jueves, 21 de octubre de 2010

¿Tendréis huevos para otras cosas?




Así, con un par. No me parece ni bien ni mal: es la Ley.

Soy fumador, sí, un drogadicto, un tipo que no tiene voluntad, ni ganas, de dejarlo. Se que el tabaco hace mucho daño. Soy consciente de que, aparte de costarme un pastón, que no es nada bueno para mi salud, que por este vicio me rehúye o me mira mal determinada gente, y que, de alguna manera fastidio a otros, el daño a la salud pública (que parece que es de lo que se trata el asunto) es razonablemente pequeño en comparación con otros. Ahora mismo, no sé lo que cuesta el tabaquismo a la salud pública a España, pero me da la sensación de que menos que lo que se ingresa. De no ser así, cualquier gobierno, lo tendría que haber explicado perfectamente. Solo es una cuestión de valorar. ¿qué pago por el vicio? ¿qué ingreso? ¿cuánta gente se queda en la calle y cual es la demanda real?: Puñetera lógica.

El caso es que los mismos que abogan por esto, que, insisto, a priori, no me parece mal, son los mismos que hacen la vista gorda con otros peligros para la salud pública. Es decir, para ti y para mi.

Y ya es hora de no buscar una sola "cabeza de turco". Si jugamos, jugamos. Juguemos a informar, exactamente, de lo que provocan demasiadas composiciones de los alimentos (que hay E.xxx para aburrir que tienen tanta mierda como el tabaco); juguemos a decir que la contaminación que se genera por el carbón es superior a la de otras fuentes energía; juguemos a decir que los “pedos de las vacas” y la alimentación extensiva contaminan más que los cigarros, cigarrillos y cosas de fumar que prende la sociedad mundial; ¿alguien se acuerda de las vacas locas? ¿de la gripe aviar? o de la ¿pandemia de los cerdos? Juguemos a decir que mientras se esquilman los mares de los países pobres comprando cuotas, se generará más pobreza?; juguemos a decir que la clase política, financiera y cultural nos vacila metiéndonos miedo, haciéndonos creer irrealidades; juguemos a informar donde van todos los deshechos, todas las porquerías que soltamos los países que hoy se escandalizan del tabaco , pero que, a la vez, se forran con ello y os daréis cuenta de que es un puñetero engaño.

Que el tabaco es malo yo lo sé, que no debería fumar también. Me gustaría por tanto, que La Ley, además de esto, promulgase muchos más leyes contra lo que no me gusta de lo dicho anteriormente, y, puestos a pedir, también para el exceso de ruidos, para la falta de educación, para los programas de cotilleo o envidias (de corazón se llaman dicen) para la mala leche, para la falta de respeto...y para todos sus compañeros.

Pero como digo, no creo que interese y, además, ni la ley ni los políticos tendrán los huevos necesarios para hacerlo. Y es que cuando te tienen pillado por los “eggs”, tiras siempre por lo políticamente correcto, aunque a escondidas te fumes una caja de Farias.

En este juego participan todos: Gobierno, ¿Oposición? ¿Grupo Mixto? Calixto y Minorías...y la SGAE

Y es que con la salud también se juega, aunque nos vendan solo una historia.

Feliz jueves 

12 comentarios:

Katy dijo...

Veo que has entonado el “mea culpa”, y es hasta razonable. Soy exfumadora y no miro nada mal a los fumadores, es más les entiendo. Me parece abusivo el trato que les dan, como si tuvieran la peste, y la forma que tiene el gobierno de explotar la adicción friéndoles a impuestos. No importa que enfermen pero eso si que paguen.
Si es malo lo prohíbo tajantemente, pero no me lucro del beneficio que les cuesta pagar por ello. Como en ley seca. Mis amigos siguen siéndolo aunque fumen. Eso si,no delante de los niños.
"Muy bueno los de los huevos" Sí, señor.Hay muchas más urgencias.
Un beso

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
EStoy contigo. Esto es pura hipocresía. Otro ejemplo que me gusta mucho es el de los coches. Te puedes comprar un cochazo de 2000 caballos que corre a 300 km./h. y luego no puedes pasar de 120.
Y no digo que se tenga que dejar correr, simplemente que esto me parece... pues eso.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Si a mi lo que me molesta es que solo se hable de este problema cuando hay otros muchos. ¿quieres erradicarlo? hazlo, pero con todas las consecuencias. Y no sólo con el tabaco, sino con todo aquello que también es muy perjudicial para la salud pero que parece que no lo es. Demasiados intereses.

Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Es que es así, pura hipocresía. ¿por qué no se prohibe también la violencia en TV? ¿Todo tipo de bebidas alcoholicas? etc,,, que esa también hace mucho daño y tiene tantos o más efectos directos y colaterales que el tabaco. En fin, que a mi hay cosas que no me cuadran.

Un abrazo

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando pitillero:
La solución es sencilla. El fumar cuesta una pasta a la Sanidad pública, por otro lado os cuecen a impuestos, no sé si equilibra la balanza, como bien dices sumarán más los impuestos.
Solución sencilla decía: "Que fume el doble de gente pero la mitad del tabaco que se consume habitualmente; los impuestos serían los mismos y la gente no enfermaría" Je,je.
Un abrazo y fuma la mitad por favor.

Fernando López Fernández dijo...

Pues está claro. Si cuesta más que lo que se ingresa, que se cabe con el problema . y eso sí, que se afronte también los miles de puestos de trabajo que se perderán. No se puede jugar a caballo ganador siempre. Si lo más importante es la salud presente y futura, si el gasto es tan enorme, prohibe del todo.

Y eso si fumare menos je je
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A mí no me gusta prohibir nada. Habría que pensar que quizá no hubiéramos llegado a esto si los fumadores hubieran guardado la cortesía que dicen se guardaba hace tiempo: pidiendo permiso para fumar en lugares en donde hay no fumadores.
Es decir, que mientras uno fume haciéndose sólo daño a sí mismo o con el consentimiento de los adultos que le rodean, allá cada uno.
Y, en efecto, en las otras cosas no es necesario más leyes sino que se apliquen las que ya existen sobre ruidos. O, por ejemplo: ¿sabe la gente que las fruterías tienen prohibido exhibir su producto en la acera por cuestiones de higiene o que hay reglamentos que prohibien que quien maneja el dinero nos venda el pan?
En efecto, no hay que perseguir. Con un poco de educación y tolerancia, bastaría. Pero en esta sociedad, de eso, me temo, poco.
Lo siento por ti, ahora han puesto la mira en los fumadores pero os seguirán sacando el dinero de los impuestos del tabaco.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pedro:

No lo sé, pero creo que no es una cuestión de cortesía, sino más bien de lo "políticamente correcto" Entiendo lo que dices, pero si es un problema de salud se puede erradicar de raiz. hay ciudades en el mundo en las que está prohibido fumar, más por cuestiones religiosas que sanitarias. Lo que yo quería transmitir, es que si realmente nos preocupa nuestra salud, hagamos lo mismo con todo lo que la daña. El tabaco es una de ellas, pero ¿y todo lo demás? ¿eso no importa? o ¿estamos hablando de humo? ¿La contaminación no daña?

Por otro lado, los ejemplos que pones no los conocía, pero ¿eso se respeta? . En fin, por mi no te preocupes. A mi lo que me fastidia, es como dice Javier , la Hipocresía.
Un saludo

Begoña Gamonal dijo...

hola, Fernando.

No soy fumadora y de pequeña, cuando las casas estaban llenas de padres fumadores, sufría asma bronquial y tenía que salir a la escalera por la noche en reuniones familiares donde era además tildada de "niña consentida" porque literalmente me ahogaba.

Sin embargo, la manipulación y el engaño al cual nos intentan llevar es evidente, empezando por el propio ejemplo y los intereses económicos que hay detrás. Se ha dicho por estudios en más de una ocasión que más del 50% de todos los cánceres son debidos a la alimentación, es una realidad, no al tabaco. En cambio, nadie alerta de los interminables productos químicos que ciertos alimentos llevan, empezando por el popular frankfurt sin que nadie se lo tome a mal, la acrilamida de los carbohidratos sometidos a altas temperaturas como el pan y las patatas, o los organismos genéticamente modificados todo y que estos últimos todavía no se ha podido comprobar su efecto en el organismo. Demasiados intereses económicos, la hipocresía de la sociedad en la que convivimos.

besos.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña:

Comprendo lo que tenias que sufrir con ello, pero me gusta que hayas captado la esencia del post que no era otra que hablar de la hipocresía de lo políticamente correcto.

Un beso

Pepe Moral Moreno dijo...

Qué tal, Fernando? a ver si me pongo al día de verdad con el reader, que ya es hora...
Creo que has puesto el dedo en la yaga. Efectivamente, faltan mucho huevos para todas las tortillas que habría que hacer. El caso del tabaquismo es como el de los toros... ahora toca... me parece muy bien que existan asociaciones proderechos de los animales que quieran prohibir las corridas de toros, pero por qué no se meten con las monterías, por ejemplo? es que eso no es tortura, claro... tener encerrados animales en fincas que literalmente chocan contra vallas de alambres intentando huir de innumerables puestos de cazadores apostados tiroteándoles y siendo perseguidos por perros entrenados... creo que mueren más ciervos que toros, pero como tú muy bien dices, nos "aperciben" o educan de lo que vende. No hay huevos, no.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pepe:

Qué bueno verte por aquí. Pues tiene usted toda la razón, A mi que se me metan con una cosa no me parece mal, lo que me parece mal es la hipocresía que rodea todo. Si quieres hacer un mundo más justo y más sano, hazlo con todo, no sólo con lo que interesa en cada momento. o Pon las cunetas claras, tanto se gana y tanto se pierde, pero que lo cuenten bien.
Un fuerte abrazo Pepe

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...