miércoles, 10 de marzo de 2010

El volumen de la ausencia

Hay gente que me gusta como escribe. Mercedes Salisachs es una de ellas. Generacionalmente e ideológicamente estemos a años luz, pero me parece que escribe muy bien y que capta perfectamente las emociones del ser humano. De hecho, el título del post de hoy es de un libro suyo que ganó un premio, aunque eso, ahora mismo, no tiene importancia.

Lo que si tiene importancia es el volumen de la ausencia;  es decir, los recuerdos de las personas queridas, que por una u otra razón, van desapareciendo de nuestras vidas, no dejando un vacío, al contario, llenado la memoria. Y haciéndolo, además, no desde una óptica negativa sino nostálgica, real y necesaria.

Como habréis podido comprobar los que habéis pasado por aquí últimamente, habréis notado como el chico que vive en faro del fin del mundo o el que explica la economía de forma sencilla que puede dar la sensación de que encadenaba post (yo no había reparado en ello) y que iban, de alguna manera relacionados. No lo sé, pero lo que si es cierto es que estoy haciendo un viaje al pasado, a los recuerdos, a la nostalgia, a los viajes, a las películas y a las situaciones. Y la razón, quizá sea que en próximas fechas daré un nuevo curso de Cine y Turismo relacionado con los recuerdos y es posible que lo que esté haciendo es meterme en el papel o bucear en ellos a través de diferentes experiencias.

Hoy una más de ellas, la que habla del recuerdo como volumen de la ausencia.

Otra de mis escritoras favoritas (en este caso aficionada) es mi madre. Después de hablar con ella por teléfono, me ha dado la sensación, que quizás hoy ella también sentía el volumen de la ausencia y su excusa ante mi pregunta de por qué no realizaba un viaje, ha sido que tenía 86 años. No me lo he creído de una persona que adora  viajar. Más bien, era el volumen de esa ausencia lo que la frenaba, esa coraza que quería evitar la nostalgia de mejores días; de los días de vino y rosas, como si supiese que las películas y los buenos momentos duran lo que duran y que para determinados momentos de la vida no hay segundas partes ni trilogías: pero ella ya lo sabía. Me he quedado un poco raro, pero también he comprendido.

Así que este post va dedicado a ella, por mujer, por trabajadora, por madre, y por muchas cosas más, pero sobre todo, porque la quiero aunque sea un descastado y una eterna borrasca como me dijo un día.

Os dejo una poesía suya, que se que no la va a molestar porque me quiere, porque tiene 86 y porque a veces me da por ser editor de sus pensamientos como hice en «Los versos robados.»

Nos quedaremos solos

Nos quedaremos solos
y seremos
cómo árboles marchitos
resecos y sin hojas.

Nos quedaremos solos
sintiendo el frío,
del paso del invierno
en nuestras almas

Nos dolerá la vida
y el cansancio, abrirá los caminos
en la carne agotada

Sobre el mantel desnudo
chocarán nuestras copas,
en un brindis vacío repleto de silencios.

Al caer la tarde,
nos sentaremos juntos
frente al balcón abierto.

Cuando llegué la noche
contaremos luceros.
Con los ojos cerrados,
miraremos al cielo.

Y allá, en la madrugada,
rendidos de fatiga,
de sueños, de nostalgia,

Nos sentiremos uno,
En ese tierno abrazo de manos enlazadas.



   

22 comentarios:

FAH dijo...

Dicen que "recordar es volver a vivir"... Gracias x las recomendaciones y x la poesía de tu madre... Te animo a que la animes a que abra un blog, "nunca es tarde" (http://franciscoalcaide.blogspot.com/2010/02/nunca-es-tarde.html)... o que publique un librito (puede autopublicarse: lulu, por ejemplo)... El futuro son ilusiones y no hay que olvidar que una de las 7 leyes es la de "dar y recibir". El otro día un directivo muy conocido: "Cuando te vas de este mundo no te llevas nada, pero lo que puedes dejar es mucho".

Fuerte abrazo a madre e hijo.

Fernando López Fernández dijo...

Gracias Francisco por tus palabras y recomendaciones. El libro se lo editó mi padre hace muchos años y el blog no la veo, pero sigue escribiendo y eso me gusta.

Buscare un hueco este fin de semana para ver los videos y comentar . La frase final del comentario genial.
Un abrazo

Katy dijo...

Hola Fernando. Has traído una realidad que es el pan nuestro de cada día. A menudo pienso en los que ya no están, pero siguen viven presentes en mi memoría. Suelo recordar a cada uno, pero ultimamente la lista me desborda. NO llego. Y si recurro al memoria colectiva, de hombres y mujeres que han hecho grandes cosa por la humanidad mi gratitud se desborda.
No tengo nada de nostalgica, la vida sigue y lo importante es aprender de ellos.
"Sobre el mantel desnudo chocarán nuestras copas, en un brindis vacío repleto de silencios."
Preciosa frase de tu madre.
Gracias por compartir esta hermosa poesía.
Besos

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola de nuevo,
Te destacaba en Thinking Souls la frase de Paco, como un pequeno homenaje a las personas con extrema sensibilidad. Pues daros por aludidos, porque creo que tu madre y tu perteneceis a esa categoria.
Un fuerte abrazo.

MaS dijo...

Dicen que de "padres gatos, hijos michinos"...así que "miau, miau" a los dos.
Brillante tú, pero hoy el aplauso se lo lleva ella.
un enorme saludo,María.

pd.Recapacitaré sobre lo de Eterna Borrasca...creo que esto da para MáS.

DIVERTIA SMILE COMPANY dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DIVERTIA SMILE COMPANY dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Recomento que estaba en otra cuenta
Si, la vida sigue, pero siempre hay alguien que está presente en la memoria y que llena esa volumen.

Me alegra que te haya gustado la poesia.

Un beso y fleiz miércoles.
10 de marzo de 2010 10:06

Fernando López Fernández dijo...

Pues muchas gracias Javier, pero no se, yo no se yo. Gracias por recomentar en los dos blogs,
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:

Tienes razón, el aplauso siempre para ella. y lo de la borrasca ya te digo yo, que si da para MaS.

un enorme saludo de miércoles para ti también.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Uno se queda con la poesía de tu madre, por su belleza y por lo que trasmite, pero también tu comentario es estupendo.
Escuché o leí una vez que: "Nadie desaparece del todo mientras haya alguien que lo recuerde"
Tu y yo, mi madre a punto de cumplir 95, tenemos la inmensa suerte de que están "vivas" con mayúscula. ¡Ah!, mi madre pinta
Un abrazo, Fernando.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Gracias por el comentario. Asi es , somos afortunados y te puedo decir que mi madre pintaba también, pero ya sus manos le impiden hacerlo.

me ha encantado esta frase "Nadie desaparece del todo mientras haya alguien que lo recuerde"

Un abrazo

Economía Sencilla dijo...

Bueno, quizás es que después de tanta crisis y tantas noticias negativas (creo recordar que abogabas hace algún tiempo por publicar sólo cosas positivas ;-) y este duro invierno que nos ha tocado vivir nos ha dejado a todos un poco chafados, con menos ánimo de lo normal.

Gracias por la mención!

Un abrazo
Pablo Rodríguez

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pablo:

Pues puede ser por eso que comentas. quizás haya sido eso el frío invierno que nos ha dejado un poco encogidos.

Gracias a ti por enseñaros tantas cosas.
Un abrazo

JLMON dijo...

Yo no soy muy de poesías (el que es burro...) Pero me ha encantado, de verdad.
Había notado ese viaje a la nostalgia, pero, como bien dices, las cosas se encadenan por sí solas. Así que bien está.
Tienes razón, la memoria se va llenando, hasta tal punto que cuando ya nada nos interesa, sólo vivimos de ella.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Jose Luis:

Me alegro que te haya gustado, ¿burro tu?. lee tu frase final,
que pasara a Thinking Souls y observarás que no es asi.

" la memoria se va llenando, hasta tal punto que cuando ya nada nos interesa, sólo vivimos de ella".

Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola Fernando:
Dile a tu madre como yo a la mía, que no puede morirse sin dejar un par de containers cargados de sus croquetas congeladas. Pues a tu madre, lo mismo con lo de su poesía y así los dos las tenemos para rato que es de lo que se trata.
Un abrazo.

Pedja dijo...

Querido Fernando, gracias por citarme y gracias por este maravilloso post. Del volumen de las ausencias y de las nostalgias y otras esquinas, muy bueno Fernando. Por cierto, cuenta sobre ese curso de Cine y Turismo, a ver si me puedo apuntar, enhorabuena por tu madre y por el volumen de su presencia... abrazos.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:
Je je Josep, pues transmitiré tu sugerencia, que de lo que se trata es de tener para rato.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pedja:

Gracias por tus amables palabras, Me ha gustado lo del volumen de la presencia.
En cuanto al curso de cine, tratará sobre los recuerdos, el turismo y el cine. Lo hago el 26 de marzo y ahora, lo estoy estructurando. Si se te ocurre alguna pelicula que pueda tener realción, no dudes en decirmelo que estoy buscando todavía documentación.

Un abrazo

Myr dijo...

Felicitaciones a tu madre, escribe maravillosamente y tiene un espiritu incrible.

Abrazos

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myr:

Gracias, asi lo haré. Un beso y feliz fin de semana

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...