miércoles, 13 de enero de 2010

La duda razonable: Un párrafo que resume todo

«En aquel mito situado en los confines del mundo volvía a encontrar las teorías filosóficas que había hecho mías: cada hombre está eternamente obligado, en el curso de su breve vida, a elegir entre la esperanza infatigable y la prudente falta de esperanza, entre las delicias del caos y las de la estabilidad, entre el Titán y el Olímpico. A elegir entre ellas, o a acordarlas alguna vez entre sí.»

Memorias de Adriano (Marguerite Yourcenar)

La verdad es que para la publicación de hoy tenía otras ideas en la cabeza, pero leyendo el blog Cambios + Reflexiones de Begoña Coach Político o Begoña Zalbes, o Begoña, he decidido dar otra orientación a mi post. En el, habla de las decisiones que se anclan en el pasado o las que inspiran para el futuro. Muy interesante y muy recomendable.

La entrada de hoy, la abre uno de los párrafos del libro Memorias de Adriano, que desde mi punto de vista, es una obra maestra no sólo de la literatura sino también del pensamiento. Si ayer «jugaba con la música» hoy lo hago con las letras. Y si os fijáis, en los últimos días muchos blogs, y twitteos ya no hablan de pensamientos sino de la necesidad de tomar decisiones. Begoña era una de ellas. Pero, echad un vistazo y leed unos cuantos. Comprobaréis que, estadística y espiritualmente hablan de esa necesidad. Yo mismo, iba a publicar uno, que aparecerá próximamente sobre ello, pero no lo he acabado.

En cualquier caso, me gustaría que releyeseis el párrafo de arriba. Desde mi punto de vista habla de decisiones, pero también de estados de ánimo, de blanco y negro, de la libertad y la contención, de lo que te pide el cuerpo o alma y la responsabilidad. Habla – insisto, desde mi punto de vista, (que eruditos, doctores, chuflitas y tontosdelculo sólo ven lo que quieren ver) – de la eterna duda, de la incomodidad en la que al ser humano, por eso de la «Mor moris», se encuentra paradójicamente por vivir en la zona de comodidad: De la duda razonable

Así que esta es la reflexión que dejo para un miércoles que seguramente en Madrid será lluvioso. Relativiza, amplia tu zona de comodidad y llega a un pacto, a un acuerdo para que si la vida no te entiende, tú la entiendas a ella.

Y esto, no es un consejo es, creo, una necesidad que todos tenemos.

Feliz miércoles lleno de dudas.

14 comentarios:

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando:
El problema de tener que elegir estriba, creo, en la probabilidad de errar; pero como bien dices hay que tomar decisiones aún a riesgo de equivocarte, sólo así se avanza.
Aquí también llueve; este año vamos a dar cuatro cortes a la alfalfa. Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Puede ser eso Rafa. pensar en que vamos a errar, y eso nos causa desazón, peor solo equivocándose se sabe si se avabnza o no. Y si, nos vamos a poner morados de Alfalfa.

Un abrazo

Katy dijo...

Hola Fernando, un poco liadilla la cosa, de dudar, tener que decir, temor a equivocarse... Pero eso es los que nos distingue de los animales y nos hace superiores, el poder optar y decidir. Aún atados de pies y manos puedes elegir en tu cabeza y sacar provecho de la experiencia.
Pero hay un cierto miedo a libertad, la mayoría prefiere que le digan lo que tiene que hacer y así descargar la responsabilidad en en el otro. El relativizar efectivamente facilita las cosas.
Un beso

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

me ha gustado eso del miedo a la libertad. Creo que de eso hay mucho. Es paradójico, pero cuanta más libertad más indecisión.

Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Me quedo con "el miedo a la libertad" de Katy. Vivo rodeado de personas que no quieren tomar decisones. Miedo no, pánico. Y eso es muy difícil de gestionar.
El párrafo, maravilloso. Para releer una y otra vez.
Un abrazo.

merce dijo...

"Memorias de Adriano" es uno de los mejores libros que he leído.
El que no duda,sin duda, se equivoca. Ya lo decía el genial Sócrates: Sólo sé que no sé nada". Lo importante es saber calibrar y valorar las cosas en su justa medida, ni más ni menos. Fácil y difícil al mismo tiempo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Pues ya somos dos los que vivimos rodeados de gente que no quiere tomar decisiones, aunque para ser honestos, al menos en mi caso, me cuesta tomar algunas.
un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Mercé:

Gracias por pasarte.Desde luego que Memorias de Adriano es un libro fascinante, de los que merecen varias lecturas.
Calibrar, es lo más difícil porque muchas veces nos sobran o faltan datos para ello.
un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola Fernando:
No sé si me va a salir un comentario demasiado largo y si no es así no será por falta de ganas. La duda razonable, desde mi punto de vista, es el lugar donde se aprecian las grandes inteligencias. Y lo es porque obliga a equilibrar lo que dice M. Yourcenar, vivir en la esperanza permante o no tenerla casi nunca y lo que es más importante, a que esas dos opciones se hablen entre ellas.
Lo único que tiene de paralizante la duda es no resolverla, como decimos, caer en la parálisis por el análisis. Observas que el contenido de muchos blogs van en la dirección de tomar decisiones y es verdad. Ahora lo que conviene es ver si hay continuidad o sólo se corresponde a la inercia de las buenas intenciones de año nuevo, vida nueva pero soy optimista a pesar de todo porque parece que en las escasas hojas que siguen en pie se empieza a notar que corre la brisa.
Vuelvo a la cita con la que empezabas y a su autora. Algún día la Yourcenar se estudiará como asignatura de management y en lo que pueda, contribuiré a ello.
Bueno, un poco largo, pero no tano como temía al principio.
Muy, pero que muy buena entrada.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep:

Nunca tus comentarios son largos. Siempre es un placer leerte.
La clave de todo esto, es como apuntas y escribe Marguerite Yourcenar es equilibrar, para mi una de las cosas más complejas a las que se enfrenta el ser humano.
Por otro lado, yo creo que esas decisiones, que pueden confundirse con buenos propósitos, si se van a ir tomando. No se, tengo un pálpito.

Por último y por no extenderme. Creo que el reto de introducir a la Yourcenar como modelo para su estudio en escuelas de management y varios te viene como anillo al dedo, porque sé (y lo dejaste claro en el primer comentario que hicistes en este blog) que te gusta mucho la autora.
Por cierto, ¿cómo esta Ovidio?

Un abrazo

Begoña Coach Politico dijo...

Buenas noches Fernando...has causado en mi una sonrisa...por diferentes motivos.


Una por aquello como muy bien dice Josep "buenos propositos para un año nuevo"

Y lo cierto es que somos personas arropadas en los ciclos. Arropadas en el tiempo a la hora de tomar decisiones.

Da la sensacion muchas veces que "mañana" el "lunes" es el mejor día para generar el cambio, nunca ahora en este momento.

Me gusta la reflexión de decisiones frente a estados de animo. Es dificil no asocialas. Según estas se tienen más opciones a la hora de decidir. Que no por ello la decision tomada es la más favorable para uno mismo.

jajjajaj al final me voy a liar yo mas que ninguno jajajaj.

El aprendizaje de errar nos da la oportunidad de conocer que existe después del fracaso..y esa es precisamente la mejor lección. Que siempre después de errar...pasa todo...y entonces se puede volver a empezar.

Sigo sonriendo con tu post...con los comentarios de todos....y por seguir de alguna manera, teniendo la oportunidad de compartir.

Gracias...Fernando por tu referencia

Begoña Gozalbes..por ello bego_zalbes

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña:

Si ha generado una sonrisa, me doy por satisfecho. la verdad es que me lo psuiste a huevo porque no había acabado el que sale mañana, que de alguna manera complementa a este y creo, que complementa al tuto. Me ha gustado la frase

"somos personas arropadas en los ciclos. Arropadas en el tiempo a la hora de tomar decisiones".

porque es un poco así, aunque luego, como digo en el post de mañana, también es una batalla en la que los errores se manifiestan continuamente.

Muchas gracias por pasarte, por compartir. Un placer verte por aquí.

Germán Gijón dijo...

Hola, Fernando:
como he comentado en el blog de Begoña, en muchas ocasiones la indecisión no responde tanto a duda como a cobardía. Dudar entre vivir en el área de la seguridad o la del riesgo es una opción. Apostar por un cambio es una decisión. Si la consecuencia está bien calibrada, la decisión se hace más fácil dependiendo del carácter.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Germán:

Pues tienes toda la razón chico, porque a veces es eso. Cobardía, y yo reconozco que a veces lo soy.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...