miércoles, 18 de agosto de 2010

Reconectando





Hace escasos días he regresado a Madrid y, por consiguiente, al trabajo, al curro, al tajo, a la colocación o a ese sitio, donde, a cambio de lo que sé, de lo que hago y lo que pueda hacer me pagan un jornal al cual se deben adaptar mis necesidades y mis caprichos: se acabaron las vacaciones.

Como suele ser habitual en estas fechas, la ciudad funciona a medio gas y hasta finales de mes las calles estarán llenas de silencios, como si fuera un domingo de pocos coches y peatones; y un tipo como yo, que llevo casi un mes fuera lo agradece porque mi nivel de “empanamiento”  roza la peligrosidad y la mente necesita un periodo de adaptación para ir cargando las pilas o las baterías  que desconecté el día que dije  ahí os quedáis, yo me las piro vampiro y me fui de vacaciones; un periodo que me permita empezar el último cuatrimestre del año en óptimas condiciones.

Dicen que las vacaciones sirven para recargar las pilas y para desconectar del trabajo. Además, a mi me sirve para tomar perspectiva y distancia de las cosas y, desde hace años, cuando salgo de vacaciones tengo la sensación de que dejo parte de mi cerebro en un taller para que le hagan una revisión a fondo y la otra parte, la más alegre, la más frívola y la más Zen me la llevo por esos mundos de Dios, Alá, Vishnu, Buda, Jehová y dioses varios.

Hace ya muchos años  decidí que las vacaciones eran eso, vacaciones;  supe que ni uno es tan imprescindible como para estar siempre pendiente del trabajo ni que el mundo se cae si uno no está; que si hay un equipo detrás y delante asumirán tus funciones; y que es importante desconectar, salvo que un imprevisto te haga cambiar de planes.  

El tiempo, la experiencia, las muescas en el revolver, me están enseñando a relativizar las cosas y a desconectar cada vez más cuando estoy de vacaciones, abandonando este mundo híper competitivo en el que devoran los peces grandes, los rápidos, los listos y el más tonto hace relojes. En estos periodos me tienen sin cuidado las estrategias, la innovación, el diferencial del bono alemán, la tecnología, la social media y la madre que la parió.

Me da lo mismo si pierdo una oportunidad, si no me entero de las modas o de las nuevas tendencias, (algunas de ellas más viejas que muchos twitteros que hacen de ellas dogmas de fe, cuando la mayoría de ellas  no son más que sentido común explicado con palabras nuevas, que por otra parte son difícilmente aplicables tal y como está montado el tinglado) porque ya procuraré no quedarme atrás o, al menos, en el único sentido que tiene para mi que es el del equilibrio entre vida profesional, social y personal.

He descargado toda la batería y ahora está en proceso de carga. Me estoy reconectando poco a poco, haciendo pretemporada como los futbolistas para llegar, ya digo, en buena forma a la liga.

Por eso, Soul Business, también se verá afectado e irá apareciendo poco a poco hasta volver a tomar velocidad de crucero.

Y es que cargar las baterías lleva su tiempo.

¿Síndrome post vacacional? ¿pereza?. Adaptación simplemente.

Feliz miércoles


22 comentarios:

María dijo...

Bienvenido Fernando, y vete poco a poco cargando las pilas, no hay prisa, vete tomándote tu tiempo, el regreso de las vacaciones es un volver a adaptarse a la vida cotidiana, y eso cuesta adaptarse unos días.

Lo importante, que hayas desconectado, descansado y disfrutado, lo demás, no tiene importancia.

Un beso.

Fernando López Fernández dijo...

Gracias María. Así lo haré, tu post fue muy inspirador.
Un beso y espero que septiembre empiece bien para ti

Vórtice dijo...

Bienvenido Amigo Fernando al agostho vernáculo! Llevo una semana y media en el mismo trámite de reconectar y vaya si cuesta...

Espero los post de esa parte de tu cerebro que te llevas a ver mundo...

Abrazo,
Luis

Katy dijo...

Hola Fernando esto me suena. Yo aun estoy en ello. Desconecto conecto, enchufo y desenchufo. Pero este tiempo estival es para eso. Descubrir que no eres imprescindible y dejar tus preocupaciones en casa. Solo así se puede uno a dedicar a "mirar".
Bienvenido a tu espacio que hemos invadido unos cuantos:) Y tú, carga las pilas tranquilo, sin prisa.
Besos

Fernando López Fernández dijo...

Muy buenas Luis

Se que estuvistes en Turquia con Susanna. Buen sitio, buenos amigos, ¿para qué pedir más verdad?
A ver si nos vemos pornto.
Un abrazo amigo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:
Conectar, desconectar siempre necesario para tomar distancia. Gracias por haber cuidado las plantas. Ahora a cargar las pilas otra vez.
Un beso

MTTJ dijo...

Hola Fernando, poco a poco todo vuelve a la rutina. Con los años yo también he aprendido a desconectar del todo durante las vacaciones. Tal como tú comentas, lo realmente bueno para mi es que se ven los "problemas" desde otra perspectiva y en muchos casos se van diluyendo hasta quedar en casi nada. Eso sí, para conseguirlo debo cambiar de aires. En casa soy incapaz de desconectar.
La foto es preciosa. Me suena...
Un abrazo

M.Teresa

María Hernández dijo...

Hola Fernando:

¡Bienvenido! a la "conexión", aunque yo ni siquiera voy a "medio gas", sigo de vacaciones.
Yo desconecto del mundo "laboral" y, casi, del tecnológico. Prefiero dedicarme a hacer cosas para las que normalmente no tengo todo el tiempo que me gustaría: disfrutar de la familia, cocinar almuerzo y cena y poder compartirlo "en familia", alejada del tupper y el jodido microondas que me acompaña durante el resto del año, reparar algo que lleva meses gritando "¡SOS!", leer mucho, en fin, nada del otro jueves, pero que me deja como "reconciliada" conmigo misma. (También estar tumbada en una hamaquita leyendo cerca del mar o la piscina, con "todo incluído" estaría bien, pero..¡ay, la crisis!).
Pues eso, Fernando, ¡bienvenido! y ya iremos cogiendo carrerilla, que hay más días que olla.
Besos.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Maria Teresa:

Es que es necesario cambiar de aires o de hábitos porque si no se hace difícil desconectar. Si, la foto te debe sonar porque es de la isla de Carabane.

Hice bien en leer tus artículos de Senegal. Un pais fascinante.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María Hernández:

Pues a todo eso yo también me apunto porque se desconecta que no veas. De hecho, siempre me reservo unos días para hacer lo mismo que tu. Es la única manera de reconciliarse con todo.
Un beso y poco a poco nos vamos viendo

Myriam dijo...

Querido amigo: bienvenido de regreso y estoy absolutamente de acuerdo en que las vacaciones son para desconectarse y disfrutarlas.

Graciaas por tus lindas palabras por mis nietas. Beso grande y en algún momento tanto tú como yo retomaremos velocidad de crucero.

Begoña Gamonal dijo...

hola, Fernando, y bienvenido de nuevo a la vorágine cotidiana.

Un gustazo leer que todavía existen personas que saben disfrutar las desconexiones. Las baterías ya irán volviendo....

Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myr:

Gracias por tus palabras. La velocidad la retomaremos seguro. Pero la desconexion se hace necesaria para alcanzarla.

Espero que hayas disfrutado de tus nietas al menos tanto como yo de mis vacaciones.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña:

Si no desconectamos de vez en cuando al final quedamos anulados por nuestras propias rutinas. y eso es peligroso para nuestra salud mental.
Un abrazo fuerte

Katy dijo...

He venido a cotillear y vaya blog más chulo que te has marcado. No se como estarán las pilas pero te ha quedado muy bien. Te felicito por el trabajo:)
Felices sueños

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Eso de comenzar a conectarse en agosto está muy bien, pues no te "arrolla" la realidad. Vas entrando en ella poco a poco.
Yo comenzaré a conectarme la semana que viene, así que todavía tengo un poco de margen.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Pues muchas gracias pero todavía le tengo que dar todavía unas vueltas. Feliz fin de semana.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Quizás sea eso Javier, que hacer ese precalentamiento ayuda y todo luego se hace más fácil. Buena entrada la tuya de hoy. Espero también tu regreso que sabes que das calorcito a esto de los blogs
Un abrazo

MaS dijo...

Dear Fernando,
me too...re-connecting, poquito a poquito, todo despacio.
Nos leemos pronto.
Besos.
pd. me alegra mucho leer tu vuelta.
M.

Fernando López Fernández dijo...

Hola MaS

Así es María, poco a poco reconectandonos. Slow. Un placer re verte.
Besos de agosto

Myriam dijo...

¿Disfrutarlas? Pués mucho... Lo mismo del café que tomamos en Madrid. Pero como cuesta reconectar... UFff

Ya he leido todas tus entradas hasta hoy y paso a dejarte comentario. Un beso.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myrian:

Si cuesta si, pero poquito a poco el reconectado se hace mas fácil.

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...