martes, 23 de febrero de 2010

Twitter y la Blogosfera bajan al 1.0

Ayer Pablo Rodríguez publicó un interesante post titulado «Twitter killed the blog star» en el que hablaba de los cambios que se vienen observando en los blogs. Da la sensación, decía, que muchos blogueros han limitado el tiempo que dedican tanto a sus propias webs como a comentar en las de los demás, a favor de Twitter. Y no le falta razón. Sin embargo, coincidimos en que son plataformas o herramientas o, lo que sean, complementarias: no excluyentes. Un blog puede ser más o menos extenso, pero por lo general la extensión del texto no suele pasar de uno o dos folios, tres si te «vienes arriba» o no te apetece hacerlo en dos partes o no eres lo suficientemente bueno a veces (a mi me ocurre) para sintetizar lo que quieres expresar o te vas por los cerros de Úbeda (lo que a mi me ocurre más a menudo) Además, puedes añadir videos, fotos, presentaciones…con el objetivo de reforzar lo que quieres transmitir, adornarlo o porque te ha dado el punto:  mola.

Twitter, por el contrario, es más dinámico, el feed back es más rápido y permite conocer más opiniones, artículos y establecer conversaciones y vínculos con los seguidores.  Las dos herramientas requieren de mucha y buena dedicación. A mi me parece tan complicado escribir un buen post como sintetizar una buena idea, un pensamiento en 140 caracteres. Desde luego que en los dos casos soy bastante amateur y tampoco me paso el día escribiendo y comentando blogs ni twitteando, retuiteando y diciendo que bueno lo tuyo @felipe, por poner el caso. Cada cosa tiene su momento y uno utiliza el tiempo como puede y quiere: mola.

Todo esto viene a cuento de que hoy he hecho un experimento basado en las dos plataformas. No desde un punto de vista 2.0 e interacción sino desde el 1.0 (que el cambio cuesta y para hacerlo hay que prepararlo). Me explico: ayer tuvo lugar la reunión anual de la compañía en la que se explican los resultados, la situación, lo que se pretende y lo que puede pasar si no arrimamos todos el hombro. Hasta aquí lo normal. El caso es que para preparar la agenda me he basado en estas dos herramientas. Por un lado, en lugar de la chapa de power point habitual con conceptos demasiado empresariales, gráficas y porcentajes  he utilizado el mismo lenguaje que utilizó en este blog, apoyándome en imágenes, video. Resultado: una presentación que suele durar más de hora y media, la he reducido a 20 minutos. Después, en lugar de hacer el típico ruegos y preguntas sobre lo expuesto (el post), cada uno de los empleados ha opinado libremente en dos, tres o cuatro minutos (140 caracteres en proporción) sobre lo que opinaba de lo hablado, de si creía que los objetivos se podían realizar, y de qué harían para intentarlo. Cada uno, evidentemente, ha opinado lo que quería, lo que sentía  y no lo que yo quería oír, que el paño se va conociendo por los hechos, y todos sabemos más o menos lo que hay. Finalmente, el accionista mayoritario, ha cerrado la reunión dando la visión de conjunto de todo lo hablado. Total, una hora y veinte minutos para los tres apartados: 20 míos, 40 los empleados y 20 el «presi».

Como  en cualquier organización, hay gente más escéptica, más inmovilista o cómoda a la que lo que yo, sus compañeros o el «presi» hayamos dicho le dé lo mismo, aún a sabiendas de saber que esa actitud le pueda llevar a la desvinculación de la compañía. Pero esa es otra historia.

Lo que me ha gustado es que nada más acabar la reunión, dos empleados me han pedido ayuda y han hecho autocrítica de lo que consideraban les sobrepasaba, además de haber montado una reunión en paralelo con otras personas para intercambiar opiniones y establecer líneas de actuación etcétera etcétera.

Para mi un primer paso, que mañana serán dos y pasado tres. Una reunión que nació del 2.0 que tuvo que bajar al 1.0 para que, si todo sale bien,  nos de lo mismo estar en el punto 2, 3 4, 5 o punto y aparte. Dentro de un tiempo os cuento.

Hoy os dejo el video que ilustraba una de las diapositivas y que pertenece a una de mis películas favoritas: 9 reinas.

La primera frase era «¿Un mundo en crisis?», la segunda después del video era «Un mundo jodido» en el que de alguna manera quería explicar que siempre hay que estar alerta y proteger el negocio de cualquier elemento que nos pueda hacer perder nuestra posición, nuestro prestigio, nuestra ilusión o nuestro trabajo.

Feliz Martes y el miércoles nuevo post en Thinking Souls

24 comentarios:

Begoña Coach Politico dijo...

Genial...enhorabuena Fernando.

He dicho que me ha gustado, la forma en que has integrado el concepto 2.0 al 1.0??

Lo que me ha llamado la atención es la forma de hacer paralelismo de una experiencia que llevas desde hace tiempo y que vives en primera linea y que la hayas exportado a la empresa.

En ocasiones las reuniones se hacen nada productivas por el simple hecho de no focalizar el sentido de las mismas, y tu nuevo planteamiento, ha sido concreto, compartido y probablemente eficaz al objetivo marcado.

Transmitir que es necesario arrimar el hombro...y todo ello se consigue haciendo importante y participe al que lo tiene que arrimar...

Ves como yo también me voy por las ramas....jajajaja

Gracias por este post..Fernando.

MTTJ dijo...

No sé qué opinan tus compañeros de trabajo pero a mi me parece que debe ser un lujo trabajar contigo. Si en todas las empresas los directivos fueran Soul Business como tú otro gallo cantaría.
Felicidades por el post.
Saludos

M.Teresa

Katy dijo...

Hola Fernando, no es mi mundo pero lo veo original, innovador y sobre todo me parece interesante economizar el tiempo y la participación. Y sobre todo te felicito por lo creativo.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña

Gracias, como siempre, por participar. Yo no sé si dará el resultado que espero, pero si te digo que percibí algo distinto, entre otras cosas que todos nos escuchamos y eso me parece importante. Lo de hacer paralelismos, es que si no te diviertes y juegas con la mente no merece la pena.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Maria Teresa:

Pues supongo que habrá de todo como en Botica. pero me gusta que la gente se encuentre su camino. No siempre lo consigo.

Gracias por tu amabilidad, pero también tengo mi aquel, no creas.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Pues muchas gracias, pero un poco también la forma de enfocar la reunión la inspirasteis todos vosotros.
Un beso

Alberto Barbero dijo...

Quizás lo menos importante sea lo de los nombres... pero yo creo que realmente lo que está pasando es que el 1.0 está subiendo al 2.0. También en tu experiencia...

La conversación, el debate y toma de decisiones participativa, la introducción de metodologías variadas versus "el rollo de siempre" ya hace mucho tiempo que forman parte de los modelos de liderazgo y de trabajo en equipo.

Para mi, el cambio en el que ahora estamos es un cambio tecnológico que facilita hacer todo lo anterior de una manera mucho más intensa e intensiva... pero la actitud y los métodos están en la base y son "los de siempre".

Y con todo ésto también la esperanza de que los medios contribuyan a potenciar una cultura más humana...

Economía Sencilla dijo...

Hola, Fernando, gracias por la mención y ¡estupenda idea!

Me parece fantástico hacer esa traslación al mundo 1.0 (mundo real, le llamo yo a veces ;-), que te ha permitido mejorar la comunicación y darle un valor más tangible a esa presentación de resultados (que habitualmente, en muchas compañías son aburridos y largos monólogos, o intensas discusiones, pero no debates ágiles y constructivos).

Para reflexionar eso que apuntas, qué más da si 2.0, 3, 4, o 1.0. Al final, lo que tratamos (o tenemos que intentar)es comunicarnos de manera adecuada con los demás, y a partir de ahí, con esos buenos cimientos, se puede avanzar mucho mejor.

Un abrazo, y nos seguimos viendo por la blogosfera, y la twitteresfera

Pablo Rodríguez

Fernando López Fernández dijo...

Hola Alberto:

Estoy de acuerdo contigo, pero creo que desde el 2.0 hay que darle un empujón. Tu, como experto en metodologías, sabes que a pesar de estar implantadas desde hace tiempo, hay resistencia al cambio (como puedo observar en muchos eventos). El cambio tecnológico ayuda a transformar, facilita la intensidad e intensividad de las relaciones. A mi, como a ti, me gustaría que estas herramientas contribuyesen a potenciar una cultura más humana. Por lo que veo es así.

Un saludo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pablo:

Se trataba de hacer una cosa diferente inspirada en el 2.0, que creo mejorará no la conversación sino la comunicación.

Muchas gracias por pasarte y nos seguiremos viendo, por supuesto em la blogosfera en twitter o donde se tercie.
Un abrazo

MaS dijo...

Fernando,
no sabes cómo me gustas por no dejar de sorprenderme, por echarle un par, por ser claro, por acercar el 2.0 a galeras... Suscribo lo que escribía M.Teresa más arriba "si en todas las empresas los directivos fueran Soul Business como tú, otro gallo cantaría".
Me encanta.
un beso,
M.

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:

Pues me acabas de poner colorado, pero como le decía a María Teresa también tengo mi aquel, manías neuras e ignorancias varias.

Gracias por alegrar el blog y el día.
un beso

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Comunicar bien es importante y tener la puerta abierta a la participación, quizá más. El hecho de que la gente se anime y participe activamente da muestras de un importante esfuezo organizativo y participativo. El que haya "disidentes" no es un problema, es una realidad. Un colega plantea los siguientes datos: 20% disidentes, 20% colaboradores muy implicados y 60% cumplen. Intuyo que en tu organización esos datos son mejores.
Enhorabuena.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Buena apreciación la de tu maigo. Como dices, los disidentes no son un prioblema sino una realidad que hay que intentar modificar para bien, a los que cumplen que suban un poco y a los que se implican no desilusionarnos. Estamos en ello.

Un abrazo

JLMON dijo...

Fernando
¡Genial! Eso es creatividad muchacho y lo demás tecnología barata.
Me ha encantado, de verdad.
Personalmente, procuro no obcecarme con tuite y cia.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Jose Luis:

Gracias como sioempre, por tus visitas. me alegra que te haya gustado.
Un abrazo

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Estos conceptos técnicos que empleas o empleáis me pueden, lo reconozco. El mundo del Teitter creo que no pienso ni tocarlo, pero en lo que sí estoy de acuerdo con la mayoría, es que personas estupendas como tú en las empresas se pueden contar con los dedos de las orejas.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Nunca digas de este agua ni beberé. Y gracias, pero eso de los dedos en las orejas, no acabo de comprenderlo.
Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola Fernando:
Mientras leía se me caía la baba. Lo más importante, desde mi punto de vista, es que les has sorprendido y como todos sabemos, la sorpresa descoloca y moviliza. Lo más fructífer es que dos se te acercaron y entonaron el mea culpa.
Llámalo como quieras, pero la cosa funcionó y eso es lo que cuenta.
Para el año que viene, ya puedes ir pensando en otra treta.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:

Quizá fuese eso, la sorpresa, el descolocar,La reunión fue el lunes y dos días después se respira otro aire en la oficina que espero que dure.

Gracias como siempre por pasarte.
Un abrazo

Germán Gijón dijo...

Felicidades, Fernando: te quitas el disfraz de tech-advanced, te quedas en traje de faena y les dices a todos: "Venga, ahora vamos a hablar de verdad". ¡Y funciona! ¿Será que las cosas de siempre, como dice Alberto, son garantía de perdurabilidad? ¿O es que, como dice Pablo, mediante esos cimientos se logra la comunicación mejorada y con valor tangible? Me ha gustado la expresión de María: acercar el 2.0 a galeras. Ingenioso, pero real.
Un abrazo, Fernando.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Germán:

¿Que es eso de una Tech advanced?

Para mi es una cuestión de sentido común, aunque sea el menos común de los snetidos.
Un abrazo

Germán Gijón dijo...

Ja, ja, ja... No te preocupes, era un término que me acababa de inventar y que pretendía sugerir (en el contexto, ¿eh?) "tecnológicamente avanzado". Daba a entender que sin pomposidades te metías en el ajo e ibas al degüello de la implicación, lo cual conseguiste de una forma cercana y abierta. Perdona por el atrevimiento iconoclasta :-)
Un abrazo, Fernando.

Fernando López Fernández dijo...

ja ja Germçan . Así me pareció y por eso la pregunta.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...