miércoles, 10 de febrero de 2010

El blues del autobús

El otro día me preguntaba Javier Rodríguez Albuquerque: « ¿de dónde sacas el tiempo? A mi lo justo me da para mi blog, y seguir unos cuantos» cuando hice el anuncio del nuevo blog Thinking Souls.

La verdad, es que no tengo ni más ni menos que el resto; sólo 24 horas al día que como comentaba Katy en su blog, no se pueden almacenar. Ahora mismo, cuando son las 00:29 estoy escribiendo este post. En unas horas, menos de 7 estaré camino del aeropuerto para volar a Marrakech, donde permaneceré hasta el viernes. Hace 48 horas estaba en Amsterdam y, posiblemente, dentro de tres días tenga que realizar otro viaje. Entre medias, trabajar, planificar, gestionar, hablar, pensar, decidir, sentir, amar, divertirme, sufrir, y varias cosas más. Simplemente debo administrarlo. Unos días con más éxito que otros, pero procurando llegar hasta donde llego o me comprometo, sin que me generé una angustia vital o tenga que demostrarme nada.

Todo esto viene a cuento de una conversación que he tenido con una persona de mi equipo. Mañana el sale para Barcelona, luego Sitges, luego Madrid, luego Barcelona, Madrid, Salamanca y ahí lo hemos dejado. El caso es que le he estado dando una pensada y hoy regresaba otra de Zaragoza tras dormir tres horas, reunión de ventas, tanatorio entre medias (la madre de una amiga había muerto) y hoy a Viella. Pero sigo; otra mañana en Madrid, luego en Barcelona; otro en el Escorial y luego Barcelona; otro en Madrid, luego Barcelona, otra carretera distinta a la de los anteriores, Algete, Madrid…

Tal y como lo leeis, pensareis que nos estamos «saliendo de la tabla». No es así, simplemente se han concentrado en una semana bastantes operaciones, bolos, eventos o como lo queráis llamar.

Administrar el tiempo es una de las tareas más complejas que existen; conciliarlo, como se dice ahora, a veces ciencia ficción. Más cuando se vive en directo y dependes de terceros que lo mismo te piden una reunión a las tres que un guión a las cuatro cuando son las dos; y las correcciones a las cinco. Un blues del autobús, del cual os dejo hoy una versión que me ha gustado más que la de Miguel Ríos.

La vida, no solo la de los que nos dedicamos al mundo del directo, es una cuestión de administrar momentos. Unos los controlas y otros, no los puedes controlar. Por eso, y contestando a Javier, no es que me de tiempo a hacer muchas cosas, es que intento administrarlo y si no llego, no llego. Esa es la razón por a cual, este blog no se publicará en unos días, porque no llego a hacerlo y porque creo que debo mejorar muchas cosas; y para eso, debo administrar el tiempo.

Os deseo un feliz miércoles y un feliz fin de semana.

Obviamente, la canción va dedicada a mi equipo.

22 comentarios:

FAH dijo...

fantástico post, me ha gustado... tempus fugit!... de todas formas, creo que vivimos tiempos demasiado acelerados, sinceramente. Si uno va excesivamente apresurado no puede disfrutar, y la vida es disfrute. Me gusta lo que decía Gracián: “Los sabios suelen pecar de lentos, pues una mirada atenta obliga a detenerse”... Complicado, sí; necesario, también. fuerte abrazo, and good luck!

Fernando López Fernández dijo...

Gracias Francisco:

Coincido contigo, vivimos demasiado acelerados. Estos días pasados, en Amsterdam me di cuenta, que siendo una ciudad grande, la vida va a otro ritmo, más "slow" y no por eso las cosas dejan de ser eficientes o efectivas. La vida, además, de valle de lágrimas es disfrute como dices.

Un abrazo.

Myr dijo...

Buen viaje a Marraquesh.... se que por ahi andas hoy que es mi cumpleaños.

Administrar el tiempo de forma que rinda; sea efectivo y no mueras en el intento es todo un arte y muy necesario.

Besos y saludos a tu equipo.

Myr dijo...

Viva la cultura del Slow Down!!!

zzzzz
zzzzzz
zzzzzzz
zzzzzzzz PLOP!

( es que sonzzz las 3zzz de la mañññññññzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz)

Myr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando López Fernández dijo...

Hola Myr:

Feliz cumpleaños. Morir en el intento nunca (no es bonito) asi que habrá que administrar como se pueda.

Feliz día

Katy dijo...

Hola fernando, me he agotado con solo leerte y me he acordado de aquella época en la que solo dormía tres horas y como tú iba de un lado para otro. Pero ahora tampoco voy mal.... más menos por el estilo. "Tempus fugit"
La clave la que expones con acierto :
"Unos días con más éxito que otros, pero procurando llegar hasta donde llego o me comprometo, sin que me generé una angustia vital o tenga que demostrarme nada".
Buen viaje amigo y cuidate
Un beso

JLMON dijo...

Fernando
De Vuajero Accidental tienes poco, en todo caso serías el Viajero Occidental. Ten cuidado, me suena ese ritmo, un día amanecí en la habitación de un hotel preguntándome dónde estaba. Ese día deje la empresa y ahora soy Viajero Accidental.
Un abrazo

Economía Sencilla dijo...

En dos palabras... im prezionante, hay que ver lo que pueden llegar a cundir las 24 horas, buen(os) viaje(s), y nos vemos/leemos a la vuelta.

Un abrazo
Pablo Rodríguez

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Ya me parecía a mi. Tu haces trampas: viajas mucho para tener mucho tiempo de espera en los aeropuestos y así poder escribir. ¡Así cualquiera!
Pues me apuunto... a lo de viajar, claro.
Un abrazo.

María Hernández dijo...

Hola Fernando:

Lo importante, querido amigo, es saber discernir, pero que muy bien, entre lo que es "velocidad" y "tocino". El vivir con este ritmo frenético no puede (o no debería) cegarnos ante las cosas importantes de la vida y si para atender a unas, desatendemos otras, menos importantes, que nadie se tire de los pelos; NO hay tiempo para todo y hay que elegir, pero ¡ojo! no siempre lo que creemos importante, lo es.
Si al final de las 24 horas del día, te sientes cansado, pero contento, satisfecho, con ganas de "volver" (a lo que sea), entonces tu elección ha podido ser buena.
Solo el tiempo, el que pasa y no regresa, será quien te muestre si fue tiempo perdido o ganado.
Un abrazo y feliz semana, estés donde estés.

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
No podías haber elegido mejor canción para situar vuestro trabajo.
Hay algo que comentas en tu fantástico post que me ha llenado: eso de que llegarás hasta donde llegues o te comprometas. ¡Hay si todo el mundo hiciese lo mismo!
Buenos viajes y un fuerte abrazo

Pepe Moral Moreno dijo...

Qué tal, Fernando?
conclusión de tu post: pa' tí es la vida!!!
un 10 en motivación y un 20 en actitud!
Saludos y un abrazo! gracias por contagiarnos de vez en cuando!
Pepe

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

A pesar de dormir solo tres horas, tu sabes, tan bien como yo, que merecía la pena. Lo único, que ya necesitamos dormir más de tres horas, y que las prioridades van cambiando.

Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:
No creas, soy un mix. Esa sensación de despertarte y no saber donde estás la he tenido a menudo, y de hecho, de vez en cuando la tengo, pero también creo que se “desconectar”.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pablo.

24 horas es nada o mucho. todo depende de como lo vivas.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Ja ja Javier:

Hombre , los aeropuertos no son el mejor lugar para escribir y salvo retarsos, rpocuro pasar alli el menor tiempo posible.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:

Así es , hay saber discernir o , al menos intentarlo. Hace diez años, por ejemplo, yo conseguí saber elegir y me fui de una empresa donde podía haber llegada más alto. No merecía la pena pagar ese precio por tener poder, dinero etc...

El tiempo, al final nos dice si lo hicimos bien, y desde, la distancia sé que no me equivoqué.
Feliz fin de semana

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Es que nunca me gustaron las promesas incumplidas. Por eso , hasta donde llegue. Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pepe:

para mi, la vida hay que vivirla intensamente, es decir, es motivodara siempre. No creop que por eso sea un ejemplo, poruq epor aqui, incluido tu, me emcuentro con gente muy vitalista.
Un abrazo fuerte

Germán Gijón dijo...

Bien, Fernando, lo que es innegable es que lo administras como es debido. Espero que la semana de DSC os sea tan condensada como productiva.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Germán:

La verdad es que procuro hacerlo, epro no siempre lo consigo. En unos días te enviaré un correo sobre las impresiones de la idea que me mandastes.

Gracias y un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...