miércoles, 17 de noviembre de 2010

El dolor de las nubes



Hay días que amanecen brillantes, llenos de vida y a cierta hora se nublan. Hay nubes que afectan y otras que no. No importa si son negras o violetas; no importa si son cúmulos, cirros o aisladas. Si son constantes, de evolución, o si desaparecerán. 

Lo que realmente importa es si la nube duele. A mí  hay nubes que me duelen, no por lo oscuras que sean, que los colores y matices son bonitos, sino más bien porque cuando las miro me gustan y desearía que dibujasen en el cielo sus más bellas formas: si habéis  mirado alguna vez las nubes dejando la mirada más de varios minutos sabréis de lo que hablo.

Y uno mira y mira y desea construirlas y manejarlas según sus gustos o, al menos que guarden cierta armonía con lo que tu estás construyendo con tu mirada, pero al final sabes que los vientos o los acontecimientos cambian el rumbo de tus deseos lo que te lleva a vivir en una eterna borrasca con respiros de días claros, como si fueses un escocés de las tierras altas.

Ese quizá sea mi destino, o posiblemente me haya acostumbrado a ello. Hoy he tenido otro de esos difíciles en los que parezco la bolsa, puñetera borrasca de subidas y bajadas.

Mi madre sabía y sabe de mi, y por eso quizá escribió esto hace tantos años que en lugar de bigote me salía pelusilla, pero que os dejo (sin consultarla, sin SGAE por medio,  ni nada que reclamar por parte de su autoría) porque en realidad no ha cambiado nada . La  vida, en mi caso, es continua borrasca, pero a fuerza de convivir con ella me manejo en este “valle de lágrimas”

Si yo pudiera adentrarme,
dentro de esa tu borrasca..
Pasar como un aire suave,
que diera paz a tu alma

Si todo fuera silencio
Si tu por fin escucharas
Oirías mi corazón …latiendo
a golpe de aldaba

Llamando dentro del tuyo
para pedirte posada…
posada del peregrino
que no quiere pedir nada

¡Sólo entregarte su amor,
su verdad y su esperanza!

A mi hay días que me duelen las nubes, pero eso no me impide desearos un Feliz miércoles.

Hoy Thinking Souls: Comentarios frescos con Myriam, Francisco Alcaide, Rafa Bartolomé, Pepe Moral, Katy, Fernando Rodríguez de Rivera y Begoña Gamonal

14 comentarios:

Nela dijo...

Gracias por tu deseos y por hacernos saber que las nubes duelen.
Besos
nela

Katy dijo...

"La vida, en mi caso, es continua borrasca, pero a fuerza de convivir con ella me manejo en este “valle de lágrimas”
Esto es casi una declaración de principios, pero no creo que sea así. Has tenido un mal día pero las borrascas y hasta los huracanes desaparecen.
Lo que hace falta es que no te dejen demasiado maltrecho.
Hoy amaneció lloviendo, para unos es causa de alegría, para otros un fastidio. Seguro que sabes manejarlas.
"Si todo fuera silencio, Si tu por fin escucharas, Oirías mi corazón latiendo a golpe de aldaba"
Solo falta hacer silencio y no es fácil. Bellísima poesía la tu madre.
Te deseo el mejor de los miércoles posibles.
Un beso

JLMON dijo...

Las nubes duelen....bonito Fernando, de verdad e inspirador, gracias

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Dos ideas:
Una: De niños jugábamos a ver figuras en las nubes. Hoy todavía lo hago.
Dos: aquí llueve un montón y no hay día que no haya nubes, de un tipo o de otro. Esto es mi felicidad y supongo que la de muchos.
¡Vivan las nubes!
Un abrazo.

Asun dijo...

Y hay días que aparecen nublados desde que amanece.
No sabes cuanto comparto contigo esta sensación.

El poema de tu madre me ha parecido precioso y muy conmovedor.

Un fuerte abrazo, y espero que a lo largo de éste miércoles haya escampado.

MaS dijo...

vaya, no sabía que las nubes dolieran, pero qué narices!, si duelen las palabras, por qué no van a hacerlo las nubes?
Me ha encantado el poema de tu madre, y querido, con esos aldabazos, y este paragüas que yo te ofrezco...no hay nube que se resista!!
pd. en mi caso, llevo algo más de 48 horas resoplando cual vaca...espero que con tanto aire, las nubes que duelen se vayan alejando.
un beso, M.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Me voy a cambiar de blog,¡dáme el de tu madre! Magnífica poesía.
A mi las nubes siempre me han gustado, quizás porque me encantan los días de lluvia; las que traen nieve ya es como jugar al poker y ganar.
<no te veo yo en el mundo de las borrascas, me parece que tu carácter es más bonancible.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

@Nela

Gracias a ti por pasarte por aquí. Besos

@katy

Más que una declaración de principios es una realidad. Y no, o te preocupes, que estoy acostumbrado a reponerme rápido. Gracias por tus deseos, me alegro que te haya gustado la poesia. Un beso.

@JLMON
Me alegro que te haya gustado José Luis. Un abrazo.

@JavierRodríguez Albuquerque

Uno. Creo que compartimos afición Javier. Dos Las nubes rompen la monotonía del cielo. ¡Vivan las nubes pues!
dijo...

@Asun
Asi es Asun, hay días muy nublados, pero al final siempre escampa. Las madres son sabias, gracias. Un beso

@MaS
Pues una cosa más que sabes María. Gracias por el ofrecimiento y el esfuerzo que seguro que ayuda. Eso sí, no deberias resoplar tanto, es malo. Un beso

@RafaBartolome

Pues seguro que ganarías con el cambio. Las nubes tienen algo especial y las de nieve que las conozco bien, además son silenciosas. No te freas que a pesar de que suelo ser tranquilo hay días de muchas borrascas y ésta especialmente no me ha gustado nada.
Un abrazo

Fernando dijo...

¡Qué bonito, Fernando! Creo que la vida es como la naturaleza: hay días de lluvia con tardes de sol, borrascas y anticiclones, días de nieve que son bonitos y otros en los que acabas hasta las narices, porque en el fondo, la vida, sobre todo y ante todo, es un estado de ánimo. Termino el miércoles cansado y con sensación agridulce. Espero que tengas un jueves estupendo.

Un fuerte abrazo

Myriam dijo...

Bello el poema de tu madre.

Dsspúes de la tormenta, sale el sol que te envío en este abrazo:

Un fuerte abrazo lleno de sol-

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:

Magnífico comentario que me llevaré a TS. Porque la vida, como dices, es eso, un estado de ánimo,

Muchas gracias como siempre por pasarte.
Un fuerte abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam:

Pues muchas gracias por el Sol que me envías. Seguro que me hace bien.
Un beso

Begoña Gamonal Flores dijo...

Fernando, ahora entiendo de dónde te viene esta sensibilidad... Precioso poema, ponnos más, o mejor aún: anima a tu mamá a crear un blog, así podremos compartirla, o ya lo tiene?.

Besos.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña:

Gracias, me alegro que te haya gustado, pero no veo a mi madre en esto de los blogs. Gracias por la meciíon y por pasarte.
besos

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...