lunes, 3 de enero de 2011

De propósitos, deseos y el sentido de la vida



Comienza el año en Soul Business y lo hace al ralentí, sin un objetivo claro y, como habitualmente, sin una temática concreta: es decir, a mi bola. No es este el momento para hacer un balance del blog ni tampoco para hacer un resumen del año, que ya se hizo en su momento, sino más bien, el primer post de este año quiero que sea auto motivador y sirva para ir cogiendo fuerzas para un año que se presenta complicado.

Los humanos tendemos a medir, acotar o regular nuestra existencia en periodos de tiempo, como si nuestra vida estuviese delimitada por etapas que hay que cerrar y abrir, etapas en las que se hace necesario cambiar, unas veces de motu propio, otras por que te las cambian y otras, pues no se sabe muy bien por qué. El caso es que vamos cambiando y hay periodos más propensos como pueden ser el inicio del año o después de las vacaciones de verano.

La razón es que en esas fechas hacemos propósitos (buenos, que un cambio sin mejora ni es cambio ni es nada) con los que creemos que nuestra vida dará un salto de calidad y seremos más felices. De esta forma, a primeros de año hacemos nuestra lista particular de buenos propósitos que la mitad de veces no cumplimos o hacemos como con los fascículos por entregas, que nos los saltamos o los abandonamos (dejar de fumar, adelgazar, llamar a los amigos, apuntarse a un curso de inglés, ayudar en una ONG, ir al gimnasio y hacer deporte, etcétera) Pienso que el fracaso de poner en práctica de forma efectiva tan buenas intenciones se debe a dos razones principalmente: una de ellas es que los propósitos los vemos como obligaciones, pero como éstas sólo suelen afectarnos de forma personal y son auto impuestas (no olvidemos que son nuestros propósitos) a las primeras de cambio, o cuando tenemos el día tonto, las dejamos de lado, lo que a la larga provoca el abandono. Algunos a esto lo llamarán falta de fuerza de voluntad. Es posible, pero para mi la clave está en poner una fecha de arranque determinada. Llamémosla fecha de buenos propósitos. Es cierto que algunos consiguen sus objetivos, pero la mayoría no suele aguantar más allá de un par de meses.

La otra razón es que confundimos propósitos con deseos, y los deseos, si bien pueden ser ese pequeño o gran empujón que necesitamos, por sí mismos no funcionan con lo cual las expectativas que teníamos no se cumplen dejándonos el sinsabor del fracaso, o una desazón que nos paraliza y puede llegar a deprimirnos.

Todo esto viene a cuento de que hoy leía un párrafo del Calendario de la sabiduría de Leon Tolstoi correspondiente al día 3 de enero, fecha de publicación del post y lo he relacionado con los buenos propósitos que, teóricamente, nos hacen más felices.

Imaginad por un momento que el único propósito de vuestra vida es vuestra felicidad. Entonces, la vida deviene algo cruel y sin sentido. Tenéis que abrazar lo que la sabiduría de la humanidad, vuestro intelecto y vuestro corazón os dicen: que el sentido de la vida es servir a la fuerza que os envió al mundo. Entonces, la vida deviene un goce constante.

"Imaginad por un momento que el único propósito de vuestra vida es vuestra felicidad. Entonces, la vida deviene algo cruel y sin sentido. Tenéis que abrazar lo que la sabiduría de la humanidad, vuestro intelecto y vuestro corazón os dicen: que el sentido de la vida es servir a la fuerza que os envió al mundo. Entonces, la vida deviene un goce constante".
Leon Tolstoi

Le he estado dando vueltas y me he dicho, en realidad no se deben hacer buenos propósitos, ni desearlos, sino dar sentido a lo que somos, sin obligaciones, sin ambicionar un resultado, sino simplemente vivir de acuerdo a tu corazón y a tu conciencia. Lo demás ya vendrá.

Os deseo desde la cabeza, el alma y el corazón un estupendo año.

 .

16 comentarios:

Katy dijo...

Ante todo feliz ño y felices ideas.
Duelo hacer exámen de lo de no hice y soy de las suelo ponerme unas metas y trabajar para conseguirlas. No suelen ser muchos, pero si algunos concretos y que he llevado a buen puerto la mayoría de veces. Y suelen tener mucho que ver con el ser y no involuctar a nadie en ellos.
Pero cada uno es cda uno y se organiza como quiere.
Te dejo justo el enlace que subi sobre el tema, porque si algo tengo claro es que hablando no se entiende la gente. Al menos yo:)
http://katy-tocandootrospalillos.blogspot.com/2010/12/mis-deseos-para-el-nuevo-ano.html
Un beso y me alegro de vuelta

Asun dijo...

Yo antes sí que me hacía mi lista de buenos propósitos para el nuevo año, pero hace ya tiempo que dejé de hacerla, creo que cuando me di cuenta de que no servía de nada porque eran propósitos que a los dos días ya estaban olvidados.

Que tengas un muy Feliz Año.

Besos

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:

Suscribo todos tus sentimiento en estos momentos. La única manera de ser realmente feliz es haciendo en cada momento lo que consideras que debes de hacer. Y punto.
Feliz año.

Josep Julián dijo...

Hola Fernando:
¡Que Dios te oiga! La verdad es que no nos vendría nada mal que este fuera un año normal si no es demasiado pedir.
Un fuerte abrazo.

Myriam dijo...

¡¡A por el goce constante, entonces!!!

¡Qué bien me viene tu reflexión!

Te deseo un 2011 lo más benigno que te peuda ser, en el que además concretes tus objetivos.

Un fuerte abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Ya lei tu entrada y dejé un comentario, que de alguna manera completa este. Como dices, cada uno es como es y se organiza como puede
Un beso y feliz año

Fernando López Fernández dijo...

Hola Asun:

Lo ves, cuestión de estadística je je.
Eran deseos más que propositos. Feliz año

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Me ha gustado eso de y punto, ¿para qué darle más vueltas?

Un abrazo y feliz año

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:

Pues no estaría mal un año, más que normal, tranquilo y sin zozobras.

Un abrazo josep y feliz año

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam

Gracias por tus buenos deseos que son recíprocos para ti. Feliz año

MaS dijo...

Ni propositos, ni buenas ideas, deseos sí, pero como las nubes, allá lejos, sin definición ni rumbo, preciosos ellos, ellas inalcalzanbles...así las cosas, ponemos, pongo ( y te adelanto que estoy completamente de acuerdo con todo lo que escribes) los pies en el suelo y como Josep, sólo pido, sueño, me propongo que este año sea normal-lineal-vulgar-rectilineo...porque parece ser que lo que se sale de ahí, se considera malo.
¿cobardía?
¿poco arrojo?...pues tal vez. Pero las pérdidas humanas, el dolor, el daño, y demás eventos gris-oscuro que suelen acompañarnos el resto de dias, los colocamos en esa estantería.
Propongo un cambio de actitud, y que cuando pongamos un pie en la alfombra a eso de las 7.00, lo primero que amanezca sea, una sonrisa.
Nos vemos, querido, nos leemos, nos comentamos, y seguiremos "puliendonos".
Se te admira, M.

Marga dijo...

Desde luego Fernando eres increible, me gustan tus post casi tanto como cuando hablamos de viajes con un Gin Tonic en la mano situados el la barra de la Sala Galileo...
Tus post te hacen reflexionar y a la vez disfrutar y compartir las experiencias que a todos nos suceden.
mil gracias.

Nos vemos prontito

Fernando López Fernández dijo...

Hola MaS:

Me apunto a ese cambio María, aunque es raro el día que no me levanto con una sonrisa o al menos no cabreado con el mundo ni conmigo. Nos seguimos leyendo, comentando y puliendo.
Un beso sonriente

Fernando López Fernández dijo...

Hola Marga:

Qué sorpresa y que alegría verte por aquí. Gracias por pasarte, a ver si nos vemos pronto y seguimos hablando de viajes de magia y de vida.

Un beso y a ver si podemos conversarnos unos gin tonics o lo que haga falta.

Myriam dijo...

Vuelvo a leer detenidamente tu entrada y a meditar sobre esta frase " dar sentido a lo que somos" . He aquí el secreto del goce constante.

Me hace mucho bien esta relectura, gracias y besos.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam:

Gracias a ti como siempre, Te deseo un grandísimo año.
Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...