sábado, 14 de mayo de 2011

Viajeros de todo a un euro


Chichicastenango - Guatemala 
Aunque sé que hasta el mes de junio no puedo empezar a planificar mis vacaciones de verano, suelo darme una vuelta por los foros de viajes para ir calentando motores, empezar a disfrutar, leer sugerencias  y buscar información.

Internet, como en alguna ocasión ha comentado aquí María Teresa Trilla, ha revolucionado y cambiado la forma de viajar. Hoy, prácticamente se puede planificar y reservar un viaje a través de la red. No me refiero a un paquete turístico ni a un hotel, ni a un vuelo, sino a aquellas rutas que se las va montando uno a su gusto, disponibilidad y presupuesto.

Los blog de viajes son una magnífica herramienta de consulta; hay miles de ellos donde poder encontrar información, consejos, sugerencias y relatos que te orientaran sobre el destino elegido a sabiendas de que quien escribe lo suele hacer de una forma subjetiva, pues si algo tienen los viajes es que las experiencias de unos y otros viajeros no pueden compararse al ser únicas y se tiende no solo a informar y relatar sino también a mostrar emociones.

Como digo suelo consultar los foros para documentarme. Me gusta la colaboración que existe y la conversación que se genera. Muchos te ayudan a diseñar tu itinerario, te dan pistas, te informan casi en tiempo real de la situación de una frontera, de la mejor vía o medio de transporte para desplazarte, de un hostal o un hotel, de un lugar donde comer…Otros cuentan sus experiencias y mientras los lees estás viajando con ellos, gente generosa y altruista que comparten sus experiencias. Son noveles o experimentados, con posibles y sin posibles, amantes de la naturaleza o urbanitas.  Gente que ama viajar.

Sin  embargo, hay otros foreros viajeros que se pasan la vida comentando lo listos que son, lo poco que les timan y engañan, lo barato que les ha salido el viaje y lo poco que se han gastado porque siempre saben lo que valen las cosas y si alguien en el foro pagó un precio bajo, para ellos siempre será alto. 

Lo curioso es que no suelen preguntar ni comentar nada sobre el viaje, sobre tal o cual paisaje o monumento: dan la sensación de estar haciendo un concurso para gastar lo menos posible, como si de esa manera se pudiese disfrutar plenamente de un viaje. Todo muy respetable, pero desde luego, en las antípodas de lo que yo entiendo por viajar.

Otra de las cosas que me llama la atención es que suelen participar en foros de destinos donde el nivel de vida es bajo y las bolsas de pobreza amplias (India, Camboya, Laos,  Guatemala, Nicaragua y sitios así). Los reconocerás fácilmente porque son aquellos que pueden pasar horas deambulando por un pueblo o ciudad recorriendo todos los hostales para ahorrarse un dólar, negociando y discutiendo más tiempo de lo razonable el precio de un transporte local con un lugareño; regateando textiles, cachivaches o comida a personas que casi no tienen donde caerse muertas porque creen que ese es su deber. Son aquellos que nunca dan propina o se hacen los suecos cuando alguien se la solicita tras haberles ayudado o haber posado para su álbum de fotos. No visitarán unas ruinas, palacios, museos o monumentos si la entrada es cara (prefieren mezclarse con la gente local dicen). 

Así pasan los días, ahorrando euro a euro, haciendo cuentas cada pocas horas en su “Excel de papel”.

Ellos lo justifican diciendo que se debe pagar lo justo, o lo que pagan los locales, pero lo que ignoran es que siempre pagarán más que un local y que a la gente no se la gana por el dinero sino por el corazón.

Cuando vuelven a sus casas y comentan la jugada, hablan de lo que se han ahorrado, lo poco que han gastado y, por consiguiente, dejado en un país necesitado de divisas, mientras se toman unas cervezas y una de bravas por las que les han clavado veinte veces lo que hubiesen pagado a precio de “guiri” en su viaje.

El dinero en un viaje es importante, saberlo administrar más, pero ser esclavo de él es, desde mi punto de vista, un error. Como en la vida.

Feliz día

17 comentarios:

Asun dijo...

Fernando, es que listos hay en todos los sitios.

La gente que viaja así como tú dices, en el fondo lo que hacen es hacer kilómetros, porque para mi viajar es conocer y visitar lo máximo posible de las cosas que me parecen interesantes de un lugar.

Besos

Katy dijo...

Soy de la opinión que cuando se va de viaje hay que respetar los sitios a dónde vas, y que te respeten a ti. Nadie da duros por pesetas. Pero aquí también suelen pasarse con los turistas, pero con eso se cuenta. No se puede tener todo planificado, también hay dejarse sorprender, aunque te cueste algo más.
Feliz domingo

Myriam dijo...

¡Veo que ya estás pensando en tus próximas vacaciones! Y qué ganas... ¡¿nooooo?!

Besos

Myriam dijo...

ahh y de esos turistas de lso que hablas: coincido con Asun.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Asun

Eso es lo malo, que hacen kilómetros, pero no los viven. Totalmente de acuerdo.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:
Suscribo lo que dices. El respeto es fundamental pero a veces la gente lo confunde. Para mi es una cuestión de coherencia. La clave no es lo que te cuestan las cosas sino como las consigues.
Un beso y feliz domingo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam:

Estoy en los preliminares, je je, pero ya veremos en que acaba esto. Un beso

JLMON dijo...

Me ha encantado la última frase y, además, es bidireccional...
Tan malo es el cutre turista como el sobrado...
Cada momento....
De niño dormía en hoteles
De joven en tiendas y albergues
De viejo, permito que mis hijos duerman en hoteles, pero les hablo del encanto de los albergues y cómo llegarán a dormir en hoteles sin la siempre incomoda presencia de su progenitor.
Pero lo más importante es que aprendan a viajar y a amar viajando

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Me ha encantado.
En una ocasión oí decir a una persona, que si pagamos más de lo que es "justo" terminaría subiendo la inflación en esos países.
Supongo que lo decía en broma, pero la verdad es que me pareció de muy mal gusto.
Un abrazo.

MTTJ dijo...

Hace un tiempo me gustaba más participar en los foros. De allí he sacado muy buena información y el empujoncito que necesitaba para viajar a algunos destinos. Ahora entro poco y, precisamente por lo que tú comentas en este post. Muchas veces noto muy poco respeto y sensibilidad hacia algunos destinos y algunas actitudes prepotentes me disgustan. Por no decir de algunos destinos que en cada foro están "tomados" por uno o dos individuos que se echan encima a cualquiera que opina, como si sólo ell@s tuvieran la exclusiva.
Todos los extremos son malos como comenta JLMON y ni del sobrado ni del de todo a un euro me interesan demasiado sus opiniones porqué ninguna de las dos se ajustan a la realidad.
Un abrazo y feliz semana.

PD: No sé qué carai pasó la semana pasada con blogger, pero te dejé un par de comentarios y veo que no han salido :(

xixerone dijo...

Absolutamente de acuerdo, una cosa es viajar con un presupuesto apretado y otra muy diferente es aprovecharse...

El viajar de mochilero tampoco quiere decir hacer una carrera de aguante privándote de todo, hay que tener un equilibrio.

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Lo importante es lo que dices, que aprendan a viajar y a mar viajando. Lo demás podría ser accesorio.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

No, seguro que no lo decía en broma sino que era la forma de justificar un doble rasero. Tu que has estado en paises como Guatemala o India sabes bien a que me refiero.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María Teresa:

Eso me suele pasar a mi también, en especial el de Lonely Planet que muchas veces parece el cortijo de unos pocos. Quizá por eso entro menos aunque son útiles y también se encuentra gente fantástica que realmente ayuda y no adoctrina.

Como apuntas, los extremos no se acercan casi nunca a la realidad, al menos a la que busca uno.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Xixerone:

Gracias por pasarte. Como dices, el equilibrio es necesario y apuntas algo importante, no se trata de aguante sino de disfrutar con lo que hay, tengas o no presupuesto para ello.
Un saludo

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando. Siempre he pensado que cuando se viaja se suele gastar de más, nunca lo había visto al revés pues me parece ridículo. No digo que haya que excederse pero si no entras a un museo o visitas monumentos o haces las actividades propias de cada lugar, a qué coño vas. Ya nos dirás a dónde te vas este verano, que seguro que es a algún sitio interesante. Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola rafa:

juicioso comentario el que haces.ir por ir no suele aportar.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...