sábado, 3 de octubre de 2009

Mi escuela de cocina




A veces creo que debería cambiar el orden de las palabras que aparecen en la cabecera del Blog: negocios, viajes y cosas que me interesan por cosas que me interesan, viajes y negocios. Al final me doy cuenta que hablo casi siempre de cosas que me interesan sean viajes, negocios, reflexiones o la decadencia de Bizancio, lo que me hace pensar que a lo mejor debería quitarlas. Pero como tampoco estorban pues lo dejaré como está. Hoy toca cocina.

Me gusta cocinar. Para mi es una especie de curso de relajación, aunque requiera un esfuerzo. Y es curioso, porque cocinar requiere orden, concentración en lo que haces, precisión al mezclar y paciencia, mucha paciencia, además de cariño, amor o ganas. Pero aún así, la mente de uno tiene tiempo o capacidad de pensar en otras cosas, de jugar con la mente y entretenerse.

Hace un mes y pico o así, me apunté a un curso de cocina. La verdad es que sólo puedo cocinar los fines de semana, y no todos. El resto de la semana si cocino algo, es «Fast Food». Es decir, platos que se pueden cocinar o preparar «a toda leche», no necesariamente comida con exceso de grasa, congelados y cosas así. La naturaleza de mi trabajo y la afición que tengo a hacer cosas distintas cada día me «obligan» a posponer hasta el fin de semana el placer de cocinar, y pasar un buen rato a solas con verduras, pescados, carnes, legumbres o lo que se tercie, a pesar de que soy un pésimo cocinero. Eso sí, le pongo ilusión.

En el post Negocios que no deberían morir: Mercados de barrio ya conté lo mucho que me gustaba levantarme un sábado e ir al mercado a comprar. Esa es la primera parte divertida. La segunda, elegir la receta adecuada o más apetecible en ese momento para el plato y aún teniendo varios libros de recetas, suelo darme un paseo por Internet para buscar nuevas ideas o posibilidades.

Así es como conocí a dos hermanas, María y Katy, que tienen abierta una escuela en su blog, «Para hincar el diente K+M = M+K», a la que acudo muy a menudo.

Me gusta la escuela a la que voy. No sólo por la variedad de recetas – uno se encuentra con las clásicas, las de toda la vida, mezcladas con variaciones y fusiones de otros países y pueblos – sino porque uno se siente cómodo cuando entra en su aula. Tienen la paciencia de aclarar cualquier concepto que no quede claro, dan consejos y pistas, y el resto de «los alumnos» también aporta. Y gratis total. El resto, la tercera parte divertida, sólo depende de uno. Ellas dan las pautas, pero luego tú decides.

Además, me parece que son muy buena gente, y eso conforta mucho. De hecho, Katy tiene otro blog (no sé como se puede organizar) «Tocando otros palillos», lleno de reflexiones e historias interesantes. Por eso, como le prometí, un día iba a hablar de su blog y como tengo la costumbre de cumplir las promesas que dependen de mí exclusivamente pues me he dicho, hoy toca hablar de cocina y de estas dos hermanas que creo que realizan una labor fantástica, aunque pongan la radio a todo trapo.

Este fin de semana tampoco cocinaré. Toca ir a Alicante. Pero no creo que se molesten si me fumo alguna de sus clases y no cocino una de sus recetas.

Feliz fin de semana a todos.


11 comentarios:

FAH dijo...

fantástico post. gracias por las 2 recomendaciones de blogs de M y K; y qué decir de la cocina, un arte donde se mezclan muchas cosas: todos los sentidos (olor, color, sabor, tacto..) y es una buena escuela para desarrollar la creattividad. Me ha gustado mucho lo de la alternancia: "cosas q me interesan, viajes y negocios". enhorabuena. buen finde.

Fernando López Fernández dijo...

Gracias Francisco a ti por pasarte. Como dices la cocina es una buena escuela para desarrollar la creatividad,al englobar todos los sentidos.

Buen finde para ti también.

Katy dijo...

Bueno Fernando no se como darte las gracias, no creo que merezcamos tanto y hablo en nombre de las dos. Bien es cierto que lo que publicamos es por amor al arte, es la comida que toda la vida hemos hecho a nuestras familias, economizando tiempo, dinero y hasta trabajo y echándole muchas ganas. El día solo tiene 24horas y a mi me faltan otra 24 para hacer todo lo que me gustaría. Has conseguido emocionarme a estas horas tempranas porque la verdad sea dicha pensaba que ibas a hablar de cocina y la sorpresa ha sido mayúscula.
Un abrazo y feliz fide

Fernando López Fernández dijo...

Katy:

Y es lo que he hecho hablar de cocina, y la cocina tiene muchas cosas, entre ellas cocineras.

Buen fin de semana

Maria dijo...

Hola Fernando, antes de nada GRACIAS con mayúsculas. Este post tuyo nos anima a seguir adelante y si cabe poner aún mucho mas empeño (que dicho sea de paso resulta muy difícil, puesto que ponemos todas nuestras ganas) preparando platos más variado, experimentando cosas nuevas, echándole mucha imaginación y cariño.
Por tu forma de escribir, deduzco que eres una "amor" de persona. Un beso.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Gracias Fernando.
Yo no soy un buen cocinero y tengo que decir que es porque no me gusta cocinar. Lo que soy es un buen ayudante de cocina. Qué menos. No conocía este blog de M y K y me ha gustado mucho.
Gracias por la información.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

@ Maria - Gracias a vosotras por seguir dándonos de comer. Imaginación y cariño ¿ asi como va a salir algún plato mal?

Un abrazo

@ Javier. Un buen ayudante de cocina no tiene precio. Sobre todo si le pone una cerveza o un vnito al cocienro y le da charleta. Me ha encantado tu ultimo post.
Un abrazo

Rafa Bartolomé dijo...

Fernando, te descubriré un secreto: hace ya treinta y seis años que me casé con una mujer maravillosa y que además cocina estupendamente. Desde un principio llegamos a un acuerdo:ella cocinaba y yo conducía; creo que por eso seguimos vivos. Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Muy bueno Rafa:

Que cocina bien y que sois unos estupendos anfitriones ya lo se. Que tu conduzcas bien...pues no lo se, se lo preguntaré a Nico y a Susana.

un abrazo

Anónimo dijo...

¡Hola, buenas!
Me llamo Susana y soy la sobrina (preferida) de Katy y la hija (única) de Mary.
Me ha encantado leer las cosas bonitas que dices sobre las dos en tu post :) Te lo agradezco :)
Detrás del los blogs hay mucha ilusión, tiempo, cariño, imaginación, organización, regañinas incluidas jejejejeje.
Me alegro mucho de que ese blog de cocina exista y pueda acceder a ellas en cualquier momento para cocinar aquello a lo que estoy acostumbrada desde pequeña (y otras ricas ricas más nuevas para mí). Me alegro también de que otras personas disfruten de las recetitas, pero también disfruten al apreciar las virtudes de esas personas que están ahí detrás.
Gracias de nuevo.
¡Me voy corriendo a casa de mi madre! A ver que hay hoy en casita de comer... jijijijiji
Un cariñoso saludo,
Susana

Fernando López Fernández dijo...

Hola Susana:

Me alegro que te haya gustado.Tienes suete de poder comewr tan bien.

Un saludo y no te dejes nada en el plato

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...