domingo, 26 de junio de 2011

Prevención de riesgos viajeros


El otro día Xixerone (@xixerone) en su blog escribía sobre cinco objetos  raros que no faltaban en su maleta. De ellos, hay dos que considero imprescindibles: uno, la tarjeta de emergencias donde reflejar información básica por si te pasa algo, de tal manera que quien pueda ayudarte le sea más fácil saber por ejemplo tu grupo sanguíneo, con quien contactar, póliza del seguro etcétera. Lo segundo, fotocopias de los documentos necesarios para viajar (pasaporte, billetes de avión, etcétera).

Por si os aporta, os cuento lo que suelo hacer cuando viaje con el fin de minimizar el posible impacto de una pérdida, un robo, o un percance. 

En primer lugar, me inscribo en el registro de viajeros del Ministerios de asuntos exteriores en el que informo, someramente (muchas veces el itinerario va cambiando) de los países o zonas que voy a visitar, de tal manera que se puede saber por donde ando en caso de una emergencia.

En segundo lugar, escaneo y/o fotocopio todos los documentos necesarios: Pasaporte, reservas de avión, seguro, etcétera. Levo tres copias impresas que divido adecuadamente. Una que llevo encima, otra en la mochila, y otra que llevo en otra pequeña bolsa “de por si acaso”. Además, envió a tres cuentas de correo toda la información. La razón es que en algunos lugares tienen censuradas o capadas determinadas funcionalidades como me ocurrió en Konya, en Turquía, o en algún punto de India con Terra y si no puedo acceder por un lado, lo hago por otro.

También, suelo elaborar un lista de teléfonos y direcciones de correo de urgencias por si debo anular tarjetas o contactar de forma urgente con consulados, embajadas etcétera.

En cuanto al dinero y/o tarjetas de crédito, también lo voy repartiendo, en dos o tres lugares. Llevarlo todo encima en un único lugar en caso de robo o pérdida es arriesgarse demasiado y conviene por tanto, dejar parte en la caja fuerte de la recepción del hotel o el hostal o muy bien escondido o protegido. A veces es más práctico “tirar” de cajero, (aunque te cobren la comisión) que ir con fajos enormes de billetes (en algunos lugares se funciona con millones), eso si sacando siempre la cantidad más razonable o necesaria  no pecar por defecto ni por exceso.

Por otro lado, ya que me pongo a dividir, lo hago también con el botiquín. En muchos sitios, encontrar medicinas es casi imposible o su precio es astronómico. Así, siempre suelo llevar una pequeña cantidad encima para urgencias como pueden ser antihistamínicos, antibióticos, antidiarreicos, tratamiento de malaria o lo más adecuado al nivel de riesgo. El resto, lo distribuyo en dos también.

Conviene también tener el teléfono móvil apagado mientras no se va a utilizar por varias motivos. Si desaparece de tu vida por esos percances que hemos hablado anteriormente, nadie podrá hacer uso de él. Tampoco pagarás una factura astronómica si te llama tu amigo Manolo que ignora que estás a hacer puñetas y ¡qué carajo! estás de vacaciones y no es bonito ni adecuado que suene el teléfono mientras, pongamos por caso, estás visitando una mezquita, en medio de la jungla observando animales, o en un lugar en el que está  “strictly forbidden”.

Con todas esto no quiero decir que haya que viajar pensando en que todo puede ocurrir y estar constantemente en un estado de alerta que no te permita disfrutar, simplemente son una serie de sugerencias que le permitirán a uno estar más tranquilo o que podrán solucionar problemas de manera más ágil en el caso de que se den.

Disfruta del viaje, la prevención y el sentido común siempre ayudan.

Otro día más sugerencias.

Feliz semana

9 comentarios:

Myriam dijo...

Son sugerencias muy prácticas y es más o menos lo que hago yo. Lo que pasa es que, como viajo tanto y es tan automático. ni me doy cuenta de que lo hago.

Besos
Habitualmente - viaje o no - tengo dos tarjetas de crédito: con una pago hoteles, pasajes, servicios y cuotas. La dejo en casa o en el hotel. La otra la uso para extracciones de cajeros y para pagos de alguna compra y es la que siempre llevo encima. (Recuerdo la primera vez en mi vida que use tarjeta como el cajero insolente y despiadado se la tragó).

Katy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Katy dijo...

Buenos consejos y todos de sentido común. Aunque hay países más seguros que otros no estás a salvo. En nuestro viaje a Sicilia a una señora que se alojaba en el mismo hotel la tiraron al suelo, la patearon y le robaron el bolso. Además del hematoma en la cara y el brazo roto no sabemos que llevaba en el bolso. Yo soy la típica "mochilera" no suelo llevar nada importante encima. Ni las tarjetas:) Ya lo hago extensivo a Madrid, el colmo de la precaución que siempre es poca. "no hay que tentar al diablo que siempre aparece" y más en los tiempos que corren que la gente anda a la desesperada.
Un beso y buena semana

Perdón Fernando es que pienso más a prisa de lo que comento y he metido unos cuantos gazapos. He borrado el comentario por respeto

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam:

No te creas que a veces a mi se me pasa también algo, pero siempre es mejor prevenir (sobre todo por el tiempo que se pierde en arreglar cosas).
Besos y feliz semana

Fernando López Fernández dijo...

Hol Katy:

Como apuntas en cualquier lugar pueden pasar cosas desagradables. No por ello hay que dejar de viajar, pero siempre hay que estar un poco alerta ya sea en tu ciudad o cualquier otro lado.
Un beso y Feliz semana

Rafa Bartolomé dijo...

Hoa Fernando: Como dices más vale prevenir para que no se te estropee el viaje. De todas formas yo soy más práctico: llevo a mi esposa. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

¡Lo que hace la experiencia!
Tomo nota porque algunas de las cosas ni se me habían pasado por la cabeza.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola rafa:

Eso es muy cómodo y un poco egoista, ja ja, a pesar de que estás en buenas manos.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola javier:

Pues hay cosas muy prácticas. No lo dudes.
Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...