domingo, 23 de octubre de 2011

De asteriscos y letras pequeñas



Si hay algo que no me gusta de la publicidad son los asteriscos y “letras pequeñas”. No sé, cada vez que veo un anuncio de estas características,  me da la sensación de que me la van a colar. Uno ve, escucha o lee una oferta pensando que la “promesa” es un chollo o que va a satisfacer plenamente sus necesidades y en cuestión de segundos se da cuenta de que en realidad te están contando otra cosa o lo que te ofrecen está sujeto a condiciones, a reglas, a obligaciones.

Como digo, no me gusta.  Preferiría que me lo contasen con letra normal, ni siquiera grande, no pido tanto. No estoy hablando tampoco de que me calcen veinte folios para aceptar las condiciones generales cada vez que me suscribo a algo o utilizo una aplicación. Me refiero a esa desproporción entre lo bueno (letra grande y hermosa) y lo malo (asterisco que avisa y letra pequeña). Debería estar, cuando menos, más claro, más simple o más legible.

Comprendo que todo el mundo quiera guardarse las espaldas por si las moscas, por si los pleitos y si por si necesita recular. Y admito que puede ser hasta razonable y necesario llegar a ese nivel de detalle. Eso sí, en tamaño normal y no en caligrafía de los “Pitufos” que obliga a dejarse los ojos por un lado y, por otro, saber interpretar qué demonios quieren decir algunos de los párrafos que lees, porque para comprenderlos, además de una licenciatura en derecho y filología hispánica, se necesita un coeficiente intelectual de los altitos para descifrar a qué te expones al aceptar la oferta.

Nos están y nos estamos acostumbrando a los asteriscos, a las letras pequeñas. Lo que debería ser una excepción se convierte en algo habitual y casi podemos llegar a mosquearnos si no vemos esas llamadas, esos avisos.  Lo aceptamos y lo vemos normal, aunque nos joda; pero es necesario.  Eso sí, debería ser en letra normal.

Y no como ocurre en eso que llamamos la vida, que generalmente, cuando te cuentan la parte bonita omiten ya no la letra pequeña (que la tiene) sino todo aquello que pueda llegar a incomodar o que te puede hacer un infeliz. De tal manera que al empresario sólo le contarán eso de los beneficios, al ejecutivo lo del poder y el triunfo, al artista lo de los aplausos, al enamorado lo de “forever and ever”, al trabajador lo de la seguridad, al buen estudiante un futuro prometedor, a todos, que la vida es una tómbola de luz y de color, de luz y de color...

Se suele contar lo bueno, pero se omiten los inconvenientes, las renuncias, el coste de oportunidad, el sacrificio personal y emocional que conlleva elegir un camino u otro; tampoco de otros factores que no se tienen en cuenta como las enfermedades, las pérdidas, las catástrofes, o las conductas y comportamientos siempre cambiantes del ser humano. Muchos matices: ventajas e inconvenientes.

Esa omisión de la información y matices, o esa pasada rápida por “lo que puede fallar” convierte a muchas personas en desdichados que acumulan decepciones a lo largo de su existencia, que maldicen su suerte, y, lo que es peor, que exigen que su sueño se cumpla sin hacer nada por cambiarlo. Personas que no se dieron cuenta o no quisieron  saber que la vida, como casi todo, tiene asterisco y letra pequeña, personas que no levantarán cabeza porque no saben que ,al final, es uno mismo quien tiene que crear y configurar la oferta de su vida, aquella que le permitirá no sentirse engañado por nada ni nadie; por lo que uno  pudo ser sino por lo que uno es.

Feliz semana


7 comentarios:

Katy dijo...

No me gustan los anuncios ni en letra pequeña ni en grande. Desde hace tiempo que no compro lo uqe se anuncia. He visto presonas que sienten algo o alguien por utilizar este u otro producto, Beber este u otro alcohol y no se diga cuando se fumabas este u otro tabaco.
Hace unos dias me llamaron de una cas de encuestas y me preguntaban que anuncios recordaba de la Tele.
Y tuve que decirles que ninguno. Que lo sentía mucho:)
Eso y la la palabra "Nuevo" me crispa.
Un post genial. que hace reflexionar sobre tanta letra pequeña.
Bss y buena semana para ti also.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Tengo la sensación de que a alguien se le olvidó poner el asterisco a los años de bonanza que vivimos antes de 2007.
Un abrazo.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: yo, que he trabajado en banca, he visto infinidad de asteriscos y sobre todo letra minúscula en cada contrato. La publicidad lo que tiene es que si está bien hecha te atrapa, por otro lado creo que a todos nos han engañado alguna vez, pero es cierto que hay que tratar de ser uno mismo para elegir mejor. Un abrazo

JLMON dijo...

Fernando
Tu estupendo post tiene dos partes, una real como la vida misma...anuncio de coche, seguro....y la otra...pues la vida misma, la desdichada vida de unos y la afortunada de otros, empeñados en entenderse a sí mismos en un planteamiento sincero.
Cuidate

Fernando dijo...

Fernando, tienes mucha razón. Y curiosamente, los reyes de la letra pequeña son los bancos. ¿Casualidad que estén en boca de todo el mundo?

Gran post!

Un fuerte abrazo

MTTJ dijo...

Los seguros, las grandes ofertas de coches, las ofertas de vuelos o viajes, compañías telefónicas ... casi siempre hay letra pequeña pero como se comenta por aquí, se llevan la palma los bancos. Sólo leyendo el título del post, lo primero que me ha venido a la cabeza han sido los productos bancarios.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

@katy

Ja ja Katy, pareces de la liga anti publicidad. Lo de nuevo como dices, es la bomba...
Un beso y buena semana

@Javier Rodríguez

Si, el asterisco y la letra pequeña. tampoco el anexo "sentido común". Un abrazo

@Rafa Bartolomé - hay que saber elegir, sin duda, Rafa. esa es la clave, pero hasta en eso somos malos. Un abrazo

@JLMON

Me alegra que te haya gustado, y me llevo la frase para Thinking. Muchas gracias. Un abrazo

@Fernando

Casualidad? no sé yo creo que ya lo damos por hecho. Muchas gracias como siempre por pasarte. Un abrazo

@Maria Teresa

Si, lo de los bancos es my habitual, pero en los viajes ni te cuento...y he sido agente de viajes. Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...