipo: en Argentina les llamamos también "derecho de piso".

Para tenerlos en cuenta los aquí mencionados, aunque no creo ya que en esta vida ande por Thailandia, Cambodja o la India. Si acaso, China. ¿Timarán los chinos?

Asun dijo...

Hace años, cuando iba a cargo de algún grupo, en la frontera de Marruecos era obligado el soborno al policía en la aduana si querías que te sellara todos los pasaportes de forma rápida y no tuviera al autocar allí parado durante horas.

Le llevaba todos los pasaportes de los viajeros en una bolsa, y el del conductor aparte en la mano. Le decía bien clarito que iba con un grupo y que esos eran los pasaportes de los turistas y que el otro (dándoselo en mano) era el del conductor. Por supuesto este último llevaba unos dirhams "traspapelados".
En cuanto lo cogía en su mano hojeaba el pasaporte y con gran habilidad los dirhams traspapelados acababan en su bolsillo.
Con una gran sonrisa te daba el beneplácito para que fueras a sellar los papeles del autocar, y para cuando volvías la bolsa con todos los pasaportes estaba lista.

Todo este proceso podía llevarte como mucho unos veinte minutos. Sin dirhams de por medio podría haber sido tranquilamente una, dos o tres horas.

Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...