jueves, 25 de noviembre de 2010

Lo que te puede pasar si sólo tienes un punto de vista o ¿cuál es tu nivel de coherencia?


En ocasiones nos obcecamos con una única visión de las cosas. Tendemos a ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el nuestro. Percibimos como nos da la gana o como nos interesa; y criticamos o acusamos a los demás de cosas que hacemos nosotros. Es normal, humano, aunque no adecuado.

Da lo mismo el tema que se toque.  Trabajo, gobierno, inmigración, capitalismo, solidaridad, negocios, ética, tendencias… lo que hace el resto nada tiene que ver con nuestra forma de pensar o actuar.

Nos pasamos de listos y solemos decir aquello de “no es lo mismo” intentando justificar unas diferencias que objetivamente no existen y se nos llena la boca de sentencias y frases que curiosamente se pronuncian con la vehemencia de quien está enfadado y no con la serenidad que aporta la rectitud. ¿Curioso no? Fijaos en vuestro jefe, o en algún empleado, o en un político, en lo que veis y observáis a vuestro alrededor y coincidiréis conmigo en que esto ocurre muy a menudo.

Pero en el fondo, mucho de lo que criticamos podría ser un reflejo de lo que somos. Y es que nuestro nivel de coherencia dependiendo del día está bajo mínimos.

La historia nos ha dejado múltiples anécdotas que lo confirman. Como las que os dejo hoy.

Feliz fin de semana

Se cuenta que llevaron preso ante Alejandro Magno al capitán de un barco pirata. Alejandro le reprochó su conducta en los mares y el pirata, sabiendo que iba ser castigado solicitó defenderse:

- Me llaman pirata porque sólo tengo un barco. Si tuviera toda una escuadra y un ejercito, me llamarían conquistador.

No tuvo Alejandro Magno más que reconocer que tenía razón y decidió perdonarle la vida.

Otra historia nos narra que un amigo del poeta Calímaco de Cirene, le contó que su vecino había hablado de cosas con él que no favorecían en absoluto al poeta. Calímaco respondió:

- El no habría hecho eso de no haber sabido que le oías con gusto.

Durante una visita a Inglaterra, un periodista le preguntó a Gandhi qué era lo que opinaba sobre la civilización occidental y su forma de vida.

- Cuando leo el Evangelio, me siento cristiano; pero cuando veo a los cristianos hacer la guerra, oprimir a los pueblos colonizados, enriquecerse, beber alcohol y fumar opio, me doy cuenta de que ellos no viven de acuerdo al Evangelio.

Otra anécdota cuenta que durante una visita del presidente de la entonces Unión Soviética Nikita Kruschev a Estados Unidos, un periodista le preguntó que si en caso de que se desencadenase una guerra por seres extraterrestres Rusia y Estados Unidos se unirían para repeler el ataque.

Kruschev le miró con calma y le dijo.

- Joven, usted no ha pensado bien su pregunta ¿Imagina usted que seres dotados de la inteligencia suficiente para realizar viajes interplanetarios o interestelares serian capaces de pensar en declarar la guerra a alguien?

Un soldado del ejercito del mariscal Mauricio de Sajonia fue encontrado culpable de haber robado gallinas por valor de seis francos y, en consecuencia, fue condenado a muerte. El mariscal, que estaba presente en el juicio sumarísimo, le dijo:

- ¡Eres un idiota! ¡Jugarte la vida por seis francos!

- Mi general, en el frente me la juego cada día por veinticinco céntimos.

Gracias a tan certera respuesta salvó la vida. 

12 comentarios:

Katy dijo...

Una de las cosas que definen a una persona es la coherencia. Mi padre desde pequeñas nos enseño a intentar ser coherentes con esta sencilla frase: “No se puede predicar agua y beber vino”
Mi palabra me debe de comprometer de tal manera que debo de actuar en consecuencia.
No como aquella mujer que comentaba que su hija había tenido una gran suerte porque el marido hacía todas las cosas de la casa mientras ella leía tranquilamente. Y su hijo había tenido muy mala suerte porque se había casado con una vaga que leía el periódico mientras él recogía la casa.
Buen post
Un beso

Josep Julián dijo...

Hola Fernando:
Sólo telegráficamente para decir que si escucháramos lo que decimos sólo cinco minutos después de haber hablado abomínaríamos de buena parte de nuestro discurso.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Fernando
Decía Thomas Mann que Heydrich era tan increiblmente bueno descubriendo la sdebilidades de los demás porque el las poseía todas...
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
El otro día volví a ver "El club de los poetas muertos". Creo que fuiste tu el que hizo algún comentario hace poco con relación a esta peli. Pues la escena en que el profe se sube a la mesa y luego invita a los demás a hacer lo propio, para ver el mundo desde otro punto de vista, tiene mucho que ver con lo que hoy escribes.
Es genial.
Me encantó volver a verla.
Un abrazo.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Creo que es bastante difícil ser coherente ya que nos bombardean continuamente desde todos los medios. Nos dirigen o al menos lo intentan hacia donde ellos les interesa: moda, economía, alimentación, competitividad, etc.
Pero para eso está la cabeza de cada uno.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

@Katy

Así es Katy, pero a veces es tan difícil. Somos contradicción.Aun así hay que seguir intentándolo.
Un beso

@JosepJulian

Pues totalmente de acuerdo con su comentario telegráfico. Incluso, añadiría, que en menos tiempo también nos dariamos cuenta.
Un abrazo


@JLMON

Y todos hemos experimentado esas debilidades, creo. Un abrazo

@Javier Rodríguez Albuquerque

Pues creo que no fui yo, pero en cualquier caso, algo así es lo que quería decir.
Un abrazo

@Rafa Bartolomé

Es díficil, porque aparte de que somos contradicción, lo que apuntas lo complica mucho más.
Un abrazo

Myriam dijo...

Excelentes los ejemplos a cual mejor.

Y especialmente buena la de NIKita Krushev...... y estando en tema, nunca, nuca estuvismos m[as cerca d ela destrucción del planeta como cuando la crisis d elso misiles de Cuba y no fué.
Deberíamos repasar la historia

Y como me voy pro lso Cerros de Ubeda, tienes razón, que cado uno asuma la resposabilidad de sus actos en lugar d emirar y criticar lo que hace el otro...

Besos, me voy a dormir que me agarró la noche.


Una última cosita, no me digas que esa foto la tomaste tú parado en ese camino... ¿Y si la piedra rodaba hacia ti y te aplastaba?

Asun dijo...

Más nos valdría ser más conscientes de nuestros propios defectos y errores y no ocuparnos tanto de los de los demás.

Besos

pepemoral dijo...

Excepcional post, Fernando!! me han encantado todos los ejemplos que has puesto; me reservo el derecho a utilizarlos en el futuro!
Un abrazo,
Pepe

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam
Asi es Myriam, hay que repasar la historia. lo que dices de los misiles de Cuba es cierto, fue un momento especialmente tenso, pero al final, no llegó la sangre al rio.
La foto es Mamallapuram en India y la piedar , como ves está en perfecto equilibrio. No habia peligro y aunque cada día menos ágil, hubiese corrido como un galgo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Asun:
Pues tiene usted toda la razón. Besos

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pepe:
Me alegra que te hayan gustado y como sabes en Soul Business hay barra libre por lo que todos tuyos.
Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...