martes, 23 de agosto de 2011

Lonely Traveller


Región Toraja - Sulawesi 


Hace más o menos un mes Francisco Alcaide (@falcaide)  escribía un fantástico post ¿Qué significa viajar? en el que citaba cuatro cosas importantes que experimenta el viajero solitario y que os recomiendo leer.

Hace años que viajo solo, al menos cuando se trata de hacer un viaje que exceda dos o tres semanas. Las razones, además de poder ir a mi ritmo, cambiar los planes sobre la marcha, no depender de nadie y tener tiempo para mi, tienen que ver mucho con lo que conté en el anterior post, allá en el mes de julio, antes de irme de vacaciones.

Hoy he querido retomar el blog, reflexionando sobre lo que comentaba Francisco y lo que he experimentado en este último viaje en el que gran parte del tiempo he estado en contacto con la naturaleza, perdiéndome por valles, montes y pueblos; días que no empleaba en ver por ver, sino en ver para sentir, para reflexionar, para redescubrir o revisitar mis fragilidades, mis torpezas, mis errores, pero también mis aciertos, mis habilidades, mis fortalezas.

Y uno se va afirmando en la frase que inicia el post de Francisco “Viajar es la experiencia de dejar de ser quien te esfuerzas en llegar a ser para transformarte en aquello que eres”

Porque es cierto, el viaje te ofrece la posibilidad de quitarte el maquillaje o la careta, de mirarte en un espejo que refleja tu interior y todo ello, poco a poco, te va transformando, destuneando, o reafirmando en convicciones que hasta entonces eran débiles o dubitativas. 
Aprendes a comprender mejor a las personas y a todo lo que te rodea.

Viajar en solitario te despoja de tus seguridades. La incertidumbre, la consciencia de saberte ignorante, el desamparo que provoca no tener referencias, provocan que todo se viva y aprenda de forma más intensa, posibilitando que alma y mente, se despojen también de todo lo que les incomoda.

El viajero solitario, a pesar de lo que piense mucha gente, no suele ser un aventurero ni lo persigue, arriesga lo que considera oportuno, lo que su instinto y experiencia le aconsejan y suele documentarse en varias fuentes antes de emprender el viaje.

Viajar en solitario no es mejor ni peor que hacerlo acompañado. Es diferente. Pero habiéndolo experimentado de varias maneras, el hacerlo en solitario aporta el plus de que además de viajar se establece un dialogo sincero con uno mismo. Y eso, no se puede desperdiciar.

Feliz martes


14 comentarios:

Fernando dijo...

Estupendo, Fernando, me ha encantado, Y bienvenido de nuevo! Me gusta una frase que empleó Manolo García para titular un libro, "Vacaciones de mi mismo", para expresar algo similar a lo que nos propones en tu post de hoy. Necesitamos tiempo para abstraernos, pensar, tomar distancia con nuestro día a día y, como bien apuntas, reencontrarnos con nosotros mismos, con nuestras fortalezas y debilidades.

Un fuerte abrazo

Myriam dijo...

¡¡Bienvenido, Fer!!

Justo hoy te dejé un menaje en tu entrada anterior a tus vacaciones...

Estoy de acuerdo contigo y con Francisco, "en la cancha se conocen los pingos" decimos en Argentina, O a uno mismo.

Un fuerte abrazo

MTTJ dijo...

Hola Fernando
Por lo que deduzco de tus palabras, veo que has aprovechado bien las vacaciones. Lo de viajar solo debe ser una experiencia muy enriquecedora, por lo menos así lo manifestáis todos aquellos que lo hacéis. No lo descarto y, si te soy sincera, me gustaría hacerlo en alguna ocasión. Hoy por hoy, compartir los mejores días del año con la familia es lo que más me apetece mientras se pueda.
Por la foto, deduzco que has estado en Sulawesi. Ya nos irás contando...
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Gracias Fernando. Como bien apuntas necesitamos abstraernos, leernos con calma a nosotros mismos, reflexionar para comprendermos mejor y eso , nos llevará a estar más confortables con lo que somos.
Un fuerte abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myria,:

Muchas gracias. me gusta la expresión que nos dejas que la enviaré a thimking souls un día de estos.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Maria teresa:

Así es. Bien aprovechado. Viajar solo es muy enriquecedor, pero en tu caso y en el de muchas personas es normal que se aproveche `para estar con la familia y más vosostros que sois una familia que compartis la pasión viajera.
Este año tocó Indonesia y Kuala Lumpur. Iré contando cosas y reservaré tiempo para leer tus relatos de Grecia.
Un abrazo

Katy dijo...

Ya veo que has retornado al redil, después de esta esc`pada. No se si voluntariamente:)
Me alegro que haya disfrutado, descansado y dialogado contigo mismo. Espero que traigas fuerzas renovadas.
Aún ando de vacaciones. Me conecto de vez en cuando.
Un beso y bienvenido

María Hernández dijo...

Bienvenido, Fernando:

No es lo mismo viajar solo por la vida que viajar solo por el mundo, aunque en los dos casos siempre hay alguien que te acompaña: TÚ.
Siendo así, ¿qué mejor que dedicarle un tiempo a conocer a tu compañero de viaje, eh?...de todos los viajes y trayectos de tu vida.
Que este "lonely traveller" te sirva para ser más feliz.
Un beso, feliz semana y feliz regreso.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

ja ja , eso de vuelta al redil suena raro, como si fuese una Oveja descarriada: la verdad es que todo ha estado muy bien, ahora muy descansado no he venido, no, pero sarna con gusto no pica. Espero que disfrutes de las tuyas, que seguro que si lo estás haciendo.
Un beso

Pd - Pronto estaremos todos en el redil je je

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:

Muy cierto María, no es lo mismo. En realidad, tanto en la vida como en el resto de viajes nunca se viaja sólo. Al igual que solitario y solo no significa lo mismo.

Precioso el comentario que dejas. Así da gusto volver. Muchas gracias. Un beso, y feliz semana.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Te echábamos en falta.
Bienvenido de nuevo.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Se me había pasado el comentario. Muchísimas gracias.
Un abrazo

Asun dijo...

Bienvenido de nuevo, Fernando.

El la vorágine de la vida diaria es muy frecuente olvidarnos de contactar con nosotros mismos, algo muy necesario para darnos cuenta de lo que somos y cómo somos.

Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Asun:

Asi es, tomar distancia es bueno y necesario. Luego te encuentras más comodos siempre.
Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...