viernes, 26 de febrero de 2010

No te rindas

Supongo que a todos nos ha pasado que, en alguno o varios momentos de nuestra vida, hemos querido tirar la toalla, dejarlo todo, como si huyendo de lo que nos incomoda desapareciesen nuestras angustias, zozobras y malestares. En esos momentos hemos recibido por parte de los amigos, de la familia y de tipos que pasaban por allí multitud de consejos, palabras de aliento o miradas de comprensión. Y eso es fantástico, pero rara vez, cuando una persona está realmente jorobada, encuentra consuelo en los demás al estar su mente embotada, llena de nubarrones que le impiden pensar con claridad. No todo el mundo tiene desarrollada su inteligencia emocional y tampoco es una cosa para la que nos hayan preparado especialmente, por lo que en esta materia, en general, estamos peces.

También ocurre que no es lo mismo que te duela a ti, que le duela al otro. Es decir, que el que tenga que gestionar la situación seas tu o el otro.  Somos muy buenos dando consejos y ofreciendo soluciones y muy malos recibiéndolos. Sobre todo cuando quien nos los brinda creemos que no puede ayudar: lo que es un error a todas luces y oscuridades.  

Un financiero, rara vez escuchará una sugerencia de una cajera de supermercado sobre el cash flow (que este y otros términos tienen su traducción al castellano, al catalán, al gallego, al euskera, al bable y a ese desconocido idioma mezcla de todos que se habla en algunos pueblos de España y que consiste básicamente en apocopar las palabras), al igual que un recién separado no escuchará a su amigo solterón (¡qué va a saber de mujeres!) en asuntos sentimentales. Podríamos seguir y seguro que si somos autocríticos, más de una vez nos hemos comportado como el financiero. Si no lo somos, tenemos serías posibilidades de que nos pillen en uno o más renuncios con lo cual volveremos al mismo punto: somos como el financiero.

El caso es que muchas veces podemos sentirnos bajos de moral y tener tentación de abandonar, de rendirnos.  Los temores, los miedos, las dudas son cualidades o características tan humanas como las seguridades, las valentías o el tener una fuerte autoestima. Cada cual es cada cual y cada uno las equilibra o las modela  como mejor puede o sabe.  Eso va forjando su carácter.

Muchas veces, demasiadas quizás, he dicho que para mi la vida es una sucesión de derrotas con pequeñas victorias. No se puede ganar siempre y perder forma parte del juego, aunque hayas puesto todo tu empeño en que no sea así. Otras veces no estas preparado para ganar y pierdes y hay veces que parece que ganas pero pierdes. (esta última frase da para un post, así que ahí lo dejo). 

Me gusta ganar, pero sólo me produce satisfacción si es consecuencia de un esfuerzo, de algo que me llene. Lo demás puede estar bien, pero es, con perdón, un coñazo. Es como jugar al fútbol y hacer una partido aseadito pero no brillante. Las sensaciones no son las mismas. Con esto no quiero decir que me van las dificultades o tengo cierta inclinación al sufrimiento, si no que si vienen mal dadas, que cada cierto tiempo, como los ciclos económicos, vienen, hay que lamentarse lo justo y seguir, volver a levantarse, andar aunque sea a gatas, pero andar. Sólo justifico la rendición cuando la victoria no merece la pena, cuando la lucha es una cuestión únicamente de orgullo mal entendido: o soberbia para entendernos; tampoco cuando es motivada por al ira, por los celos o la envidia.

Últimamente he estado con gente que, que bien por su situación laboral, emocional y/o personal se está rindiendo, abandonándose en el pozo del desanimo y contagiando, como si de una pandemia se tratase a todos los que están a su alrededor. Y esto es muy peligroso.
Por eso, hoy acabo con un video, que se lo dedico a todos los que se les pasa por la cabeza rendirse. Ya se sabe, la letra con música es más fácil que entre.

Feliz y positivo fin de semana

27 comentarios:

Germán Gijón dijo...

Hola, Fernando:
me gusta que plantees las cosas con realismo positivista porque va a hacer falta. Es cierto que no somos buenos receptores de consejos, pero es que los tiempos no dan para mucho. La venda ha caído y más que empecinarnos en ver las cosas con cierto destiño todavía rosa, es necesario apretar los dientes con rabia más que con resignación. Cualquier cosa que de para no caer en la rendición.
Un abrazo, Fernando.

Katy dijo...

Hola Fernando, el tirar a toalla es siempre una tentación. Es muy dificil tirar del carro todo el tiempo. Aceptar consejos si,`pero de alguien que ha pasado por tu situación, porque no necesita expresarse, con su ejemplo me basta.
"No se puede predicar agua y beber vino"
"hay veces que parece que ganas pero pierdes." todo depende del precio que has pagado para conseguir esa pequeña ganancia.
Post para analiza y analizarse.
Un beso y feli finde.
P.D. Esta noche voy a ver a Tamarit, un regalo :)

Fernando López Fernández dijo...

Hola Germán:

No solo hay que plantear las cosas con actitud positiva sino que hay que ejercitarla. Realismo si, positividad también.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

El tirar la toalla lo que suele ser es fácil y tirar, como dices, del carro todo el tiempo, muy , pero que muy dificil. En cualquier caso no rendiorese.

Ujn beso, feliz fin de y feliz magia

MaS dijo...

Buen viernes Fernando,

Me encanta esta imagen: caminando por una acera ancha, bajo un día luminoso, y en silencio en mitad de un tumulto, de pronto, tropiezo, y tras un traspies de esos que hacen que uno sienta vergüenza, acabo literalemnte tumbada sobre la acera. "Mierda!qué vergüenza! y encima nadie me ayuda a levantarme!", sí, afloran pensamientos negativos que no me llevan a ningun sitio.
O bien puedo, "toma!, vaya espectáculo! si pongo un cacito, hasta me echan monedas!"...y sacudiéndome las rodillas, recomponiendome el pelo, y recogiendo papeles, bolso y gafas...me pongo derecha, me sonrio, y sigo adelante.
un positivo y contagioso saludo, M.

Economía Sencilla dijo...

Buenos consejos para afrontar la vida, ésta es una sucesión, como bien dices, de aciertos y errores, de problemas que a veces se solucionan satisfactoriamente y a veces no (y en muchos casos, no son tan graves como nos parece).

¿Y qué? El problema no es equivocarse, no es caer, no es perder, el problema es no saber rectificar, no saber levantarse, no aprender de esos errores...

Un abrazo, y buen fin de semana
Pablo Rodríguez

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
Sí, en general somos poco partidarios de seguir consejos, pensamos que quién mejor que nosotros para entender las cosas. Me ha gustado la letra del vídeo que dice mucho de lo que comentas. Te sugiero que escuches la canción de Rosana "Llegaremos a tiempo", creo que resumen tu estupendo post. Un abrazo y a seguir caminando.

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:
Por supuesto que me quedo con la segunda opción. Por unas extrañas conjuras del universo o demostración de la ley de murphy yo me suelo caer, manchar, tropezar etc. Es decir un torpe de narices. Si a una paloma le da por regalar algo seguró que me caerá a mi. En ese sentido soy generoso y no paso cacito, aunque habría que pensarlo. Así que, como tu, me pongo derecho, me sonrío y adelante.
Otro positivo y contagioso saludo. Esta vez desde el suelo. Feliz fin de semana

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pablo:
Yo creo que las cosas hay que relativizarlas por lo que apuntas de que unas veces se pueden solucionar las cosas y otras no. la clave la das perfectamente no saber rectificar, no saber levantarse y no aptrender de los errores.
Un abrazo y feliz fin de semana.

Pepe Moral Moreno dijo...

Qué tal, Fernando? he estado un poco fuera de juego, pero ya estoy de vuelta; únicamente decirte que muchas gracias por el post que nos has regalado, y creo que hay algunas frases de los comentarios susceptibles del Thinking Souls.
Gracias y un saludo,
Pepe

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Oimos bien, pero escuchamos mal. Incluso a nosotros mismos. Escucharé la canción de Rosana.Gracias como siempre Rafa.
Un abrazo

PD – tengo noticias de tu escrito, te envio por correo la respuesta que me han dado.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pepe:

Se que has estado liado, y que los estudios llevan mucho tiempo. pero como sabes, siempre es un placer verte por aquí.
Un abrazo y gracias por los comentarios.

JLMON dijo...

Qué bueno Fernando!
Yo no creo en la vida, sino en mi VIDA. Es una lección que aprendí en Niger. La vida la haces tú, fuera no existe la vida en neutro, sino miles de vidas que corren paralelas y, en ocasiones, se entrecruzan para bien o para mal. El asunto es negarse a abandonar la carrera porque dificilmente se podrá uno reincorporar. En los momentos dificiles hay que buscar los cruces con otras vidas que te den más Vida.
Gracias por darme un poco de tu vida.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Jose Luis:

Gracias por venir y participar y dar vidilla a este blog. Me ha gustado la frase Yo no creo en la vida sino en mi vida, porque ahí está la clave. las personas, las cosas se entrecruzan pero es uno el que debe gestionar su vida.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Esta es una de esas canciones que me ponen el vello de punta. Me encanta Peter Gabriel.
Lo cierto es que es un buen momento para lanzar este mensaje: NO TE RINDAS. Lo que pasa es que nos esperan momentos muy duros. Leo hace unos días que el 30% de los desempleados lo tienen y lo van a tener muy difícil para encontrar un nuevo empleo. Estamos hablando de más de 1 millón de personas.
Va a ser muy duro y tu mensaje va a tener que gritarse a los cuatro vientos.
Pero debemos hacerlo, incluso los que tenemos un empleo, que un poco de solidaridad no vendrá mal.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

A mi me gusta también mucho peter gabriel. Tiene un talento especial.
Las cifras que das, asustan. Más de un millón de personas sin posibilidades es una tragedia. Aún asi, si no se intenta mejorar no se conseguirá nada, y para eso no hay que decaer.
Un abrazo y feliz y lluviosos fin de

Vórtice dijo...

Hola Fernando,
Está claro que nos hace falta positivar, el mal ya está hecho, y siendo realistas la utopía es ese estado donde todo es posible aun en el peor de los escenarios y es cierto que sin la experiencia vivida se hace difícil comprenderlo. Contribuyo con un enlace a una iniciativa para levantar el ánimo y no apoyarnos solo en la cifra de parados: http://estosololoarreglamosentretodos.org/

Un abrazo Fernando,

P.D.: Te he enviado un par de scans al gmail.

Vórtice dijo...

Se me olvidaba, cuando caí en el ERE de CWT el año pasado coincidió que ese mismo día fallecíó Mario Benedetti y postee un 'No te rindas' en homenaje al maestro a la vez que lo envié en correo electrónico a todo el staff que lo necesitaba tanto como yo:
http://vorticesoy.blogspot.com/2009/05/no-te-rindas.html

Abrazos
Luis

pilar mandl dijo...

Creo que son fases... a veces estamos abajo y otras en la cima... como el verano y el invierno...

Myr dijo...

Hola Fernando:

Me gustó mucho esta entrada porque tienes mucha razón(como en el 99% de los casos). Hay que luchar siempre y con optimismo. Aún cuando haya mal tiempo. Y si uno cae, levantarse y seguir adelante, habiendo aprendido de los errores.

Pués yo estoy convencida de que el éxito no se mide por tus logros, sino por la capacidad de levantarte, rebotar (rebound) despues de las caidas.

El tema es que a veces, necesitamos de ayuda experta para lograr salir del pozo. Y para esa ayuda, necesitamos ser humildes.
Porque sino, terminamos por enterrarnos antes de tiempo.

Un abrazo

Myr dijo...

PD- Y para PEDIR esa ayuda, dice. Vale

Myr dijo...

Pd. La necesidad de la ayuda experta ( psicológica)y no sólo consejos d egente bien intencionada, te lo digo, porque una vez que se echa a andar la rueda de la Retroalimentación Negativa, es muy dificil de pararla y sólo rueda cuesta abajo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Luis:

El otro día cuando comimos con Susanna, si te das cuenta todos teníamos nuestros proyectos y sueños. Susanna con los vinos, tu con tu receptivo y yo con los 1os que estoy reconstruyendo. Ninguno, y las cosas están fáciles, tiramos la toalla.

Gracias por los dibujos, un poco de nostalgia no viene mal.
un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Myr:

Gracias por pasarte como siempre. Es cierto que necesitamos ayuda y que esta debemos pedirla humildemente siempre. Y lo más importante estar dispuestos realmente a recibirla.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pilar:

Pues así es , son ciclos, fases, pero es muy peligroso abandonarse porque de no ser así, al final todo son inviernos.
Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola Fernando:
Yo también veo un poquito de desánimo en la peña y no es para menos porque ya son muchos meses de andar escorados en muchos sentidos.
Una vez leídos los comentarios estoy de acuerdo con buena parte de ellos. José Luis nos recuerda que la mejor forma de relanzarnos es acercarnos a otras vidas que nos den impulso, no importa si tal vez también ellos llevan un perdigonazo en el ala.
Creo que la solidaridad hace más que otras cosas para que no nos rindamos. Ya no por espíritu de superación sino de pura supervivencia.
Cuando veo una peli de guerra entiendo perfectamente al soldado que vuelve atrás a recoger a un compañero herido. ¿Qué es lo que hace eso posible? La camaradería, el compartir el mismo uniforme y el mismo destino, que no muera solo o que no le pille el enemigo.
Las minorías se juntan, y todos pertenecemos a una o dos minorías. Por eso nos resistimos a perder unidades y por eso no hay que rendirse nunca.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:

La verdad es que de aquí voy a sacar varios comentarios para thinking souls.

Tienes razón, la peña está muy desanimada y hay que intentar, cada uno en la manera de los posible, que no se hunda/mos. Yo no sé si esto lo arreglaremos entre todos, pero si que veo que hay mucha gente dispuesta a tirar del carro para que la gente no se rinda.

Gracias, como siempre, por pasar. Por cierto, magnífico tu post de hoy. Eso es lo que yo llamo síntesis ilustrada.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...