lunes, 22 de noviembre de 2010

¿Habría que prohibir los cómics de Asterix?

Creo que casi todo el mundo conoce las historias de Asterix. Muchos las conservamos. A varias generaciones nos han hecho pasar unos ratos estupendos. Sin embargo, he de confesar que estoy preocupado.

Si, ya se que se trata de un comic y que las historietas están llenas de parodias y estereotipos, pero claro, con los tiempos que corren, no se yo si a alguna mente calenturienta, al mejor estilo de Torquemada y sus chicos, le dará por censurarlas y retirarlas del mercado. Puede parecer una broma, pero tal y como está el patio no me extrañaría. Y es que en sus páginas se pueden observar, cuando menos, comportamientos bastante extraños que no están alienados con los tiempos de hoy. 

Todo esto viene a cuento de que ayer estuve leyendo algunos de ellos que encontré mientras buscaba otras cosas y pensé: ¡qué raro! Con todo esto de lo políticamente correcto, el buen rollismo, de salvaguardar la moral, lo que debe ser y lo que no puede ser, lo normal es que desaparecieran a la orden de ya por fomentar conductas machistas, la violencia, la obesidad y tantas y tantas cosas…porque salvo los valores de la amistad y la ocasional solidaridad, pocas cosas positivas se pueden extraer de los irreductibles galos. Y si no fijaos:

Los galos basan su fuerza en las pócimas de Panoramix, en un estimulante o droguilla que les provoca un subidón de adrenalina, pero que por lo visto, debe alterar el cerebro porque todo, o casi todo, lo solucionan a leches. No razonan. Primero dan y luego preguntan. Poco dialogo, y no sólo con los romanos, sino con todo aquel que ve las cosas de otra manera a la suya. Una pócima para la violencia. Además con efectos secundarios. Fijaos en Obelix, se cayó en la marmita y lo que más le pone, además de comer como Pantagruel es repartir estopa por el hecho de repartir.

Además, si quisieran podrían devolver la libertad al resto de la Galia. Tan sólo repartiendo más poción entre otros galos se solucionaba el problema rápidamente, pero su seguridad no la comparten con el resto; son un poco egoístas en este sentido.

Lo de las mujeres también tiene delito. Siempre están en un segundo plano, son tratadas de forma machista o de medio tontas y sólo cuando el pamplinas de Obelix o el astuto Asterix se enamoran de una, parece que son más listas. Nunca o casi nunca aparecen en los banquetes y prácticamente sólo se las ve haciendo la compra en la pescadería de Ordenalfabetix o criticándose unas a otras. Machismo por un tubo.

Tampoco es que sigan una dieta mediterránea, pues poca veces se les ve comer verdura y casi siempre comen Jabalí: en grandes cantidades, eso sí. Claro, que dadas las condiciones sanitarias en las que se vende el pescado en el pueblo (permitido por las autoridades sanitarias) y que suele ser motivo de peleas, es normal que lo tomen la menos de las veces.
Y ¿qué me decís del pobre bardo? ¿por qué siempre le excluyen de las fiestas, le tapan la boca y le atan? ¿por qué ese poco respeto a su profesión aunque cante fatal? Eso también es discriminación.

Y puestos a pensar ¿en qué curra el jefe?, ¿cuál es su ocupación aparte de bañarse una vez al año? No sé, pero en eso pueblo trabajar, trabajar pocos: Obelix con sus menhires que para el es como modelar plastilina, el herrero que se pasa la vida haciendo armas y el pescadero que vende genero en mal estado. De vez en cuando alguno pasea vacas, pero no se ve a muchos trabajar.

Y uno piensa si éstas historias, en manos de los niños no será peligroso, porque si sacamos punta al asunto, en las historias aparecen varios de los pecados capitales ira, gula, pereza, soberbia, envidia y menos la avaricia y la lujuria que apenas aparecen, los otros se suelen repetir.

Dado como somos a sacar los pies del tiesto, a montar el pollo por cualquier cosa y crear debate en tertulias televisivas en las que los paladines de lo “único correcto” se dedican a la perorata interminable por la cosa más nimia, me extraña que no hayan pedido la retirada inminente de las historias de los irreductibles galos, de las historias del Pato Donald, (que también tiene lo suyo) y del Correcaminos (que éste, por cargante estaría hasta justificado).

Dentro de unos días volverán las campañas sobre los juguetes responsables, que no sean sexistas, que no sean bélicos…habrá debate, pero al final los mismos que lo provocan acabaran por hacer la vista gorda con el último video juego sobre los comandos especiales o les compran un karaoke para que sean como los chicos de Operación Triunfo  o si les llevas la contraria te pegaran dos gritos o te darán dos leches.

Los mismos que un día se querrán cargar los tebeos de Asterix. Y es que no hay que sacar las cosas de quicio;  y a veces se nos va la almendra buscando tres pies al gato.

Feliz lunes


14 comentarios:

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Cuando he leído el título de tu post me he asustado. Con lo bien que lo he pasado con Asterix y Obelix. La verdad es que leído tu escrito tienes mucha razón, lo reconozco. No sé muy bien qué decir, tan sólo que como dices se trata de un cómic que quizás le exculpe; pero entiendo que has metido el dedo en la llaga, amigo. Lo de los juguetes me preocupa más, lo veo más dañino.
Un abrazo

Asun dijo...

Uuuuuyyyyyy... No des ideas, que puede haber alguien escuchándote que se le encienda la bombilla.
A mí nunca me han atraído demasiado Asterix y Obelix (¿será porque de pequeña nunca cayeron en mis manos?) y creo que no he leído ninguno, pero por lo que dices seguro que habría más de uno que encontraría motivos más que suficientes para debatir sobre bobadas. Mejor sería que se cuestionara todos esos videojuegos con una grado altísimo de violencia.

Un beso, y feliz semana

Katy dijo...

Hola Fernando prohibir nunca. ¿Retirarlos? tampoco. La historia es algo que permanece. Ocurrió y como tal hay que asumirla. La literatura también está inscrita en este marco del tiempo y del conocimiento.
Como ahora hay menos creatividad resulta que el hobby de los artistas en vez de crear consiste en criticar lo creado. Por esta regla de tres habría que eliminar muchos cuadros famosos, eliminar la música con la con la que muchos soñamos, y del cine ni hablar.
Se dijo que los libros de Tarzán eran racistas, que los cuentos de Cenicienta y Blancanieves machitas y así con todo. Los seres evolucionamos y esto lleva al cambio. Pero las piedrecitas de Pulgarcito siguen mostrándonos como fue el camino.
Un beso y feliz semana

Begoña Gamonal Flores dijo...

Buenos días, Fernando.

Cómo van a eliminar esos cómics, después de las "idílicas" sobremesas y , a media tarde, con los "Diarios de Ana, Patricia, Carmen",etc, con la actuación estelar de nuestra Belencita echando culebras por la boca en horas de máxima audiencia infantil en nuestra televisión?.
Y no digamos si nos fijamos en las campañas sexuales que nuestros políticos nos están dando en algunas autonomías...

Un beso. Pero sí, cualquier día nos quitan nuestro pasado, poco les falta...

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Me alegra mucho que hayas tocado este tema, puesto que somos una cuadrilla de hipócritas con sobresaliente. Nos dejamos las energías en chorradas como las que mencionas, con tal de no mirar realmente a la raíz de nuestros problemas.
En fin, contradicciones de la raza humana... supongo.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Me ha encantado Fernando, ¡qué bueno!
De todas formas, yo me quedo con Mortadelo y Filemon, ya sabes, son más...
Cuidate

Fernando López Fernández dijo...

@rafabartolome

Es que para mi es solo un tebeo, no le busco más explicaciones como tampoco se la busco a que los niñas quieran jugar a las muñecas y los niños al fútbol o que quieran jugar a indios o vaqueros. Hay cosas que se pasan.
Un abrazo y feliz semana

@Asun

Pues es que es así, a veces discutimos por bobadas (que hemos alimentado los adultos) y luego hacemos la vista gorda con cosas que si son preocupantes y que fomentan los antivalores más que estas historietas que, al fin y al cabo, no son más que eso, historietas.
Un beso y feliz semana

@Katy

El problema es que al final se va sacando punta a todo o criticando, pero en lo esencial no se mejora. Y eso es muy peligroso.
Un beso y feliz semana

@begoña gamonal
Eso me pregunto yo, pero no me extrañaría que un día pasase como cuenta Katy con lo de Tarzán. El problema no es que nos quiten el pasado sino que lo quieran reinventar a su manera, que cada uno ve lo que quiere ver y yo, como decía en estas cosas solo veo un cómic.
Un beso y feliz semana

@Javier Rodríguez Albuquerque
Es que es así, nos centramos en la periferia para no afrontar los verdaderos problemas de educación que tenemos. Contradicciones como dices.
Un abrazo y feliz semana

@JlMON
Me alegro que te haya gustado José Luis y si, Mortadelo y Filemón son…más de aquí, pero también para darles un repaso si hace falta.
Un abrazo y feliz semana

Fernando dijo...

Hola Fernando: Fantástico post, ¡enhorabuena! Me lo he pasado genial leyéndolo porque hace unos días hablaba con unos amigos exactamente de lo mismo (aunque no de Asterix). En este caso me sacaban a colación "Verano Azul" (los padres tomando whiskies, las madres en la cocina, Piraña comiendo a todas horas, niños montando en bicicleta por carreteras sin cascos y fumando a escondidas, etc.). Si cogiéramos por banda a Tintín, se podría hacer otra retahíla de clichés.

Como bien dices, lo triste es nos quedamos en lo accesorio y en pos de la "verdadera moral" nos olvidamos que Astérix, Verano Azul o Tintín, nos muestran a personajes solidarios, dispuestos a ponerse en peligro por sus amigos, con ética y valores (se separa el bien del mal, sin relativismos).

Vamos camino de repetir la hipocresía americana que tan bien representó Sam Mendes en American Beauty.

Un fuerte abrazo

Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myriam dijo...

Excelente tu reflexión y tiene mucha tela para meditar y meditar enserio.

Me divertí mucho leyéndolos hace mucho tiempo.

ESta frase no entiendo: "comportamientos bastante extraños que no están alienados con los tiempos de hoy" que quisiste decir....¿no están alineados? o ¿alejados? o ¿?

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:

Muchas gracias por pasarte. El tema que sea es un poco lo mismo ya se trate de verano azul o Asterix, sino como apuntas, que nos movemos en un mundo bastante hipócrita. Pero somos lo que hacemos.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myr:

tu que eres profesional de la psicología podrás decirnos si esto que está ocurriendo es normal. La palabra está bien, quise decir alienados de alineación.
Un abrazo

pepemoral dijo...

Qué decir... Brillante!!! espérate no vaya a ser que a más de uno se le ocurra que son dañinos y perjudiciales; lo cierto es que todo lo que dices es cierto, pero son como un chiste de andaluces o vascos bien contado, no hay que tomárselo demasiado en serio; es broma!
un abrazo,
Pepe

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pepe:

Es que es como dices, las cosas hay que tomarselas en su justa medida y no hacer un mundo de cualquier cosa.
Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...