martes, 28 de junio de 2011

Han dicho, dicen


Del lat. dicĕre).

1. tr. Manifestar con palabras el pensamiento. U. t. c. prnl.
2. tr. Asegurar, sostener, opinar.
3. tr. Nombrar o llamar.
4. tr. Denotar algo o dar muestras de ello. El semblante de Juan dice su mal genio Su vestido dice su pobreza
5. tr. Dicho de un libro, de un escrito, etc.: Contener ciertos temas, ideas, etc. La Escritura dice.. La Historia de Mariana dice..
6. tr. coloq. El Salv. y Ven. Dar principio a una acción. Y dijo a llorar
7. tr. ant. Pedir, rogar.
8. tr. ant. Trovar, versificar.
9. intr. Dicho del juego, del año, de la cosecha, etc.: Ser o no favorable.
10. intr. Dicho de una cosa: Convenir, armonizar con otra. El verde dice MAL a una morena Este traje me dice BIEN
11. intr. Cineg. Dicho del perro: latir.
12. prnl. Expresar un pensamiento mentalmente, o sin dirigir a otro la palabra. Me dije: esta es la mía

No sé, últimamente se dicen muchas cosas, demasiadas quizás; o lo mismo es que yo me pierdo bastante, que no soy capaz de asimilar o que me gusta saber quien dijo qué.

Todo esto viene a cuento de que además de estar en la época de la incertidumbre estamos en la época de la indefinición o es muy complicado saber quien  manifestó el pensamiento, aseguró u opinó etcétera, “etcétera al cuadrado”.

El verbo decir se conjuga de muchas maneras, y cada vez de forma más imprecisa o para ser más claro, indefinida. Así, si te encuentras con alguien que habla del tiempo, como concepto atmosférico, te dirá “han dicho” que subirán las temperaturas, que bajarán, que va a hacer bueno o malo o qué lloverá. ¿quién lo dice?: El hombre del tiempo (aunque sea una mujer quien lo presente); la “Tele” como si ésta estuviese dotada de capacidad de raciocinio, o la “Prensa”, palabras mayores: al final uno nunca sabe a ciencia cierta quien hizo la aseveración. Es todo muy vago pero lo creemos a pie juntillas, lo damos por bueno o participamos en su propagación.

Otra de las frases que “asustan” o “cuidadito” es “los mercados dicen”. Y cuando los mercados dicen, uno sabe que no va a ser nada bueno. De hecho, cada vez que los “mercados dicen” algo sobre el futuro inmediato, la bolsa “se tiñe de rojo” que es una forma de decir que nos podemos dar por jo…. La palabra de los mercado se convierte en aviso, profecía y directriz que no solo hay que creer sino que también hay que seguir a pie juntillas.

Y, no sé, pero me da la sensación que estamos en un mundo en el que poca gente se moja o siempre tira “de los otros” para expresar, argumentar o justificar sus creencias, como si eso le proporcionase una coraza, una protección o un colchón; por si luego sus palabras, sus dichos, no son aceptados o son erróneos.

Luego se habla mucho de ser uno mismo, de atreverse, de decir lo que se piensa, pero la triste realidad es que seguimos diciendo lo que han dicho o lo que dicen y lo que es peor, lo que quieren escuchar los que han dicho o los que dicen.

Gregarismo puro y duro. Muy triste.

Feliz martes
  

14 comentarios:

Josep Julián dijo...

¿Sabes lo que pasa? Que siempre es preferible citar a otros que acuñar las propias palabras. Nos escondemos en lo que otros han arriesgado pero eso es preferible a tomar protagonismo porque eso compromete. El compromiso es acusador porque nos convierte en activos y por tanto en responsables. Por eso todo es tan amorfo, porque nos limitamos a citar a otros.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:

Tu a estas horas despierto? Gracias por la nocturnidad y alevosía. Tus dos últimos post me los voy a imprimir porque ya no doy para más. Les eché un vistazo, pero requieren interiorización.

Nos acabas de regalar un Thinking

"Nos escondemos en lo que otros han arriesgado"

Un fuerte abrazo y curioso avatar

Begoña Gamonal Flores dijo...

Buenas noches, Fernando.

Estoy con Josep. Siempre es más sencillo poner las palabras en boca de otro/os (me dicen que...dicen...), que cara a cara decirte "digo", te compromete más, y directamente. Con todas las consecuencias derivadas de esa conducta, como la falta de confianza y credibilidad.

Pero voy más allá. Afirmamos con nuestras palabras y nuestra interpretación, lo que otros han dicho, que no necesariamente es lo que realmente dijeron ni bajo el mismo propósito. Al final, el único modo de avanzar es tener oídos sordos. El "han dicho" es como el "ser altruista": dímelo, házmelo y entonces hablamos:-)

Un beso.

Katy dijo...

Cuando uno no quiere definirse ni comprometerse se suele utilizar esta expresión que no dice absolutamente nada.Aquí en casa lo comentamos. Poner en boca de oto algo con lo que estamo s¡de acuerdo o en desacuedo
Me han dicho, han dicho que, dicen por ahi, he oído que...
¿Pero tú que dices? Y ahi se callan. Se acabó la conversación. A otra cosa mariposa.
Creo que es preferible no decir nada.
Es triste. Tu lo has dicho
Un beso, muy bién traído tu post

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

El reflexivo y el impersonal: "Se dice", "la gente dice", gustan mucho, sobre todo a las minorías que pretenden representar al conjunto. En mi empresa pasa mucho eso. Mayormente, cuando se dice eso no suele haber mucha gente detrás.
Lo digo como fruto de la observación.
Un abrazo.

María Hernández dijo...

Hola Fernando:

Existe un refrán popular que dice "Aprendiz de todo, maestro de nada" y creo que se podría ajustar muy bien a lo que expones.

Hoy todos hablamos de TODO y muchos sabemos de NADA, o casi, por lo que las citas se hacen "necesarias" para tener argumentos para hablar y quedar como entendidos del tema.

Lo malo del asunto es que hay quien se siente muy cómodo siendo aprendiz durante toda la vida.

Me suenan muchas cosas, sé muchas menos, pero me gustaría aprender muchas más. También soy aprendiz, pero aspiro a una maestría: conocerme lo suficiente para no traicionarme.

Un beso, Fernando y feliz semana.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando: tu magnífico post me ha recordado una canción de Serrat que se titula:"Uno de mi calle me ha dicho que tiene un amigo que dice conocer un tipo que un día fue feliz".
Sí somos muy dados a no comprometernos nosotros mismos y echar sobre las espaldas de los demás aquello que pensamos, como si no tuviéramos confianza en nosotros. Me ha gustado mucho tu pensamiento. Un abrazo.

MaS dijo...

Querido Fernando,
¿por qué ese deseo de no decir, de no opinar, de callar criterios y visiones, de no comentar y compartir, de no atrevernos a hablar, a sentenciar, a expresarnos por nosotros mismos? ¿tal vez el miedo a las reacciones o tal vez el desconcimiento a proactuar con caracter, con personalidad? ¿una diminuta autoestima o algun complejo? ¿cómo percibimos a los demás cuando soltamos algo que es sólo nuestro? ¿cómo me comporto cuando alguien se dice por si mismo?
Menos interpretacion de otras bocas, y más verbo en la de cada uno.
un beso, M.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña:

Pues nos has dejado un Thinlking. Muchas gracias.
Al final, el único modo de avanzar es tener oídos sordos. El "han dicho" es como el "ser altruista": dímelo, házmelo y entonces hablamos:-)
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Cuando uno tiene que secundar, reafirmar y opinar como apuntas, cambia mucho el cuento. Y siempre es más cómodo tirar con pólvora ajena.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:
Si señor, lo que dices y comparto es muy habitual pero cuando indagas un pcoo ves que no hay nada que rascar.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:

"Me suenan muchas cosas, sé muchas menos, pero me gustaría aprender muchas más. También soy aprendiz, pero aspiro a una maestría: conocerme lo suficiente para no traicionarme."

Comentario chapeau.

Un beso ty feliz fin de

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Creemos poco en nosotros y por eso nos apoyamos en los demás , como si de esa manera, estuviésemos más protegidos, aunque en realidad no es así. La falat de criterio nos debilita.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola MaS:

Hola María. Yo creo que no es una cuestión de deseo, sino más bien una cuestión de querer ser aceptados o respaldados por alguien, como si se necesitase padrino para pensar, pero somos raros. Como dices más verbo en la boca de cada uno.
Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...