miércoles, 13 de octubre de 2010

Lo que hubiese dado yo … Los sueños imposibles

 
Ayer me pasé por el Museo de América de Madrid. Elegí este día no porque fuese el día de El Pilar, de la Hispanidad, de la Raza…ni porque fuese gratis este día: simplemente porque hacía muchos años que no me pasaba por allí, me apetecía buscar ideas y aclarar otras: también gracias a Jaime Izquierdo que en su último post hablaba sobre libros, información, Internet y el futuro, o mejor dicho, sobre formas de mirar. Además, me recomendó una conferencia de Adichie Chimamanda (que no tenía ni idea de quien era) titulada “El peligro de una sola historia” que me ha parecido bastante reveladora y que os recomiendo disfrutéis con calma.

De lo de buscar ideas o inspiración ya os hablaré otro día con más detalle. De lo de aclararlas es de lo que va este post de hoy. No por aclarar lo de América, que nunca se aclarará del todo (cada uno cuenta la feria según le va o según le pagan) sino más bien por tener una óptica propia sobre lo que te sugieren determinadas conductas y comportamientos del ser humano.

Una de las cosas que se aprenden cuando uno visita un museo es a contextualizar o a intentarlo: es decir, a situar los hechos o las cosas en su momento y no en el ahora, a intentar comprender los comos, los porqués y los para qués.

No me suelen llamar mucho la atención determinados objetos como las vasijas, las pulseras, los brazaletes, los tesoros, las armas, los vestidos. Sin embargo, me quedo embobado viendo mapas, planos y cuadros de la época, imágenes muertas que pretenden reflejar la vida de la época.

Hoy me he quedado así viendo el cuadro atribuido a Alonso Sánchez Coello que nos muestra la ciudad de Sevilla en el siglo XVI. Por unos momentos, he estado en Triana viendo a las tripulaciones avituallarse para partir y escamotear varios víveres, he pisado el barro y los orines cerca de El Arenal donde uno puede encontrarse con “lo más selecto” del hampa mundial, observar “los mamoneos” de algunos sujetos de la casa de contratación, me he perdido por sus callejas donde abundan los conventos y he asistido a una corrala en lo que hoy es La Alameda. No ha sido suficiente. Me hubiera gustado que fuese real y no una proyección de mi imaginación, que hubiese sido una historia vivida y no contada.

Os parecerá una tontería, pero lo que hubiese dado yo por estar allí (un tiempo claro) aún a sabiendas de que muchas cosas no me gustarían. Hay sueños imposibles, deseos que nunca se cumplirán y éste, el de poder haber estado en el pasado, en “la historia” es uno de mis favoritos ¿es de locos? No lo creo, peores cosas y menos inocentes se han visto.

De momento, me conformo con estimular mi imaginación leyendo, mirando y escuchando; viajando con la mente y el alma a todos esos momentos que sumados dan como resultado lo que somos y lo que podríamos haber sido como ya conté en Mind Games: me niego a cambiar.

Así que para acabar os dejo tres momentos históricos en los que me gustaría haber estado viviéndolo desde diferentes ópticas.

Época de Jesucristo desde la óptica de sus seguidores, del pueblo, de los sacerdotes, gobernadores etc. Lo que hubiese dado por ver a Pilatos ante el dilema que se le planteó.

Época de Hernán Cortés y la conquista de México desde la óptica del Rey, gobernador de Cuba, soldados, religiosos, pueblos aliados, aztecas etc… Lo que hubiese dado por ver la grandeza de Technotitlan.

Época de Felipe II desde la óptica del Rey, de la Corte, de sus enemigos, del pueblo etc… Lo que hubiese dado por ver in situ los entresijos y funcionamiento de la primera Administración que puede considerarse global.

Y miles de momentos más, la Revolución Francesa, La Grecia de Sócrates, La Córdoba del Califato, Las expediciones de Marco Polo, La revolución industrial etc…

En fin, lo que hubiese dado yo por un sueño imposible.

Hoy en Thinking Souls: un poco de ilusión con Josep Julian, MaS, Katy, Javier Rodríguez Albuquerque, Luis Ponce de León, Pablo Rodríguez y Pedja 

20 comentarios:

Fernando dijo...

Gran post, Fernando, y he de decirte que me hubiera ido contigo a cualquiera de los tres momentos que propones.

Me hubiera gustado también vivir un tiempo en el Madrid de los años 30 para entender en primera persona el por qué la historia se puede contar de forma tan diferente. Me hubiera gustado ser de la cuadrilla de El Empecinado durante la Guerra de la Independencia, haber formado parte del equipo de Severo Ochoa o Pasteaur o acompañar a Cristóbal Colón en alguna de las Carabelas con las que llegó a América.

Pero lo bueno que tiene la historia es que tenemos la posibilidad de hacerla cada día desde que nos levantamos. Podemos ser protagonistas y hacer camino al andar. Me reconforta pensar que a mis 32 años he vivido cambios increíbles. Mismamente estar ahora comentando en este blog.

Un fuerte abrazo

Katy dijo...

Bueno te pareces a mi pero a mi me encantaría tener el don de la ubicuidad para estar ahora y entender mi historia actual mas que la del pasado. Se dice que y en parte es cierto que somos el resultado de lo que antes se hizo, de lo que nos dejaron nuestros antepasados. Pero creo esta verdad es parcial. Solo les imitamos en las equivocaciones, porque los logros no nos pertenecen.
Pero somo seres limitados y nos hemos de conformar con mirar los mapas.
Me encanta el Museo de América y haber repasado retazos de la historia contigo
Un beso

JLMON dijo...

Hola Fernando
No has elegido mal aunque, no te creas, no es sencillo llegar a ese nivel de eección que tú has hecho.
Yo todavía no me lo he planteado aunque , en realidad, me hubiera gustado vivirlo "todo" porque nuestra aventura es tremenda a poco que lo pensemos.
En cierta forma, nuestra historia consite en intentar ser lo que fueron,encontrar lo que no fueron y desear que sea.
Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola Fernando:
A mí también me hubiera gustado vivir todos esos momentos y ya puestos a pedir, me hubiera encantado ser el botijero de Leonardo.
Vivir momentos concretos de la historia nos descubriría el lado humano y la sociedad en la que vivieron esos personajes a los que admiramos, aunque me temo que igual acabáramos en la hoguera por cualquier traspiès. Imagínate sabiendo cosas que antes eran puro tabú o se creían al revés. Pero algún riesgo habría que correr ¿no?
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:
Muchas gracias. La verdad es que cualquier momento pude ser interesante y en los que propones también me hubiese gustado estar. Como dices, nosotros estamos siendo protagonistas de nuestros momentos y seguro que dentro de unas decenas o cientos de año alguien daría mucho por haberlos vivido.
Un abrazo

Asun dijo...

El trasladarnos mentalmente a otras épocas sumergiéndonos en ellas nos hace entender la historia desde adentro, poniéndonos en la piel de las gentes del momento. Eso eliminaría muchos juicios que a veces hacemos desde la perspectiva del hoy.

Muy interesante también el vídeo que nos traes, quedarnos sólo con un aspecto de las cosas nos hace crear estereotipos que no se corresponden con la realidad.

Besos

Fernando López Fernández dijo...

Hombre Katy, yo no sería tan drástico, lo que pasa que las equivocaciones y errores se ven o se notan más. En cualquier caso, el don de la ubicuidad es un don que nunca tendremos pero que creo a todos nos gustaría tenerlo. Mientars tanto, a ver mapas, cuadros y lee la historia.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:
Si yo hubiese elegido todo pero había que seleccionar un poco. Como dices nuestra aventura es tremenda y la frase final me la guardo para Thinking Souls
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:
Supongo que te refieres al de Leonardo da vinci, aunque bien pensado ser botijero no es mala opción.
Vivir el lado humano de la sociedad en la que se movían es quizá una de las cosas más interesantes. ¿te has parado a pensar como gestionarían sus emociones? A mi me parece fascinante. Por otro lado. Yo fijo que acababa en la hoguera pero seguramente sin saber muy bien por qué.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola asun:

Así es, nos quitariamos muchos prejuicios y juzgariamos con un pco más criterio (que la objetividad es otra cosa)

Lo del video es cosa de Jaime Izquierdo que me lo recomendó.

Un beso

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Me encantan las películas en las que se viaja en el tiempo. Las que están hechas en serio te trasladan de una manera magistral a esos momentos históricos. No es lo mismo que tu planteas, pero es lo más a lo que podemos aspirar.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Eso de viajar en el tiempo tiene sus peligros.... mira si termina uno en la pira de una hoguera... jejeje
Muy interesantes las 3 Epocas, quizás hasta valiera la pena el riesgo...

Abrazo

Fernando López Fernández dijo...

hola Javier:

Hay peliculas que nos llevan allí, pero no es lo mismo. Aún así, me encantan y quizás gracias a ellas, a los mapas, a los cuadro, a los libros...me reafirma en en decir lo que comentaba en el título.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam:

Yo creo, que hubiese merecido la pena el riesgo. Si uno acaba en la hoguera, "que le quiten lo bailo" como decimos por aquí.

Un beso

MaS dijo...

No sé, no sé... mejor te espero con un orquesta para tu vuelta del pasado. Personalmente no me veo en determinados momentos de esos pasados...bastante me cuesta digerir la violencia del siglo XXI, así que imaginarme de pie ante una ejecución de cualquier siglo... y es que, amigo, eso, tambien es parte del pasado.
pd. vamos, te digo mirando la ejecución; no te cuento lo que siento si me imagino siendo la considerada bruja en lo alto de una hoguera!!
Feliz jueves.
M.

Fernando López Fernández dijo...

Hola MaS

Bueno, ten en cuenta que no todo era violencia. El mundo, para bien o para mal tiene, ha tenido, las dos caras, pero estoy convencido de que me hubiese dado ciertas claves para comprender lo que somos.
Un beso

María Hernández dijo...

Hola Fernando:

¿Quién no ha soñado con vivir en otro época, en otros lugares?. Creo que es un sueño tan antiguo, como actual.

A veces he meditado sobre ¿qué pasaría si...? y de camino al futuro, nada..solo abrir los ojos e intentar entender, que no sería fácil, pero de vuelta al pasado, eso es harina de otro costal.
Conociéndonos, o nos hacen un lavado de cerebro antes de ir al pasado, o la liamos.
¿Te imaginas lo que podría cambiar la Historia si nos metiéramos a "salvar" el mundo?.
"Ven, ven...te cuento un secreto, si antes de hacer cualquier operación os laváis bien las manos, morirán muchas menos personas".
"Mira..., utilizando vapor se puede crear "movimiento"".

¡Uy, qué peligro, Fernando!. De ir al pasado habría que hacerlo en las mismas circunstancias de sus habitantes y, entonces, no sería pasado, sino presente...y tu presente de hoy, sería el lejano futuro. ¡Qué lío! pero tú me entiendes, ¿a que sí?, jaja.

Mejor no liarla, aunque siempre es mejor tener un sueño imposible, que la imposibilidad de tener un sueño.

Besos y feliz jueves.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Me ha encantado el post y en cierto modo me ha hecho gracia. A todos nos gustaría haber estado en determinados momentos de la historia. Pero a ti, joio, te hubiera gustado estar en el lugar en el que se movía todo.
Por otro lado cuando escribes una historia siempre buscas un punto de partida, al menos a mí me ocurre, que has vivido.
Sabes, creo que yo estaría más a gusto en el futuro que en el pasado.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:

Es otra forma de verlo, y tienes razón en lo que dices. Pero yo, humildemente , lo veía más como espectador, porque si no sería ese presente del que hablas.

Me gusta que de una idea nos hayas sugerido otras dos visiones del asunto.
genial la última frase que me la llevaré a TS

Un beso y feliz fin de semana.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

ja ja, puesto a pedir, si me gustaría estar donde se movía todo, pero también sabes que soy de gustos sencillos así que me sentiría cómodo también en sitios donde no se moviese nada aunque en todos los sitios se mueven cosas. En fin, un lío. Por otro lado nos aportas la visión de estar en el futuro y podría estar bíen, pero el futuro es nuestro presente.

Sospecho que a ti lo que te pasa es que quieres ver la "decima" cuanto antes je je.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...