miércoles, 3 de noviembre de 2010

Toubab: un diario de viaje en bruto: País Bassari II



Continuamos durante esta semana con Toubab y la continuación de la jornada del viaje. Quedan muchas cosas que contar; organización social, temperaturas, miradas etc, pero como ya dije en el post de ayer es un bruto.

Feliz miércoles: Hoy Thinking Souls: Ambición y dinero con Pablo Rodríguez, Fernando Rodríguez de Rivera, Francisco Alcaide, Katy, Rafa Bartolomé, Javier Rodríguez Albuquerque y José Luis Montero.



Paseo por el País Bassari

Volvemos al coche. Abandonamos Ibel tomamos una pista de tierra para dirigirnos a Dindifello. Comenzamos a vadear arroyos, a protegernos de las ramos de los arbustos, de los termiteros, salvar socavones y circular por caminos que no parecen señalizados. Da la sensación de que en cualquier momento te puedes perder. Van apareciendo varios poblados, aldeas perdidas, de tres o cuatro casas, aldeas aisladas de todo. La gente saluda al guía y al conductor, intercambian palabras.

Llegamos a Dindifelo, un pequeño poblado con pequeñas casuchas y chozas diseminadas pero con unas impresionante vistas a las montañas de Futa Jalom que, de alguna manera marcan la frontera con Guinea Bissau. Hacemos una pequeña parada en el campamento Villageois para reconfirmar la comida que habíamos encargado cuando salimos de Kedougou y partimos a pie para visita las cascada de Dindifello.

Lo primero que hacemos es pagar al fulano el acceso y luego caminar por un sendero en el que abundan los termiteros. Se escuchan los lejanos chillidos de los Chimpancés, pero no alcanzo a ver ninguno. Amadou me dice que mire hacia tal o cual sitio, pero no veo nada. El último tramo, hasta llegar a la cascada se hace a través de un terreno umbroso en el que se pudren las hojas caídas de los árboles, se encuentra también basura.


En un tramo, las mujeres lavan la ropa ensuciando, si cabe, un poco más el ambiente. Finalmente, la llegada a la cascada no impresiona mucho. El agua cae a una pequeña poza color verdosa, no muy grande. Lo realmente interesante es observar como cae el agua, casi a cámara lenta. No es una cascada de gran caudal, o quizás sea que no es la mejor época, pero lo más interesantes es ver como se precipita el agua dulcemente.


Hace mucho calor, pero aún así no decido bañarme y prefiero seguir elevando los ojos hacia la cima de la montaña mientras imagino la época de los exploradores. Regresamos al campamento y almorzamos el sabroso, pero escaso  Yassa poulet que nos han preparado.

Al regreso Amadou me pide permiso para llevar a algunos lugareños en  nuestro vehículo. Las comunicaciones con Kedougou sólo se pueden hacer en 4x4 o en furgonetas preparadas. No hay carreteras y un automóvil normal no puede circular ni de broma por esas pistas. Me comenta, que serán cuatro las personas, pero acaban siendo ocho las que llevaremos. A mi no me importa. Accedo con gusto y el viaje se convierte en una sucesión de voces que acompaña la música guineana que hemos puesto en el cassete. Regresamos a Kedougou entre mil baches.

12 comentarios:

Katy dijo...

Te imagino bien apretadito como srdina en lata con los lugareños:)
Bonitas fotos. Realmente no se aprecia bien la caida de la casacada. Vaya valor que le has echado al bañarte.
Me ha gustado tu relato sencillo pero rico en matices.
Un beso

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Me caen gotas de sudor, sólo con leer la aventura. Lo de la lata de sardinas, genial. Supongo que lleverías también animales, cajas y bolsas de todo tipo, que adornarian el 4x4 por todos los costados, ¿no?
Un abrazo.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Tu narración me traslada a esas películas de aventureros por la selva. ¿Llevabais machetes para abriros paso? Je,je.
El viaje de regreso hubo de ser muy simpático: te imagino repleta tu cara de moscas, de esas gordas, y no poderlas espantar al no poder mover los brazos. Otra vez je, je
Un abrazo

MTTJ dijo...

¡Qué fotos tan bonitas! y ¡qué rico el yassa poulet!. Referente a esto, no sé si sabrás lo que es "el pollo en bicicleta".Al contrario que nosotros que apreciamos los pollos camperos, criados en libertad, en Senegal les llaman pollos en bicicleta por comparación con la musculatura más "hecha" debido al ejercicio físico. Me hizo mucha gracia esta expresión.

Un abrazo

M.Teresa

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

gracias pero no no me bañé, lo de apretaditos fue una constante pero eso forma parte del encanto o del horror de los viajes.

Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

qué exagerado, pareces de Bilbao, la verdad es que este en concreto no iba muy adornado, y menos mal porque otros silo iban y la sensación es algo extraña.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Tampoco te pases, que no fue una aventura de Indiana Jones, y lo de las moscas , uno acaba por acostumbrarse.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María Teresa:

Gracias por lo de las fotos , pero ni de lejos se acercan a las que haces tú. No conocía lo que comentas de l yassa poulet (que está riqísimo como dices) y me ha parecido muy curioso Gracias por aportar más información.

Un abrazo

Myriam dijo...

Lindo viaje, este, lleno d evivencias y sorpresas. me imagino el bicho raro que eras para los lugareños, siendo un toubab tan blanquito... y como no iban aviajar contigo? Esa fué seguro una gran aventuras para ellos también.
P

Fernando López Fernández dijo...

ja ja Myriam. Supongo que así era , la curiosidad era mutua.
Un beso

Asun dijo...

Seguramente los lugareños recordarán y contarán a sus nietos la aventura del Toubab que muy amablemente decidió compartir su transporte para llevarles a ellos.
Como se suele decir: donde comen dos comen tres. En este caso, donde entran dos entran diez, y de hecho entraron.

Un beso, y feliz fin de semana.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Asun:

Pues no lo se, lo que si estoy seguro porque lo he visto es que en Africa donde comen cuatro comen diez y así, tienen un sentido de la vida muy distinto al nuestro.
Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...