miércoles, 11 de noviembre de 2009

Mi amigo Rafa

Sé que está jodido, que nuestro Real Madrid le ha regalado esta noche una decepción más. Sólo han sido noventa minutos. Suficientes para que en ese ratito, la vehemencia, a la hora de hablar de fútbol, le haya cambiado su frecuencia y su carácter. Se le pasará pronto. Lo sé. Al final, le pasará como a mí, que el fútbol y el Real Madrid será su preocupación 7.214, o 7 si se trata de un derby o la copa de Europa: Siempre hay cosas más urgentes o importantes en la vida, salvo que uno sea un futbolero de pelotas (chiste fácil) o que sea parte de ese mundo, esa casi religión que tan bien explica Francisco Alcaide en su libro «Fútbol, fenómeno de fenómenos».

Los que venís a menudo a Soul Business ya lo conocéis. Casi siempre deja su comentario, de forma sosegada, tranquila; todo lo contrario a cuando habla de fútbol y del equipo blanco, que puede ser un huracán verbal. Pero ese Rafa, asoma poco. Quizá algunos domingos, días como hoy y algunas Copas de Europa de guardar.

El Rafa normal, el de todos los días, es aquel que un día empezó a escribir en su  blog  Pasaba por allí, en el que expresa y dice lo que es, lo que piensa y lo que será. Hace meses escribió su primer post, con el cual yo me siento identificado y seguro que muchos de los que leéis Soul Business también. Además esta escribiendo una novela en su blog, que desde mi punto de vista, es muy interesante. Os dejo su primer post y si queréis saber algo más de esa novela pulsad aquí.

Abrir el alma, de eso se trata.
Cuando decidí incorporarme a las personas que tienen un blog, de ello hace unos pocos días, era consciente de que la sinceridad debía ser una constante en mí deambular por este espacio. Siempre he considerado que escribir, y que alguien te lea, es romper una barrera. Soy tímido y reconozco que me da pudor hacerlo. Puestos a saltar esta barrera por qué no romper dos al mismo tiempo: me refiero a aquella que nos acerca más a los sentimientos, al alma: la poesía.
Hablemos de cosas inútiles:
del romper de las olas
en la playa,
del lejano sonido
de una campana,
de una puesta de sol
tras la montaña,
de hacer poesía
a media mañana,
o de entretenerme en leer
un poema de Walt Whitman,
él, que tenía mariposas
entre su canosa barba.

Hablemos, hablemos de cosas inútiles:
de amar, sin pedir
a cambio nada,
de buscar una sonrisa
en la profundidad del alma,
de salir contigo al aire
y luego regresar a casa,
de bebernos las noches
y reencontrarnos al alba,
de besar cada día
los rincones de tu cara,
de desnudarte en silencio
y amarnos bajo las sábanas.

Hablemos, hablemos de cosas inútiles
o tienes prisa
por ganar algo de plata.

Rompí con mi pudor, a partir de hoy será más fácil. Creo

Gracias Rafa por estos momentos que de vez en cuando nos regalas. Y alegra esa cara, Fútbol es Furgol como dicen los entendidos.

10 comentarios:

Katy dijo...

Bueno habrá que visitar a Rafa porque me gusta lo que dices de el.Y porque no sé porque de ti me fio!!!
"Hablemos, hablemos de cosas inútiles o tienes prisa por ganar algo de plata". Me gusta.
Todos tenemos una primera vez en esta blogosfera, y tienes miedo, vergüenza pero afortunadamente encuentras personas que te arropan y te ayudan a ir saliendo de ti mismo. Y crecer, que eso es lo importante.
Un abrazo Fernando

FAH dijo...

excelente poesía. me ha gustado. mirada desacostumbrada de la realidad. gracias x citarme again. abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Gracias por tu confianza, Si, Rafa es un buen tipo y lo que cuenta, pues me gusta.

Un abrazo

Germán Gijón dijo...

De nuevo un canto a fijar la mirada en las cosas que proveen de otros beneficios, porque no siempre los económicos son los que deben importarnos.
Vaya, lo lamento por los del Real Madrid.
Un abrazo, Fernando.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Francisco.

Si, es lo que me gusta muhas veces de la gente que miran de forma desacostumbrada y Rafa lo escribió en una poesia.En cuanto a citar tu libro, es que es muy bueno.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Germán:

Así es , hay muchas cosas que nos reportan beneficios no económicos que, al final, son los que importan.

Un abrazo

FAH dijo...

A raíz de la poesía de Rafa me he acordado de esta anécdota. En cierta ocasión le preguntaron a Jorge Luis Borges:

- ¿Para qué sirve la poesía?

El escritor, perro viejo, contestó con nuevas preguntas:

- ¿Para qué sirve un amanecer? ¿Y una taza de café? ¿Y una sonrisa?... Por placer

Un abrazo,

Fernando López Fernández dijo...

Francisco:

Gracias por compartir la anécdota. me ha parecido fantástica.
Un abrazo

Rafa Bartolomé dijo...

Brrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. Bueno ya se me va pasando; será que en el fondo ya esperaba algo de lo que sucedió ayer. Lo preocupante fue que los blancos corrieron , no se puede negar, pero les faltó lo que deberían tener: oficio, serenidad, juego en definitiva.
Pero que cabrito eres, Fernando, me he puesto hasta colorao. Gracias a ti por ser como eres. Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Si Rafa, eso es lo que faltó. Serenidad y oficio. Cuando la ansiedad aparece desaparece lo otro. El juego.

Y gracias a ti siempre.
Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...