jueves, 29 de octubre de 2009

With a little help from my friends


Últimamente voy muy acelerado. No por placer, sino por esa quinta marcha que a todo el mundo le ha dado por meter, en plan «estoy súper mega ocupado te llamo luego». Me doy cuenta que la mitad de mi tiempo, consiste en ir a rebufo de las exigencias de estos tiempos modernos que tan magistralmente, hace casi un siglo, nos mostró Chaplin. Es decir, todo el mundo metiendo la quinta velocidad, pero renegando de que se la metan a ellos. Somos raritos de narices. Os habrá pasado seguro.

Hay días que parece que la humanidad conspira contra ti. Y cualquier planificación, cualquier metodología, ya venga de Harvard o de la Universidad Autónoma de Villalpando de arriba o abajo, no sirve absolutamente de nada. En esos casos, eres como un marinero que achica agua, como un pistolero que esquiva balas y, a su vez dispara, un templador de gaitas.

Cada vez creo menos en la planificación estratégica a medio, largo plazo. No porque no me parezca positiva, sino porque el mundo, a pesar de los miles de escenarios que manejes (Excel ha hecho milagros, Project nunca acierta, Word es sólo papel y Power Point es la forma bonita de plantear los tres anteriores), suele ir a su bola, y las personas también. ¿Absurdo? Sí, pero es así. Basta que pase algo, a ti, a tu circunstancia o a otra circunstancia para que lo que habías planeado, se vaya al carajo. Esto puede pasar en el ámbito personal, en el profesional o en ambos a la vez.

Para que os hagáis una idea. Y pongo como ejemplo Soul Business. Tenía la intención de dedicar bastante tiempo a los nuevos post, a mejorar algunos aspectos del blog, y a currarme un poco más la gramática (a la que doy bofetadas de vez en cuando, a veces a propósito), pero debido a una serie de circunstancias no puedo invertir el tiempo que me gustaría en ello. Lo había planificado, pero no llego. Dentro de un rato para Salamanca, dentro de unos días vuelta a Asturias, o quizás Alicante. Entre medias, el resto, y todo puede cambiar, por esa híper velocidad incierta en la que vivimos.

Afortunadamente, algunos de mis amigos y familiares, se han dado cuenta de ello, y me envían cosas para inspirarme o sugerirme. Igual que vosotros que con vuestros comentarios y blogs me dais muchas ideas.

Como no se si mañana o el viernes podré escribir (lo dudo) os dejo el video que me envió mi amiga Sara que daría para un post fantástico, pero que he preferido utilizarlo para esa pequeña ayuda de mis amigos.

El post, posiblemente malo, pero el video es fantástico.

Feliz fin de semana si no vuelvo en unos días.


10 comentarios:

Germán Gijón dijo...

Hola, Fernando:
gestionar los imprevistos es algo que acarrea nuevas dificultades en cualquier organización. Es cierto que en muchas ocasiones no tienen nada que ver con el objetivo marcado en un plan concreto, pero así es la vida. Como leí en alguna página, quizá se trata de recapitular para definir qué nuevas ventajas pueden obtenerse con la gestión del imprevisto. Quizá en tu caso, los viajes a Salamanca y Asturias provean de nuevos proyectos derivados de las gestiones que tienes que hacer.
Y en cuanto a lo que comentas del blog, tranquilo: si por algo es apreciado el tuyo es por el fondo y no por la forma.
Buen viaje... ¡y buenas ventas!

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:

En esta carrera frenética que no sabemos a dónde nos lleva somos capaces de todo. Tu has dicho lo de "meter la quinta" pero ya sabrás que hay coches con "sexta" y si es un camión, ni te digo.
Vamos, que igual tenemos que volver a los coches de antes.
Un abrazo.

Katy dijo...

Buenos días amigo allá dónde estes. Lo siento esto es lo que nos ha tocado, en vez de estar bajo un árbol meditando tranquilamente estas todo el día corriendo. Yo también :-)
Si no lo haces pierdes el tren... que no va a ir más despacio solo para que le cojas. Hasta los parados andan a la carrera.
Paradojas de la vida. Tu post muy bueno. Y hay que ganarse los garbanzos así que no te apures demasiado, no nos iremos muy lejos de tu blog. Y lo de panificación estratégica pues va a ser que no.
Ese era el puesto de mi marido en una gran empresa...
Los refranes son sabios, muy sabios:
"El hombre propone y Dios dispone"
Que te sea leve el finde.
Un abrazo muy grande

Fernando López Fernández dijo...

@ German Gijón: Es eso precisamente, hay cosas que no tienen que ver, a priroi, con el objetivo marcado, pero que al fianl te das cuenta de que etán unidos. La gestión del imprevisto como dices, también hay que verlo como una oportunidad.

Un abrazo

@ Javier:

Lo de la sexta ya se me escapa un poco o hay que utilizarla solo en los momentos imprescindibles. Nos podemos pasar de revoluciones. Habrá qiue ir cambiando de marchas adecuadamente para no volvernos locos.
Un abrazo.

@ Katy: Biuenos días, aún en Madrid , pero en un rato de viaje.Yo no me quejo, forma parte de la vida, y, además me giusta lo que hago. Eso si, un poquito más lento, estaría mejor para todos.
Un abrazo

MaS dijo...

Buen viaje.
Aprovecha y disfruta...que son dos dias!!
un saludo,
pd. al cuerno con tanta planificación, a veces lo que le da color a la ensalada es ese guisante que nadie puso.
Aquí estaremos.

Josep Julián dijo...

Pues ánimo que más vale que zozobre que no zusfalte. El vídeo muy bueno y ya aparecerás por aquí de nuevo algún día.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

MaS:

Así es, a disfrutar que son dos días. Iremos compensando todo para no volvernos locos.

Saludos y buen finde

Fernando López Fernández dijo...

ja ja Josep Julian. Como dices mejor que sobre que falte, aunque ya te digo yo que lo de sobrar, sobrar pues no...es una cuestión de periodos punta que no se esperaban, que se han adelantado antes de tiempo.
Un abrazo

Rafa Bartolomé dijo...

Sí, se vive demasiado deprisa en todos los aspectos. Yo como jubilado quizás no debiera opinar, pero me mueve a ello el pensar que cuando voy de peatón aún no soy capaz de respetar los semáforos. El vídeo fantástico, ¡qué imaginación! Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Rafa:

Estaría bueno que como jubilado no pudieses opinar. Tu sabes a la velocidad que vamos todos siempre, entre ellos tu que no respetas los semáforos (cosa que desde aquí te censuro). Queremos todo de forma inmediata y así no podemos ir.
Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...