lunes, 4 de octubre de 2010

Viajar es aprender: las respuestas Monte Nebo y nueces de cola

En esta semana, aunque ya he dado las respuestas en los comentarios de “viajar es aprender” voy a ir ampliando un poco las mismas ofreciendo una breve información, lo que se puede aprender y  lo que me sugiere o me sugirió en su momento la experiencia. Por supuesto, se admiten nuevos enfoques, nuevas sugerencias o matices sobre las mismas, ya sea en el plano de los negocios, de los viajes o de las cosas que interesan que es de lo que va este blog.

Feliz lunes


1 – Monte Nebo – Jordania.

El Monte Nebo está situado a unos siete kilómetros de Madaba y bordea el valle del Jordán. Se dice que éste el lugar desde donde Yahvé mostró al profeta Moisés la Tierra Prometida. También se cuenta que fue allí o en las cercanías donde Moisés murió antes de pisar la Tierra Prometida: por esas dos razones se ha convertido en un lugar santo donde los peregrinos de las tres grandes religiones monoteístas (cristianismo, judaísmo e islamismo) acuden al pequeño monasterio encalvado en lo alto del monte.

Desde allí, en los días claros se puede ver Belén, el lago Tiberiades, el Monte de los Olivos  e incluso Jerusalén. No sé, el día que fui había mucha calima.


¿Qué se puede aprender?

Que, a veces, aunque se hagan todos los esfuerzos necesarios para alcanzar un objetivo (Moisés no llegó a pisar la tierra prometida) no se consiguen ver los resultados.

¿Qué me sugiere?

Qué quizás las diferencias entre cristianismo, judaísmo e islamismo, (que tienen muchos puntos en común y comparten referencias) tengan su origen en un problema territorial relacionado con está área de Oriente Medio porque desde entonces gran parte de los problemas del mundo se originan en los países que albergan la tierra prometida o están relativamente cerca de ella aunque luego se extrapolen a otros lugares y que mientras no haya paz, convivencia real los conflictos seguirán.




 2 – Nueces de cola. Pais Basari - Senegal

Son las semillas del árbol de cola, un árbol que crece en las zonas tropicales, aunque su origen está en África. Estas semillas contienen cafeína en altas dosis, además de otras componentes como el calcio, fósforo, potasio…

Son dos tipos de uso principalmente los que se da a la nuez de cola. El primero como estimulante del sistema nervioso, que ayuda a combatir el cansancio y aumenta la rapidez de pensamiento. Hay que tener en cuenta que el hombre, a diferencia de las máquinas, se cansa y desde hace muchos siglos se sirve de estimulantes o drogas para mitigar los efectos de la fatiga física y mental.

También actúa como vaso dilatador ayudando al sistema respiratorio e incluso muchos lo utilizan como un potente afrodisíaco. Hay que tener mucho cuidado al ingerirlas (generalmente se mastican como si fuese un chicle, aunque ya os digo que están malísimas) porque un exceso de su consumo puede provocar cuadros de ansiedad, taquicardias e incluso aumentar el riesgo de contraer cáncer debido a su contenido en taninos.

En otro orden, regalar nueces de cola es considerado un signo de hospitalidad, de agradecimiento y, en alguno casos, enlaces y negocios como moneda. Cualquier viajero o turista que quiera visitar un poblado deberá proveerse de nueces de cola para entregar a los jefes del poblado y a otras personas como muestra de respeto (rara vez aceptan el dinero como muestra de orgullo, aunque luego te lo saquen vendiéndote souvenirs, pronosticando tu futuro, haciéndote un amuleto etc.), es como una especie de salvoconducto. Cuando estuve en Iwol, literalmente se tiraban a la bolsa donde Amadou, mi guía por el País Basari, repartía las nueces en función de la jerarquía.


¿Qué se puede aprender?

Que casi todos los remedios o  “medicamentos” están al alcance de nuestra mano y que el hombre ha ejercido de cobaya humana a lo largo y ancho de su existencia; que el valor de las cosas es diferente para unos y otros y que éstas no deben tasarse solo en términos monetarios sino, además en términos de utilidad y emocionalidad.

¿Qué me sugiere?

Que los códigos de conducta en realidad no varían mucho de un lugar a otro, que el ser humano es orgulloso por naturaleza y que “los presentes, los regalos” muchas veces son necesarios para abrir puertas.

Que como maquinas imperfectas, todos tomamos estimulantes (medicinas, café, té etc.) para evitar o mitigar el desgaste; que dependemos de la ayuda de la naturaleza para vivir.

15 comentarios:

Katy dijo...

Hola Fernando no andaba decaminada. Ya sabes que estuve en el Monte Nebo (hasta me traje mi piedra de recuerdo)Pero me colé con Israel, realmente es fronterizo. (La ruta del Édo hicimos los tres paísea, Egipto, Jordania e Israel)
A mi me sugiere que hay que sembrar, aunque no seamos nosotros los que recojamosla cosecha. El no lo vio pero lo hicieron sus descendientes. Y que es una tierra que tiene algo especial y por eso se la disputan dos. Los cristianos no creo que tanto. Lo único que desean es preservar los lugares santos.
En lo otro no me atrevo a opinar ytan solo decir que todas nuestra medicinas, estimulante provienen de semillas, transformadas por grandes industrias. Y que la hospitalidad brilla por su ausencia en Occidente.
Un beso y una buena semana

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Así es , es zona fronteriza y puede dar lugar a confusión. Si, un poco es lo que comentas que sembrar es importante aunque uno no sea el que recoja.

En cuanto a lo de las nueces de cola, efectivamebte casi ttodos los componentes para la elaboración de medicinas se encuentran en la naturaleza.

La hospitalidad, desgraciadamente se encuentra cada vez menos en occidente, quizás en los lugares más pequeños se puede ver, pero en los gramdes no suele ser así.

Un beso, feliz semana y gracias por participar.

Myriam dijo...

¡Innnnnteresannnnntísimo, FER, mil gracias!

Besos

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Interesante. Muy interesante. No me sorprende, pero me alegra comprobar que en muchas cosas no hemos cambiado tanto. Y si me apuras y nos comparamos con ciertos animales, pues más de lo mismo.
Un abrazo.

MTTJ dijo...

Muy interesante este post y tus comentarios.
Al respecto y después de haber tenido la oportunidad de conocer diferentes culturas me atrevo a pensar que la raza humana es más simple de lo que nos imaginamos, que la mayoría de pueblos se mueven por los mismos intereses, que los motivos de discordia entre pueblos siempre son los mismos aunque se intenten disfrazar con el tema religioso y sobretodo que una sonrisa la entiende todo el mundo.
Estoy de acuerdo en que la hospitalidad es un bien que escasea, especialmente en Occidente.

Feliz semana

M.Teresa

Asun dijo...

Bueno, me doy por satisfecha, después de todo no andaba tan descaminada.
Muy interesantes todas las explicaciones que das sobre cada una de las fotos.
Esperaré que desarrolles las que faltan.

Besos

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam:

Gracias a ti por participar. Me alegra que te haya parecido interesante.

Feliz semana

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Al final somos parte de la naturaleza y como tal somos un poco animales (tribales, grupales) luchando por un territorio y/o experimentando.
Un abrazo y me voy a tus noticias

Fernando López Fernández dijo...

Hola Maria Teresa:
Completamente de acuerdo. Dentro de la complejidad que otorgamos al ser humano, al final descubrimos que somos muy simples, básicos o como se quiera llamar.

ya sabes lo que dice el refrán "aunque la mona se vista de seda mona se queda" y creemos que disfrazándonos somos diferentes.

Por cierto, nos acabas de regalar una frase para thinking souls "una sonrisa la entiende todo el mundo"

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Asun.

No, no ibas descaminada. te has acercado bastante, pero jugabas con ventaja je je.

explicaré mal o bien todas las respuestas y gracia spo participar

Feliz semana

Begoña Gamonal dijo...

Buenas tardes, Fernando.

Yo no he viajado a ninguno de estos dos sitios, como a otros tantos tampoco, pero me siento afortunada de poder viajar a ellos a través de tus post, de tus percepciones y reflexiones de ellos, genéricas y a la vez personales. Incluso me hago una idea olfativa a través de los elementos que defines de ellos ( nuez de cola, ambiente de la coexistencia de distintas religiones, etc).
Me quedo con tu última frase: dependemos de la ayuda de la naturaleza para vivir. Las drogas naturales forman parte de nuestra historia y de nuestra naturaleza, porque pertenecemos a ella.

Un beso. Gracias por el viaje sensorial a estas dos zonas de nuestro planeta.

Asun dijo...

¿Por qué dices que jugaba con ventaja? Si nunca he estado en ninguno de esos sitios donde has tomado las fotos jejejeje.

Voy a leer la nueva entrada.

Besos

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña:
Me alegro que te haya gustado y que nos acompañes en este viaje. Gracias como siempre por venir.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola de nuevo Asun:

Lo digo porque creo recordar que me comentaste que habías sido guía y siempre existía una posibilidad de que lo conocieses.
Un beso

Asun dijo...

Veo que tienes buena memoria. Es cierto que trabajé de guía, pero no fue mucho tiempo. Mis destinos fueron siempre Marruecos y Europa Central. Los destinos más exóticos los dejaban para guías más experimentados.

Jordania no conozco, pero este Abril pasado sí que estuve en Israel, así que ahí si tenía un poco de ventaja porque el mapa lo tenía más o menos estudiado y las distancias y orientación me ayudaron jejejejeje.

Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...