miércoles, 21 de abril de 2010

Música y Creatividad

Hoy, la nueva entrada en Thinking Souls se llama música. En este blog a menudo hablo de ella y se puede escuchar bastante en los videos que voy dejando en algunos post. Como ya he comentado en otras ocasiones considero la música como una de las más bellas creaciones del ser humano. No sólo porque sea arte, sino más bien porque muestra, desde mi punto de vista, la esencia del hombre, su alma.

De todas las artes conocidas, quizá, la música sea la que nos llegué más profundamente, la que más nos consigue emocionar y las que más nos acompañe siempre. Por otro lado, es de todas las artes, más que la pintura, la escritura, la escultura…la que más ha evolucionado a lo largo de los siglos y, por supuesto, la más fácil de entender, aunque sea la más compleja por las posibilidades que ofrece.

Ayer, en uno de esos momentos en los que no estoy ni 1.0 ni 2.0 sino más bien apartado del mundanal ruido (es decir a mi bola) estuve reflexionando sobre ello. Me estuve preguntando el por qué del fenómeno de los fans, el por qué muchos niños y adolescentes quieren ser músicos (fama aparte), el por qué hay miles de persona que tocan como aficionados con un grupo de amigos o en la banda de su pueblo, el por qué la gente se pone unos casquitos y la escucha de forma individual. En fin, me pregunté muchas más cosas y saqué una conclusión a la cual no había llegado. Como digo, había hablado de la música y las emociones, de su poder sanador, de música y empresa, del ritmo y de la banda sonora de cada cual. Pero no había hablado de este otro enfoque.

La música gusta porque es creatividad en estado puro y la creatividad, no lo olvidemos, tiene que ver bastante con la libertad de pensamiento, con la imaginación y sobre todo con la esencia de uno mismo. Tanto para quien la compone como para quien la escucha. Pero voy más allá: Es un arte que podemos tunear y recomponer a nuestro gusto. ¿No os ha pasado que escuchando una canción o una pieza determinada, mentalmente habéis añadido un violín, habéis acortado o ampliado un solo de guitarra, habéis variado el ritmo o le habéis aplicado otro estilo? Seguro que sí. Incluso es posible que siempre os guste más una versión que el original, o que os gustaría que alguien compusiese la vuestra si no tenéis ni idea de composición.

Todo esto que os cuento, os puede sonar raro, pero insisto en que la música es creatividad en estado puro. A muy poca gente se le ocurriría hacer versiones de El Guernica o de la Noche de Ronda de Rembrandt, pero si os fijáis, solo tenéis que escuchar a alguien cantando bajo la lluvia o cantando bajo la ducha y comprobareis como la canción adquiere un tono muy personal ya se trate de Marinero de Luces o Eres Tú. Fijaos en vuestros amigos, vuestras familia y vuestros conocidos… y os daréis cuenta de cómo están creando, de cómo están reflejando gran parte de su personalidad, de cómo, aunque no lo creáis están haciendo un verdadero ejercicio de creatividad.

Y es que sobre la música proyectamos imágenes, exponemos emociones, momentos, sensacione sy expresamos ideas.

Feliz miércoles

12 comentarios:

Fernando dijo...

¡Hola Fernando! Magnífico post. Pese a ser un fan de la música, reconozco que nunca había hecho tu enfoque, pero tengo que decirte que tienes más razón que un santo. La música es creatividad, es libertad pero también, y sobre todo, son emociones a flor de piel que llegan muy fácilmente al receptor. Yo creo que por eso nos identificamos tanto con ella.

Una paradoja que a mi siempre me ha llamado mucho la atención es pensar que la música en el fondo es matemática, y que éstas son frías y exactas. Me parece precioso pensar que pueda haber una aplicación matemática con tanto corazón, sentimiento, así como bien apuntas, con creatividad y libertad.

Un abrazo

María Hernández dijo...

Hola Fernando:

Tengo un sobrino de 2 años que tararea, a su modo, "el himno de la alegría". Es la mejor versión que conozco, no sólo le aporta notas de su invención, sino que su carita expresa lo que le provoca.
También mueve su cuerpecito al "son" que toca, da igual que tipo de música sea, si le inspira baile, baila.
Aún no sabe contar, no sabe escribir, no sabe "muchísimas" cosas, pero ya conoce y practica "algo" que le acompañará el resto de su vida: la música.
Muy bueno este enfoque tuyo.
Que tengas un buen día.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Fernando:.
Así lo pienso yo. Lo que comentas de las matemáticas es cierto, porque la música no es más que matemática emocional. Exacta , creativa y libre y cuando piensas en ello te das cuenta de la grandez que tiene.
Muchas gracias por pasarte
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:
Lo que comentas de tu sobrino resume perfectamente lo que quería expresar en el post. La música nos acompaña duarnte toda nuestra vida. Muchas gracias por el testimonio. Me ha parecido precioso.
Un beso y un feliz día también para ti

Katy dijo...

"No sólo porque sea arte, sino más bien porque muestra, desde mi punto de vista, la esencia del hombre, su alma". Y añadiría sus estado emocionales y las comunica. Hoy con la migraña no se capaz de escuchar nada.
No se si es estado creativo o inspiración divina, lo que importa para es lo que me transmite. Puedo ver un cuadro, o leer algo y si no me gusta paso. Pero la música es diferente me llega hondo y siempre deja un regusto duce o amargor. Según cómo me encuentro elijo una u otra eso para mi es primordial.
Concibo el mundo sin cuadros pero no sin múica.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy

"Concibo el mundo sin cuadros pero no sin música."

Yo creo que esta frase tuya lo define todo.

Un beso

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola de nuevo:
Me encanta escuchar de repente a mi mujer o a alguno de mis hijos cantando en su habitación o en la ducha.
Es un buen síntoma. Uno de las emociones que te genera la música es la alegría. Viva la música.
Un abrazo.

MaS dijo...

Buenas Fernando,
a lo largo de mi vida he conocido varios músicos, de los que sólo interpretan, de los que sólo versionan (ahí entraríamos todos...) y luego estan, los que son capaces de hacer todo lo anterior, y además crear una melodía nueva, antes inexistente. Este hecho siempre me ha dejado boquiabierta. La posibilidad de crear, en letras mayúsculas, CREAR, algo que no existe, que cobra vida, fuerza, sentido, color, sensaciones, ...siempre me ha maravillado y me generado el más profundo respeto.
Como dice Javier, viva la música, aunque sea yo la que cante en la ducha!!!!
besos.
M.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Estoy convencido de que en esos instantes, de alguna manera te paras, escuchas, te sonries y te dices : Javier, ¡Qué bello es vivir! Así que… Viva la música
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola MaS:

La creación musical (cuando no es un copy y pega ) es palabra mayor. A mi no sólo me deja boquiabierto sino que me parece sublime el conjugar tantas cosas en unas notas. Te podrá gustar o no el estilo, pero como dices es digno de respetar. Y sí, Viva la música aunque cantes en la ducha je je,.. que seguro que alguien a quien le guste Sade no lo puede hacer muy mal.

Un beso

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Me ha encantado este post, no sólo porque tengas toda la razón, sino porque he recordado una anécdota que habla mucho de la creatividad:
Estaba un día festivo, al mediodía más o menos, en el salón de mi casa escuchando a Bruce S.(El Jefe), me encanta dicho sea de paso. Hacía mucho calor, las ventanas estaban abiertas, y no me digas el porqué(alguna festividad religiosa, supongo) comenzaron a sonar al unísono todas las campanas de la ciudad(en Burgos se pueden oír con frecuencia); la confluencia de sonidos fue fantástica. Guardo un grato recuerdo de aquella mañana.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Magnífico testimonio el que nos dejas y que demuestra que la música está en todos los lados.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...