lunes, 19 de abril de 2010

Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas


La naturaleza nos acaba de pegar otro toque. Me refiero a los vómitos del volcán islandés cuyo nombre es difícil de recordar y complejo de pronunciar para aquellos que no hayan nacido en sus alrededores. Esta vez, es posible que el follón que se ha montado no tenga nada que ver con el cambio climático, ni con las emisiones de CO2 ni nada por el estilo: simplemente la naturaleza, como Madre de todos nos acaba de dar un consejo. Y no es otro que el decirnos que no seamos tan listos, y tan soberbios como para ignorar que siempre hay que tener un plan B o un plan C. 

Eso, las madres siempre lo han sabido bien, y nos lo han dicho una y otra vez con hechos:  lo mismo improvisaban una comida para quince aunque hubiese para cuatro, que se buscaban la vida para vestir a los niños, escribir a los Reyes Magos o a un primo lejano para que buscasen curro al retoño. Pero muchas veces sólo acudimos a ellas a refugiarnos tras el desastre. Claro que también hay madres que es mejor darlas de comer aparte, pero esas es otra historia y me desvío. El caso es que las madres, excepción hecha de las que comen aparte, ante cualquier problema tienen soluciones o, al menos, las intuyen y las buscan porque ellas si suelen hacer caso de lo que ocurrió el pasado y siempre están más alerta.

Pero, este post no va del Día de la Madre, sino de lo que los ingleses o los cursis españoles llaman SWOT; ó DAFO O FODA para los que tenemos que lidiar en esto que se llama mundo de los negocios; o SENSATEZ en el lenguaje de las madres; o REFLEXION CALCULADA para el resto de la humanidad.

Pero a lo que vamos. La ceniza que ha decorado el cielo de Europa en estos últimos días nos ha  confirmado una vez más de que por muchos cálculos que se hagan, por mucha matrices que dibujemos y por mucho análisis que hagamos, estamos expuestos bien a fenómenos naturales, bien a idas de olla de cuatro tarados o bien a otro tipo de terroristas como comentaba el amigo José Luis Montero en El Viajero Accidental, con lo cual muchas veces la única estrategia consiste en achicar agua y que los efectos y daños colaterales sean los mínimos. Con esto no quiero decir, que no haya que realizar ninguna estrategia ni que el método DAFO no sea válido. Simplemente que hay que mirar en varias dimensiones y que debemos tener una gran flexibilidad cerebral para ver las cosas no según como están ahora, súper medidas súper tecnológicas, súper controladas y súper previsibles, con lo cual queda poco espacio para la imaginación, la innovación y las alternativas, porque éstas no se plantean en los modelos perfectos y quienes los diseñan no suelen tenerlas en cuenta.

Veamos: El tráfico aéreo mundial bajo mínimos, hoy y colapso de narices los próximos meses. Turistas y viajeros tirados por todos los lugares del planeta bien de ida o de venida. Mercancías que se pudren en algunos almacenes y escasez en otros lugares. El export e import  que utiliza la aviación jodido y un amigo mío que trabaja en una multinacional de paquetería y mensajería como responsable de atención al cliente preguntándose una y mil veces porque no se hizo agricultor. Podría seguir, pero la globalización tienes estas cosas también, y si en China hace frío ponte la manta.

Tampoco hace falta que un volcán escupa o que se pongan de huelga (elegid gremio, sindicato, país) o que Chávez, los norcoreanos, los iraníes o (elegid aquí cualquier catástrofe natural, quiebra de un banco, escándalo político…) para que el DAFO y la estrategia se vaya a tomar por saco.

Simplemente que te dejen tres días sin Internet o sin comunicaciones y te sorprenderás de cómo nos han metido en un mundo que tiene pocas alternativas porque la gente ya no sabe currar sin esas herramientas  y quedan paralizados sin saber muy bien que hacer.

Además, y como comentaba más arriba, los análisis también hay que hacerlos en una dimensión emocional y cuando se piensa en las fortalezas, debilidades, oportunidades y debilidades hay que hacerlo también desde esa dimensión emocional que afecta por igual a accionistas, empleados, proveedores, clientes y a la sociedad a la que se debe servir.
Por último confundimos muchas cosas: Fortaleza con estar subidos en el machito, oportunidad con especulación, debilidad con cobardía y amenaza con miedo.

El tablero de la vida hay cambiado y ya no se juega solo en 64 casillas ni en dos colores, ni las mismas partidas. Así que mejor que vayamos buscando alternativas a casi todo, no vaya a ser que nos quedemos tirados en cualquier aeropuerto porque no tenemos nada que llevar, nada que vender, nadie a quien visitar y nada que hacer.

Yo ya me he cansado de hacer DAFOS normales. Así que ahora los haré en varias dimensiones. Esto no significa exceso de análisis, sino buscar otros enfoques, otras alternativas. En definitiva, aplicar la Teoría de Relatividad, no de la Einstein, sino la de las madres.

Feliz Lunes.

18 comentarios:

joseluisdelcampovillares dijo...

Jajaja!!! Dichosos DAFOS (que no MAFOS, que es muy distinto, aunque tambien debia de desaparecer ;-).

La cuestion básica de estas herramientas creo que deberia de ser minimizar los 'daños colaterales' como dices bien en caso de cumpoirse unas premisas. Si no se cumplen estas, ni 'DAFO ni ná'.

Un saludo amigo

Fernando López Fernández dijo...

Asi es José Luis, el problema es que las premisas sólo se definen para el éxito, no para el fracaso o los imprevistos. Y asi nos va ja ja.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Recuerdo una peli de los años 90, de John Carpenter, interpretada por Kurt Russell: Rescate en los Ángeles 2013. De ciencia ficción. No me acuerdo mucho de ella, pero sí del final, cuando el protagonista decide apretar un botón que apagaba todo tipo de conexiones en el mundo lo que supondía que nos mandaba directamente a la prehistoria. Creo recordar que el mensaje final iba de darnos una segunda oportunidad empezando de cero.
Pues eso, que en este caso Kurt Russell le ahorró el trabajo a la naturaleza.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier;

Es eso, un mundo tan lleno de conexiones que en cuanto se cortan se organiza un buen caos entre otras razones porque dependemos casi exclusivamente de ellas y confiamos en que nunca fallen. Luego pasa lo que pasa.
Un abrazo

Katy dijo...

Hola Fernando es que somos tan soberbios. Desde que el hombre empezó por la Torre de Babel hasta hoy se nos llena la boca (a los ciéntificos en especial) de saberlo todo. Reproducir el Big Bang en un laboratorio, ir a explorar los planetas, y luego un volcán de nada produce un caos que está medio mundo paralizado.
Es que no nos creomos nuestra pequeñez. Cuaquier día seremos borrado del mapa, lo malo es que no va haber quien haga el reportaje:)
En fin siempre hay que tener alternativas aunque no siempre haya un plan B.
Gracias por citar a las madres, maestras de la improvisación.
Un beso y te felicito por el sabio post.

Pepe Moral Moreno dijo...

Qué tal, Fernando? me ha gustado especialmente éste post. Yo soy un auténtico enamorado y convencido de la utilidad del DAFO; me gusta hacerlo para analizar un montón de circunstancias, e incluso me gusta hacer mi DAFO personal cada cierto tiempo.
El problema no creo que sea la herramienta, sino como tu dices, su utilización; ahora las interconexiones entre todos son mucho más intensas y dependientes; ahora bien: es una amenaza o una oportunidad? quiero decir que debemos considerar un análisis con muchas más variables que antes, y sobre todo cuidadín con suponer que la información es una ventaja... o realmente pensamos que los demás no cuentan con ello?
grande, como siempre; un saludo,
Pepe

Alberto Barbero dijo...

Gracias, Fernando, por un post que me sugiere varias cosas... más allá del DAFO y no necesariamente encadenadas.

Me ha encantado la frase de "si en China hace frío ponte la manta" y también resume muchas cosas que "el tablero de la vida ha cambiado". Tuiteadas están.

También estoy muy intrigado por la suma de catástrofes que hay últimamente: ¿casualidad o causalidad?

JLMON dijo...

Hola Fernando
Primero, gracias por tu cita.
Buen post. Creo que tenemos que hablar del DAFOEST, Dafo Estratégico, un DAFO que potencia los flujos de conocimiento y actua relacionando campos. Es totalmente distinto al DAFO convencional que fue una buena herramienta en su momento, pero desfasada por su carácter "plano".
Cuidate

María Hernández dijo...

Hola Fernando:

Me ha encantado la parte de "las madres" (de las que comen de pie, las últimas o siempre de camino entre la cocina y la mesa).

Digo yo que, a lo mejor, las madres "aciertan" porque sus DAFOS contemplan algunas variables que nada tienen que ver con números ni ecuaciones, sino con "velar por la perpetuidad de la especie".

Creo que ahí es donde radica la diferencia; acometer un proyecto de muy largo plazo sin desfallecer, intentar que ese proyecto perdure más allá de su propia vida y, a ser posible, en mejores condiciones.

Me imagino la gran cantidad de madres que hoy estarán diciendo: "¿Quién te mandaría ir al culo del mundo?¿Acaso X (nombre tu ciudad) no tiene de todo? ¿No te conté el cuento de la Ratita Presumida para que aprendieras? Y ahora ¿qué? atrapado en un aeropuerto, sin comer bien, sin dormir, sin lavarte las orejas...Contenta me tienes". Y si no lo han dicho, no les habrán faltado ganas. Al menos, esperemos que aquello de "lleva siempre una muda limpia de ropa interior" lo hayan tenido en cuenta.

Y es que, queramos o no admitirlo, el "amor de madre" es un DAFO en 4D: Dedicación, Amor, Felicidad y Orgullo, todo en tiempo real y a tiempo completo.

Me apunto lo de "la relativad de las madres", tiene "un directo" como decimos en mi trabajo.

Estupendo post, Fernando.

Un beso.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Yo creo que es importante intentar ver más allá. No sé si llamarlo plan b o c, pero de lo que estoy seguro es que debemos ver las cosas como si estuviesen moviéndose continuamente y no a la misma velocidad.

Feliz lunes

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pepe:
Gracias por pasarte. Ayer estuvimos charlando con José Luis del Campo Villares y coincidiamos en lo que apuntas, que es el problema es la correcta utilización del mismo. Lo veiamos demasiado estático y daba pie a que la información a analizar estuviese “trucada” para que saliese lo más apetecible para el receptor del mismo.
Por eso creemos que debe ser más dinámico como apunta José Luis Montero.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Gracias Alberto:
Me alegro que te sugiera el post. Creo que mirar de otra manera nos ayuda a comprender mejor las cosas o , al menos, relativizar y debemos pensar que no estamos aislados, que ya se juega a otra cosas. En cuanto a lo de las catástrofes, no sabría que decirte. En cualquier caso es inquietante.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Gracias. Me gusta el DAFOEST que apuntas,precisamente porque relaciona las cosas y al hacer eso, el conocimiento no es que se potencie es que realmente crece.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María

"a lo mejor, las madres "aciertan" porque sus DAFOS contemplan algunas variables que nada tienen que ver con números ni ecuaciones, sino con "velar por la perpetuidad de la especie".

De acuerdo contigo, supervivencia y si se puede, dejar las cosas mejor, pero todo tomando como referencia la experiencia y el instinto de protección.

El DAFO amor de madre pasará un día de estos a Thinking Souls.
Un beso.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Lo malo es cuando a las madres también las tratamos mal, llamándolas pesadas y no siguiendo sus sabios consejos; eso es lo que hacemos día a día con la naturaleza.
Valemos muy poco ya que dependemos, en ocasiones, de cosas en apariencia muy simples.
Me ha gustado el post por tu forma tan clara de ver los problemas.
Un abrazo

María Hernández dijo...

Hola Fernando, otra vez:

Como "pesada" e hija de "pesada" (porque lo somos, a veces), me atrevo a completar el comentario de Rafa Bartolomé.

Un día le expliqué a un joven "becario", tras escuchar su periplo de mal estudiante hasta que le puso sesera, que "no hay cosa peor que darle la razón a tu madre, porque si es así, es que no le hiciste caso cuando te lo advirtió".
Las madres afortunadas son las que, tras los años, dicen "he tenido unos hijos muy buenos"; las madres superafortunadas son las que dicen "no iba con buenos pasos, pero se encarriló".

¿Seremos capaces de encarrilarnos?
porque vamos con muy malos pasos.

Un saludo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Así es, muchas vecs no escuchamos a quien debemos escuchar y así nos va. Luego nos acordamos cuando no tiene remedio.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María

"no hay cosa peor que darle la razón a tu madre, porque si es así, es que no le hiciste caso cuando te lo advirtió".

Magnífica y certera reflexión. Yo lo del encarrilamiento no lo tengo tan claro. Unas veces parece que sí, pero otras ... es para darnos de comer aparte.

Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...