lunes, 14 de noviembre de 2011

Aprendices de brujo

El post de hoy va dedicado a todos esos formadores, maestros, consultores, coaches, mentores, alumnos, discípulos, aprendices… que creen que el aprendizaje es actitud, que merece dedicarle el tiempo y esfuerzo necesarios, y que el resultado del mismo debe ser la mejora de la persona en todos los aspectos aunque eso suponga ir contra corriente.

Si hay una parte de la película Fantasía que no me gusta mucho es la del Aprendiz de brujo. En ella el ratón Mickey  - por el cual todo hay que decirlo no he tenido nunca mucha simpatía - montaba un pifostio de tres pares de narices por querer ir demasiado rápido en sus tareas y en su aprendizaje.

En un momento de descuido o de confianza del “maestro” intenta, por un lado agilizar las tareas que le han sido encomendadas y, por otro, pretende emular a su mentor practicando diversos trucos dando por hecho que sólo utilizando el gorro del brujo podía convertirse en un gran mago. El resultado lo podéis ver en el video que dejo al final.

No sé, pero a veces tengo la sensación de que nos estamos convirtiendo como el ratón Mickey en “aprendices de brujo” que pretendemos aprender sin esfuerzo, de manera cómoda, sin renuncia, o como decía el poeta Alexander Pope queriendo comprender todo demasiado rápido, lo que nos lleva a no comprender nada; a ser más teóricos que prácticos y a no experimentar lo enseñado ni aprendido, creyendo que aprendizajes pasados nos dotan de la claridad necesaria para afrontar el presente y el futuro sin ser conscientes de que la vida es un continuo aprendizaje y que éste, como la buena cocina requiere sus tiempos, sus métodos, su “sufrimiento” y que hay cosas que no se pueden dejar a medias o acelerar los procesos.  Empero, nos obstinamos en ello, resistiéndonos al proceso, bien por comodidad (no me apetece), bien por soberbia (ya me lo sé todo) que impide que el aprendizaje no sea todo lo útil que debiera ser, o lo que es lo mismo, el principio de nuestra mediocridad.

Se puede argumentar que el aprendizaje es una responsabilidad individual y que cada uno de nosotros somos responsables de que sea efectivo, pero no estamos solos: vivimos en una sociedad cortoplacista que, por exigencias del guión, pide resultados, que demanda que esa saturación de información a la que estamos sometidos se convierta “echando leches” en conocimiento que dé beneficios. Esas urgencias nos llevan, la mayoría de las veces, a intentar aprender lo último, pero no lo necesario o lo que cada uno de nosotros necesitamos; a vislumbrar ideas o conceptos pero no a interiorizarlos; a acumular teorías pero no a practicarlas. Hoy hay que actuar no experimentar, no hay tiempo para que las ideas maduren. 

Se cuentan mucho los “cómos” pero no los “para qués”.

Estamos en una sociedad que nos obliga, para no excluirnos, a aprender lo que al sistema le interesa, (perpetuar la estructura), creando nuevas exigencias que al final coartan nuestra libertad. Un sistema que sabe que la abundancia y el factor tiempo convierten nuestras limitaciones en miedo, un no parar que agota nuestra capacidad de pensar y ser para convencernos de que tomar aire o reflexionar es quedarse atrás sin posibilidad de avanzar.

Lo peor es que nosotros mismos de tanto que se repite acabamos creyéndolo, memorizando y difundiendo los mismos mantras que nos esclavizan (eso sí de buen rollo) sin llegar a haber puesto en práctica la enseñanza. Tiramos mucho de manual.

Nos cuentan el resultado, el éxito del aprendizaje y, como aprendices de brujo, creemos que ya todo está hecho. Así nos va.

Feliz día



8 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Sí amigo mío. Es muy difícil cambiar algo cuando los que mandan no muestran ningún interés y los mandados consideran que lo que hay es lo suficientemente bueno.
Es un trabajo arduo a largo plazo.
No desesperar es el lema.
Un abrazo.

Katy dijo...

La verdadera educación es la que te ayuda a obtener lo mejor de ti mismo
La clave creo que está "está en lo que señalas "sociedad cortoplacista" Lo quiero todo y lo quiero ya. Estamos enfermos, educadores, alumnos padre y la sociedad entera. Y creo que la educación es sagrada y ahora todo se rentabiliza y a ser posible a corto plazo. Tu lo has dicho, así nos va.
Mickey pertenece a mi infancia y a mi si me gusta.
Bss y buena semana

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: pretenden que vivamos, y lo consiguen la mayoría de las veces, a la misma velocidad que los avances en determinadas áreas; lo malo además no es que lo quieran todo al momento, sino que van más allá y desean lo que aún no hemos podido conseguir. Un ejemplo: si un escritor ha escrito una trilogía, esperamos el tercer libro antes de que salga el segundo. Tienes toda la razón. Un abrazo

Fernando dijo...

Brillante, Fernando, y con más razón que un santo: no hay aprendizaje sin esfuerzo y sin apertura de mentes.

Das en el clavo al hablar del corto placismo. Pretenden darnos herramientas para obtener resultados inmediatos, pero no nos enseñan a pensar.

Un fuerte abrazo

JLMON dijo...

Fernando
En pocas palabras has dado muchas veces en el clavo...Has descrito un "mal social" que ha acabado por enquistarse en un sistema educativo que podría curarlo....
Pedimos actos de fe - cómos pero no porqués-.
Pedimos resultados sin importarnos su calidad - cortoplacismo-.
Y nos vemos obligados a acabar haciendo trampas...
Somos una trágica mueca de nosotros mismo.
Cuidate

Myriam dijo...

¡Cuánta razón tienes! Todo aprendizaje lleva su tiempo y además hay que poner en práctica lo que le sirve a uno, porque la teoría sola no basta.

Besos

cristal00k dijo...

Sólo puedo añadir a tu post y al comentario de JLMON : "Y así nos va..." de Guatemala a Guatepeor.

En fin! ojalá consigamos cambiar el sistema para avanzar de verdad en profundidad.

Pero mientras vivamos de "milagros y ensayos" a corto plazo... mal lo tenemos.

Excelente post.

Fernando López Fernández dijo...

@javier Rodríguez

Pues si, y además la casa sin barrer. Como apuntas, no deseperar. Un abrazo

@Katy hay cosas que necesitan su proceso natural. Sin embrago queremos acelerar siempre el proceso. icjey creo que ha pasado por todas las infancias y a unos les gusta más como a ti y a otros menos como a mi.
Un beso

@rafabartolomé - tu comentario un poco en la linea de Katy y el ejemplo del escritor muy claro.
un abrazo

@fernando - Cierto, precisamente hoy le comentaba a un colaborador que me pedía una guía de referencia para crear un producto que lo que tenía que hacer primero es pensar el todos los procesos y después utilizar la herramienta.
Un abrazo

@JLMON - No se si he dado en el clavo José Luis pero de lo que si estoy seguro es de lo que dices, que al final hacemos trampas y además mal.
Un abrazo

@Myriam - El problema es que en ocasiones no se deja tiempo ni para poner las cosas en práctica. Un beso

@Cristal - Muchas gracias, Y el caso es que son milagros y ensayos y no prueba y error. Y al final los fallos los tapamos con novedades y que siga la rueda..Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...