viernes, 20 de noviembre de 2009

De liderazgo y malabares

En el post Dirigir, gestionar y liderar ¡qué difícil es! comentaba lo complejo que es aunar estas tres características en una persona. Hablaba también de las tres dimensiones que, creo, tiene una empresa: la dimensión organizacional (estructura, recursos, procesos, clientes, proveedores, formación, finanzas, producto etcétera), la dimensión operacional (esto es; el día a día: urgencias de los clientes, caída de la red, no llega el pedido, se ha estropeado el aire acondicionado, no hemos cobrado etcétera, fulanito está de baja…) y una dimensión emocional (problemas personales, preocupaciones, estados de ánimos de la plantilla, envidias, alegrías, tristezas, etcétera). Escribía, en definitiva, sobre el equilibrio constante que debe mantener entre estas tres dimensiones, a sabiendas de que estará sólo o será incomprendido por las personas que pivotan sobre esas dimensiones.

Me he acordado de ello leyendo la magnífica entrevista que publica Francisco Alcaide en su blog a Mario Alonso Puig. He reflexionado mucho sobre lo que comenta y me ha hecho darle vueltas a los errores que cometo a diario, y a las habilidades que debo desarrollar si realmente quiero alguna vez liderar, que dirigir y gestionar es siempre más fácil porque, en mi opinión, son más predecibles o más «controlables» lo que no ocurre en la dimensión emocional que acostumbra ir a su bola, -o a lo mejor es que yo no acabo de cogerla el punto como Josep Julián - que puede provocar que la dirección y la gestión sean menos eficientes.

La capacidad de liderazgo escasea y yo no soy uno de esos afortunados que la posee, al menos en parte, (que una cosa es ser humilde y otra dar la sensación de que tienes la autoestima por los suelos) simplemente soy realista. Poco a poco. Roma no se hizo en una hora y estas cosas llevan su tiempo. El liderazgo para mi, al final es como los malabares, que están compuestos de matemática, rutina, creatividad, fantasía, rigor… a los que hay poner mucha ilusión para que sean realmente brillantes. Así que habrá que seguir ensayando para poder hacer unos magníficos malabares.

Os dejo dos videos. Uno ya lo publiqué en el anterior post e ilustraba al directro, gestor y lider y el segundo, que es de un grupo con el que colaboramos habitualmente, que explica, según mi criterio, lo que puede conseguir un equipo si tiene un buen líder, como es el caso de Sean Gandini, director de la compañía con el que da gusto trabajar.
Los dos videos espectaculares. Si el post no os ha gustado, os lleváis dos virguerías y dos buenas piezas musicales.

Feliz fin de semana



16 comentarios:

Josep Julián dijo...

Bueno, parece que hoy me toca a mí abrir el fuego. Empezando por el final, diré que los dos videos son muy buenos y en especial el de los malabares me ha parecido maravilloso. Es verdad que aquí se aprecia lo que puede hacer un equipo que está bien liderado... y más cosas que eso. También es necesario que el equipo esté motivado, equilibrado, coordinado, que tenga claro lo que tiene que hacer cada cual y sobre todo, que crea en ello.
Tu entrada me ha hecho pensar que a veces sublimamos las dotes necesarias para ser un buen líder. En realidad, sólo una es imprescindible y es tener una visión que otros puedan compartir. Esto se ha dicho tantas veces que no es para nada nuevo pero luego lo hemos ido sepultando de tantas otras condiciones que al final creo que casi nadie estaría entonces capacitado para ejercer como tal.
Un líder no debe ser necesariamente espectacular, ni ha de obnubilar a su equipo. Por el contrario, valoro mucho más la honestidad, la humildad y la constancia como características básicas. Si estas se dan, es difícil fracasar.
Muchas gracias por las delicias que nos has dejado hoy. Has logrado liderar mi tiempo por más de quince minutos y eso no lo hace cualquiera.
Un abrazo.

Katy dijo...

Hola Fernando, tu post me sobrepasa porque no estoy en esta onda hace mucho tiempo y entiendo muy poco o casi nada. Sigo pensando que el lider nace y no se hace en contra de lo que se lleva. Se puede aprender a dirigir, a hablar, a gestionar, autocontrol ... pero el carisma no se aprende :-)
Los videos geniales.
Un abrazo y feliz finde

MaS dijo...

Nadie es buen lider y ya está. Es decir, Fulano es buen lider, y yo siempre añado: de?de qué? de quién? Porque alguien es buen lider de un equipo,grupo,...pero tal vez, no lo sea tanto de otro.
Seguramente el individuo que hace malabares con las bolas, podrá hacerlos con naranjas, cucharas,y otras cosas, pero liderar, no es mover bolas en el aire. El resto del equipo ( y digo bien, porque el lider siempre pertenece a su equipo, es parte de él como un integrante más)hace que esa persona brille como lider. Que lidere realmente.
Siempre me gusta ser breve y concisa en mis comentarios, por lo tanto, seguiré meditando sobre el tema, y sobre cómo comentarlo-compartirlo...brevemente.
un saludo de viernes, M.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Se me había colado una errata y por eso he suprimido el comentario anterior.
Hoy tantos factores que influyen en el liderazgo que da pereza hasta comenzar a enumerarlos. La constancia, la confianza y el optimismos son tres referencias clave para los que creemos que el liderazgo debe de ser algo que haga crecer a las personas y a la organización. Seguro que así se consiguen objetivos inimaginables.
Los videos una pasada.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Josep Julian:

Coincido contigo en que el equipo debes estar motivado (o al menos no desmotivado) equilibrado, coordinado, que tenga claro lo que tiene que hacer y que crea en ello, pero desgraciadamente fallan en algunas de esas caracteristcas. Es decir, no se dan todas las condiciones. Por otro lado, la visión compartida para mi es complejísima que todo el mundo la adopte sobre todo en cuando las personalidades del equipo son muy diferentes. No se, yo en esto estoy un poco perdido. Lo que si tengo claro es la honestidad, la humildad y la constancia son los pilares sobre los que se debe forjar un lider.
Me alegro que te hayan gustado los videos.
Un abrazo y gracias como siempre por dar un poco de luz a las ideas.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Katy:

Yo creo que esto es extrapolable a cualquier ámbito de la vida, no sólo el profesional. No tengo tan calro lo que dices de que el lider nace, no se hace. Para mi, puede que sea una mezcla de las dos cosas, aunque el carcater, el acrisma se va forjando.
Un abrazo y feliz fin de semana

Fernando López Fernández dijo...

Hola MaS:

Tal y como lo planteas estamos de acuerdo; digamos que uno puede ser un lider en determinadas circunstancias, con determinadas personas y determinado tiempo, pero no de forma general. Con el video de las tres bolas quería ilustrar el manejo de lo que yo creo que son las tres dimensiones de la empresa. Evidentemente, el es participe de ellas. el segundo video quería reflejar el resultado: Sean Gandini, el lider, esta allí ikntegrado en el equipo. No se le nota, pero todos le sigue. Por último, me encantan tus comentarios por diferentes, reflexivos y siempre interesantes.

Feliz fin de semana.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Añades dos características más a los pilares del liderazgo que apuntaba Josep Julian. Confianza y Optimismo. Factores, como dices pueden ser innumerables. Me gusta también lo que comentas sobre que el liderazgo debe hacer crecer a personas y organizaciones.

Muy buenos todos los comentarios de hoy.

Un abrazo y feliz fin de semana

Rafa Bartolomé dijo...

Hola Fernando
A mí me pasa lo que a Katy que me sobrepasa el mundo empresarial en el que os movéis. Por otro lado, seguro que estoy equivocado, nunca he creído en los líderes, quizás porque a aquellos que se lo llaman carecen de alguna de las tres características que destacas: honestidad, humildad y constancia.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

No te creas, a mi también me sobrepasa a veces el mundo empresarial. hay pocos lideres, pero haberlos haylos. Una corección: Fue Josep Julian quien cito la honestidad, la humildad y la constancia. Luego Javier y yo apuntamos otras.

Un abrazo

Germán Gijón dijo...

Hola, Fernando:
después de los comentarios, poco me resta por aportar (sumándome, desde luego, a lo aquí expuesto). El liderazgo es un compendio de cualidades, pero por encima de todo es una personalidad, una actitud, una filosofía de vida. En un campo o en otro (no se puede ser líder global) un líder es ejemplo y recurso, un donante gratuito de confianza y seguridad. Por eso no es fácil encontrar líderes, aunque estoy contigo en que para como con las meigas.
Un abrazo, Fernando.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Germán:

Me quedo con dos frases "el liderazgo es personalidad, una actitud, una filosofía de vida" y
"un líder es ejemplo y recurso, un donante gratuito de confianza y seguridad"

Buenas reflexiones.

Un abrazo

María dijo...

Estoy de acuerdo en lo que dice Katy, yo tampoco estoy muy en la onda de todo ello, pero creo que, para ser un buen líder hace falta mucho carisma, personalidad, pero sobre todo, autocontrol.

Muchas gracias por tu comentario dejado en mi blog, me ha parecido muy interesante.

Un beso.

María dijo...

Con tu permiso he dejado enlazado tu blog en mi lista, que he comprobado no lo tenía.

Otro beso.

Fernando López Fernández dijo...

Hola María

Gracias como siempre por pasarte. El carisma es importante, claro. Pero quizás el autocontrol como dices es una de las cualidades más necesarias del lider.
Un beso

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...