martes, 29 de marzo de 2011

Los viajes son momentos


Ranakpur - India  

Los viajes, como la vida, hay que bebérselos a sorbitos. Reflexionaba sobre ello cuando preparaba el Thinking Souls de hoy, que va de viajes y experimentos varios. A medida que iba seleccionando las frases, mi cabeza iba visualizando imágenes, recreándose en lugares, personas y momentos que me llenaron de felicidad.

Nunca he viajado sólo por ver. Mi religión viajera me impide rezar la oración del turista e ir a toda leche por los sitios. Tampoco dispongo de todo el tiempo que quisiera para viajar y esas limitaciones me llevan a elegir, más o menos el itinerario, y a modificarlo continuamente. No por un error de cálculo sobre lo que quiero hacer o visitar, sino porque creo que la flexibilidad es necesaria si uno no quiere agobiarse y convertir su viaje en un Grand Prix.

Hace tiempo escribía lo siguiente

“Siempre que viajo solo, me gusta caminar sin rumbo fijo, fisgando por cualquier recoveco, sin mapas, sin guión, sin obligaciones de visitar este o aquel lugar. Creo que es la mejor manera de descubrir una ciudad, un pueblo... Me dejo llevar: en una encrucijada de calles, solo instantes antes, decido por cual seguir. Parecerá una tontería, una forma de desaprovechar el tiempo, pero esta forma de hurgar en los sitios, permite tener un contacto más real, un contacto nada previsible con la ciudad, con los habitantes..., contigo. En ocasiones, no es grato lo que ves; pero en los viajes no todo debe ser perfecto ni debe ser  idealizado, y no hacer esto puede distorsionar la realidad de un lugar. Este tratamiento de choque que me impongo, me sirve también para analizar mis posibilidades de adaptación: por mucho que hayas viajado siempre eres un principiante en territorios  desconocidos. Procuro, eso sí, visitar los monumentos y lugares que realmente merezcan la pena o sean únicos. Si por cuestiones de tiempo, dinero, despiste o están cerrados no veo algo, no pienso: ¡vaya fastidio!, ¡ qué mala suerte!,  sino: ¡ ya lo veré!, ¡ tengo que volver! “

Y eso es lo que me pasa, que para mi, los viajes son una sucesión de momentos que hay que beberse sorbo a sorbo, disfrutando de cada uno de ellos.

Hay que elegir y vivir cada momento y no arrepentirse de lo que no se hizo ni de lo que se podría haber hecho.

Todos tenemos el tiempo limitado y cada uno tiene sus motivaciones y preferencias a la hora de viajar. Intentar condensar todo un pais, una ciudad en un corto periodo de tiempo es, en ocasiones contraproducente. Es como si ante un buen pescado o un excelente jamón en lugar de degustarlos, los tragáramos. El resultado nunca será el mismo. Por poner otro ejemplo: aquellos que viváis o visitéis Madrid, pasead por la Gran Vía recreándoos en los edificios, la gente, los momentos (cuidado con las carteras)  o hacedlo a toda pastilla. No hay color. O mirad un cuadro de forma pausada o “saludarlo” como hace mucha gente que visita el Museo del Prado porque “hay que visitarlo”.

Por eso, no os preocupéis si no veis todo lo que queríais ver. De un viaje se puede disfrutar sin necesidad de que una guía te explique como. Y lo mejor de todo, una vez allí hay miles de cosas gratis. Es sólo una sugerencia.

Feliz martes.



15 comentarios:

Katy dijo...

"los viajes son una sucesión de momentos que hay que beberse sorbo a sorbo, disfrutando de cada uno de ellos". (Frase para Thinking)
Lo explicas muy bien. Hay que disfrutar cada segundo. No siempre se puede viajar solo, pero si puedes encontar tus espacios para perderte y vivir tu propio viaje.
La foto precios como siempre.
Un beso

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

A eso de perderse por las calles yo le llama "callejuelear". Y eso se aprende después de que pierdes la avidez por "ver cosas".
Un abrazo.

Myriam dijo...

Me gusta mucho tu concepto vertido en etsa frase "Los viajes hay que bebérselos a sorbitos", porque nos dan mucho de sprendisaje en todo sentido teorético y vivencial.

Tampoco me gusta ir a los lugares turísticos de manual. Me gusta como a tí mezclarme con la gente del lugar. Así recorrí gran parte de Grecia o de Colombia, por ejemplo, en autobuses de línea o trenes y por pequeños pueblos.

Besos

Myriam dijo...

ay en castellano se dice : teórico y no teorético. Perdón.

JLMON dijo...

Hola Fernando
Sólo he ido una vez "en marabunta", un verano a Tunez en un autobus repleto de turistas pata negra. Hice muchas risas entre trayecto y trayecto al calor de un cacharro sin aire acondicionado, pero poco más.... Fijate que, al año siguiente, volví al desierto en un 4x4 y allí descubrí lo que me había perdido, hasta tal punto que he vuelto tres veces más...
La gran desgracia del turista es que a los veinte puedes, a los treinta no quieres y a los cuarenta no puedes.
En cambio, a quienes nos da por "andar" no nos pasa eso...

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Estás en lo cierto. No he viajado mucho, pero si que veo todas aquellas exposiciones o museos que puedo y desde luego hay que fijarse en cada obra para sacarla todo el jugo. Nunca estoy en un museo más de dos horas pues a partir de ahí noto que ya no lo saboreo. Con los viajes pasa lo mismo, lo importante es sentirte satisfecho de lo que has descubierto. Me ha gustado. Un abrazo

Asun dijo...

Me gusta tu filosofía de viaje y la comparto. Un par de veces fui en grupo organizado en mis años jovenes, y creo que no volvería. me va mucho más un ritmo mas lento aunque no improviso mucho en cuanto al recorrido, eso lo suelo llevar más o menos organizado y temporizado.

Por cierto, la oración del turista no tiene desperdicio. Nunca he entendido a esa gente que va de vacaciones y está todo el viaje quejándose si no es de una cosa de otra, en lugar de minimizar los pequeños contratiempos y saborear los buenos momentos.

Besos

MTTJ dijo...

Hola Fernando

Yo creo que la manera de viajar se va aprendiendo con los años y la vamos adaptando a nuestra manera de ser o a nuestras inquietudes. Cuando empezamos a salir fuera de Europa, lo hacíamos en viaje organizado por el miedo de no saber muy bien lo que nos íbamos a encontrar, pero vas viendo que desenvolverse, solucionar problemas sobre la marcha, entenderse con la gente aunque no hables su idioma … no es tan difícil y vas cogiendo confianza en ti mismo. De todas formas, en mi manera de viajar ha habido un antes y un después desde que entró Internet en mi vida. Ha cambiado la forma y algunas de las preferencias pero la ilusión es la misma ahora que cuando empecé.
Igual que a ti, me gusta el contacto con la gente, los mercados, observar y empaparse de la vida de un lugar … aunque a veces resulte cansino. Me gusta la gente, pero me encanta también la tranquilidad de los espacios naturales y un viaje que combine ambas cosas es mi ideal.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Esa es la clave Katy, disfrutar cada segunod independientemente de lo que hagas.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Yo no creo que se pierda la avidez, lo que pasa es que eliges, y callejuelar mola mucho.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam:

No creo que se trate de ir a un sitio turístico o no, que al final todos lo suelen ser, sino de como dices vivir una experiencia y aprender. Lo de los buses locales siempre me ha gustado.

Un beso
Pd - perdonada por el laspus linguae

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Pues si, es un poco como dices, cuestión de tiempos.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola rafa:

Eso es, lo que veas o hagas saborealo. Entrar por ejemplo en el Prado y al rato querer acelerar la visita para ver y no sentir no merece mucho la pena.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Asun:

En los viajes también aflora nuestra personalidad y por lo que veo tu eres una persona más o menos organizada, lo que no quiere decir que con esa organización no disfrutes sino todo lo contrario.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Maria Teresa:

Si, posiblemente sea eso, no se si es una cuestión de aprendizaje, pero si de modelización del viaje a la personalidad de cada uno, y por supuesto a la forma de organizarse, planificarse y elegir. En este sentido, creo que Internet nos ha cambiado a todos la forma en la que viajábamos y lo que buscábamos en los viajes.
Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...