lunes, 12 de abril de 2010

¿Brotes verdes?

 
En esto de las previsiones sobre nuestro futuro, de las porras que se montan «los expertos», los «enterados» y los gobiernos de turno hay cosas que me llaman la atención. Una de ellas: que ya hemos comprobado por las buenas y por las malas, por activa y por pasiva que fallan más que una escopeta de feria. No importa, las partidas les suelen salir gratis y como tenemos memoria frágil, se inventó el fútbol, eurovisión, y otros eventos para cantar lo de campeones Oé Oé Oé, pues resulta que aquí no pasa nada y estos fulanos, menganos y zutanos siguen pronosticando sin cortarse un pelo y estando en la pomada. Además, siempre se puede matizar todo, por lo que seguiremos semana a semana escuchando tonterías y soplapolleces hasta que acierten. Momento ese en el que sacarán pecho y se pavonearán por esos mundos enmoquetados en los que la comida llega puntual y caliente ,y las heridas (si se las hacen) se curan con tiritas y un poco de mercromina.

Bueno, pero la semana peleona fue la anterior. Esta es más de darle pensadas a la vida y, ¿por qué no? hacer mis propias previsiones, que si me cuelo, como esto está escrito, asumo lo que digo y  matizo lo justo,  si me la tengo que envainar lo hago sin problemas.

Decía que había cosas que me llamaban la atención. Otra de ellas, es que casi todo el mundo hace previsiones sobre el dinero que parece ser lo único, o lo que más importa en este mundo:   casi todo gira en torno a él.

Hará más o menos un año cuando se empezó a hablar de brotes verdes y de la inminente salida de la recesión. En su día, indirectamente hablé de ello en Frases para empezar la semana y ya me joroba tener razón porque lo de brotes verdes inminentes, que traducido es a la voz de ya o en muy breve espacio de tiempo, na de na. Y lo que es peor, no creo que veamos muchos en una temporada o sólo lo verán unos cuantos. La razón: que no aprendemos que para construir el futuro debemos corregir los errores del pasado y cambiar profundamente no sólo el modelo económico sino el modelo moral.

Cuando una sociedad no se construye sobre sólidos principios morales y vive el corto plazo, acaba olvidando cual es el ciclo de la vida y por consiguiente dejándoselo muy complicado a los que vienen detrás, que tendrán que arrear a base de bien.

Podrán volver los brotes verdes, pero durarán poco si sus raíces no son sólidas.

El terreno donde se plantan y crecen cada vez se cuida menos, está más agotado; los brotes serán menos y más débiles cada vez, a pesar de los intentos de miles de personas por evitarlo.

Lo peligroso del asunto es que, si al final, no se consigue sembrar de manera razonable solo crezcan las malas hierbas. Y eso, si será un problema o un Houston tenemos un problema.
Ojala me equivoque y esto no sea tan grave como parece, pero después de ver este video me ha dado por reflexionar sobre lo visto y no me han molado nada las conclusiones que he sacado.

Feliz lunes



12 comentarios:

Katy dijo...

"para construir el futuro debemos corregir los errores del pasado y cambiar profundamente no sólo el modelo económico sino el modelo moral."
Yo soy muy positiva que no optimista. Y queda mucho por currar y si no será cómo tu dices "solo crezcan las malas hierbas" . al menos a corto plazo. Aunque hoy haya salido el sol.
Un beso
Feliz semana

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

A mi me pasa lo que a ti. Soy bastante positivo, pero cpomo dices, ésto hay que curraselo. De no ser así, intuyo problemas.

Un beso y feliz semana

JLMON dijo...

Hola Fernando
Efectivamente, como decían en mi pueblo "sin mata no hay patata" y aquí de momento las únicas "matas" son las que nos llegan de Baleares, ja-ja..
Cuidate

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Ja ja José Luis. Como dices, de momento parece que hay pocas, aunque como dice Katy hay que ser positivos, a pesar de que ya sabemos como es el paño.

Un abrazo

Pepe Moral Moreno dijo...

Qué tal, Fernando?
ya sabes, los economistas nos pasamos la mitad del tiempo diciendo qué es lo que va a pasar, y la otra mitad explicando por qué no ha pasado. Éso es un axioma de la profesión; no obstante, como tú muy bien dices, lo importante es poder tener tu propio criterio, es decir, mirar las informaciones y las previsiones con la mirada crítica suficiente como para poder leer entre líneas y poder trasladar tus conclusiones a tu ámbito personal o profesional.
Por otra parte, cómo se refuerza la tierra? creo que ya hemos pasado un par de añitos de barbecho importante, y tenemos que intentar que los brotes verdes agarren como sea; estamos deseando ver brotes verdes.
Finalmente, y aunque lo dicho en el párrafo anterior sea bonito, es complicadísimo, ya que, pese al barbecho, la tierra está para agarrar algo, y muchas veces, los brotes verdes no son más que espejismos en el desierto; a ver quién es el primero que se aventura, y esperemos a ver qué sale.
Ánimo, que así no nos vamos a quedar!
un saludo a todos,
Pepe

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Yo los únicos brotes verdes que conozco son los sarpullidos que me están saliendo a cuenta de tanto despropósito.
También estoy con la matización de Katy en lo relacionado con ser positivo o ser optimista.
Hay que seguir mientras haya esperanza.
Un abrazo.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Yo sé poco de economía pero me parece que el dinero siempre lo tienen los mismos, y que si cada 31 de diciembre se repartiese entre todos al cabo del año estaría en las mismas pocas manos.
Te veo algo pesimista, ójala sea sólo una impresión. Estoy contigo en que hay que aprender de los errores, pero no sólo para temas económicos; particularmente me afecta mucho más la escasez de moralidad y la falta de justicia.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pepe:
Lo siento por la parte que te toca je je. Es broma. Apuntas algo muy importante para mi que es la lectura entre líneas. Por eso decía que el brote verde debe ser profundo (arraigado en valores y no especulación, quemar la tierra) Creo que todos deseamos salir y sí estamos sembrando otra vez (pero no a cualquier precio) que luego pasa lo que todos conocemos. Y sí, hay que ser positivos, que lo de optimistas ya es otra cosa y de todo se sale.
Un fuerte abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Ja ja Javier:
Me ha gustado eso de los despropósitos como provocantes de sarpullidos verdes. Por supuesto que hay que seguir, y seguir, pero reconocerás que lo ponen difícil. Soy positivo, que optimista como le decía a Pepe y coincido con Katy
es otra cosa.
Un abrazo y excelente iniciativa la que comienzas hoy en tu blog

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:
Siento haber dado la falsa impresión de que esté pesimista. Cuando hablaba de los errores no hablaba de los económicos en realidad, ya que éstos son como dices la consecuencia de la falta de moralidad y justicia.
Un abrazo

Myriam dijo...

No sé porque se me pasó de comentar en esta entrada en su momento.

De lo que sembremos y como, dependerá nuestro futuro como especie. En sentido real y metáfórico. No podemos seguir destruyendo el planeta y a nuetsros hijos además los tenemos que educar en valores.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myriam:

Pues creo que con este comentario estaremos todos de acuerdo.
Un beso y gracias por pasarte.

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...