miércoles, 24 de marzo de 2010

De micro historias: Miércoles: Una ida de olla o el cuento de la lechera



Era un lechero acaudalado y que contaba con varios trabajadores en su lechería. Llamó a uno de ellos, Ashok, y le entregó una olla llena de mantequilla para que la llevase a un cliente de un pueblo cercano. A cambio le prometió algunas rupias extras. Ashok, muy contento, colocó la olla sobre su cabeza y se puso en marcha, en tanto se decía para sí: “Voy a ganar dos rupias. ¡Qué bien! Con ellas compraré gallinas, éstas pronto se multiplicarán y llegaré a tener nada menos que diez mil. Luego las venderé y compraré cabras. Se reproducirán, venderé parte de ellas y compraré una granja. Como ganaré mucho dinero, también compraré telas y me haré comerciante. Será estupendo.

Me casaré, tendré una casa soberbia y, naturalmente, dispondré de excelente cocinero para que me prepare los platos más deliciosos, y si un día no me hace bien la comida, le daré una bofetada”. Al pensar en propinarle una bofetada al cocinero, Ashok, automáticamente, levantó la mano, provocando así la caída de la olla, que se hizo mil pedazos contra el suelo derramando su contenido. Desolado, volvió al pueblo y se enfrentó al patrón, que exclamó:

 -¡Necio! ¡Me has hecho perder las ganancias de toda una semana!

  Y Ashok replicó:

 -¡Y yo he perdido mis ganancias de toda la vida!

  *El Maestro dice: El futuro es un espejismo. Éste es tu momento, tu instante. En lugar de fantasear con la mente, pon las condiciones para que la semilla pueda germinar.


Hoy Thinking Souls: Cosas que enseña la vida

11 comentarios:

Katy dijo...

Este cuento es como la lotería, si me toca me jubilo para siempre y así monto mi peli de todo lo que haré con ese dinero. O cómo comprar un bidón de gasolina para cuando pueda tener coche
Está bien soñar pero saber que sueñas, y que lo que vale el es ahora, el presente, no vaya a ser que se nos pase sin haber conseguido nada de lo que nos hemos propuesto.
Yo no le puedo dar una bofetada a la cocinera :)
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Asi es Katy, el si....pretende condicionar el futuro cuando lo único que realmente se vive es el presente.

Lo uq eno he acabado de entender es lo de la cocinera; ya me cuentas,
Un beso

JLMON dijo...

Fernando
No se si sabrás pero, al final has hecho la descripción perfecta de EMPRENDIMIENTO!
un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Pues ni idea José Luis, habrá sido pura chamba, pero ahora que lo dices...

Un abrazo

Katy dijo...

"dispondré de excelente cocinero para que me prepare los platos más deliciosos, y si un día no me hace bien la comida, le daré una bofetada”.
Yo no lo puedo hacer, porque la cocinera soy yo :)
Realmente era malo el chiste
Un abrazo Fernando

Fernando López Fernández dijo...

Ah¡¡ es que me he liado , como eres una gran cocinera je je.

Un beso

benjy dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mi blog de viajes y turismo. Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme benjycl@gmail.com

Un saludo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Planificar a largo y actuar a corto. Se le olvidó la segunda parte.
Un abrazo.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
El cuento de la lechera que nos contaban cuando éramos pequeños.
Es como lo del oso: "No te pongas el abrigo antes de matar al oso".
Sí, hay que sembrar para recoger trigo.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Así es, capacidad de visionar, pero no perder la vista en el hoy.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Eso es, es curioso, pero en casi todas las culturas tienen los mismos cuentos con distintos personajes.

Gracias por pasarte.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...