jueves, 3 de septiembre de 2009

¡Que inventen ellos!

El martes publicaba Javier Rodríguez Albuquerque en su blog, un magnífico post cuyo título «La tan llevada y traída…innovación» os recomiendo que leáis, porque además de pasar un rato estupendo con la anécdota que cuenta, afirma, y en eso estoy de acuerdo con él, que en España lo que se dice innovación, más bien poca. Y no por falta de talento, que lo hay y mucho, sino por ese «miedo», llámese al ridículo, al que dirán, o al fracaso o a las envidias que, por desgracia, en este país acompañan de por vida a aquel que alcanza el éxito. También al «Qué inventen ellos», frase atribuida a Miguel de Unamuno, (que no me cuadra la pronunciase en sentido literal sino haciendo uso de la ironía que le caracterizaba) y que ha hecho mucho daño al desarrollo de la innovación en España. Si a esto añadimos los escasos recursos que se dedican a la investigación y desarrollo, que junto a la creatividad son los motores que llevan a la innovación entenderemos porque somos un país de copia y pega, de alabar lo de fuera y menospreciar lo de dentro. E insisto, en España hay mucho talento, pero si os fijáis casi todas las innovaciones y tendencias vienen de fuera, ya sean nuevos productos, nuevos servicios, nuevas herramientas de marketing, nuevos medicamentos…
Lo paradójico de todo esto es que en muchas de esas innovaciones hay participación de españoles que debieron buscar su lugar para innovar lejos de nuestras fronteras.
Se habla mucho de innovación como ventaja competitiva. Se nos llena la boca pronunciando la palabra enérgicamente, aseverando que es el camino a seguir para ser competitivos y molar. Se pide más creatividad, más innovación, más ideas, pero son muy pocas las empresas que realmente están dispuestas a invertir para asfaltar el camino de la diferencia y prefieren seguir atascándose en esa autopista globalizada en la que hemos convertido el mundo. Muy pocos los que están dispuestos a arriesgar y a probar esas innovaciones si no provienen de países «más desarrollados», tipo Estados Unidos, Alemania, Japón ó Gran Bretaña. Y si hacemos una versión local de esas innovaciones, no dejan de ser una copia mala. Y para copias, «Los Chinos» - aquí no entiendo como se toma la parte por el todo cuando Asía en general es el continente de las falsificaciones y copias – que las hacen baratas y dan el pego.
Un poco triste ¿no? Siempre vamos por detrás, y eso se refleja en la economía. Por eso, que nadie se eche las manos a la cabeza al escuchar que saldremos más tarde de la crisis que otros países.

Y es que cuando nosotros vamos, ellos ya vuelven.

Si Javier trató el tema con humor, yo no iba a ser menos (y me da la sensación de que he tuneado o copiado el tema).

Vaya, he caído en mi propia trampa. Criticando la actitud española y yo estoy haciendo lo mismo.

Os dejo un video de mi amigo Sinacio, inventor donde los haya, que se queja precisamente de la falta de innovación o de la innovación que no sirve para nada.

8 comentarios:

FAH dijo...

Muy bueno el video, fernando. Para mí el problema en España de la innovación está asociado no por "miedo al riesgo" (emprender, que es la consecuencia) sino por "miedo al fracaso" (causa)... Al que fracasa, se le apalea. un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Tienes razón Francisco, el miedo al fracaso o "ridiculo" siempre está ahí. El comentario hace más entendible el post. Gracias.

Katy dijo...

Pues si, soy española por elección y adopción pero tienes toda la razón, Diaz Plaja ya enummeró como primero en su libro "Los 7 pecados Capitales de los Españoles" a la envidia. Y eso limita a mucha gente. hay que ir de `pobrecito-a por la vida para que te tengan lástima y por ahi pasa la cosa. Y también por aquello de que "Nadie es profeta en su tierra" Pero en el fondo creo que ahora es más cuestión de dinero, las cosas no se pagan y de ahí eso que inventen ellos. Nos puede el egoísmo del tener, más que el ser. ERn fin esto es muy largo de hablar. Has metido el dedito en la llaga. Muy buena entrada.
Un saludo

Fernando López Fernández dijo...

Katy, Diaz Plaja, que gran historiador, observador de la vida y viajero.

La envidia es muy mala y como dice Francisco arriba el miedo al fracaso también ayuda. Muy largo de hablar como dices.

Un abrazo

Myr dijo...

Cuán cierto! aplicable también, lamentablemte, a Argentina.

Eso de la fuga de Cerebros, es todo un tema. LO del copia y peque , lamentable.

Sabemos de la importancia que tiene la creatividad, para la resolución de conflictos, problemas o crisis no importa como los llamemos. Peter Druker, por ejemplo, debería ser de lectura obligatoria para los políticos.

Un abrazo y me encantan los temas que abordas en tu blog.

Fernando López Fernández dijo...

Es una pena Myr que paises tan creativos como España, Argentina, México,Colombia etc... estén dejando escapar a sus valores más creativos.

La creatividad para resolución de conflictos (me encanta) sólo está al alcance de quien tiene voluntad para hacerlo. A Peter Druker muchos políticos lo conocen por los resúmenes que les hacen los asesores, pero son incapaces de comprender lo que quiere decir.

Me alegra que te gusten mis post, viniendo de alguien que además siempre porpone temas muy interesantes. Gracias y un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Muchas gracias Fernando por mencionar mi post sobre innovación. Creo que es un buen tema para debatir largo y tendido ya que nos hablan tanto de innovación que van a desgastar la palabra. Tus reflexiones ahondan un poco más en el tema y creo que muy acertadamente pues pones en la mesa cuestiones clave para abordar este asunto con sensatez.
Todo lo que mencionas en torno a "copiar y pegar" me parece genial porque es así y no de otra manera. Todavía me acuerdo cuando nuestro empresariado iba a las ferias con la máquina de fotos para hacer eso: copiar y pegar. En esa época nosotros éremos los reyes del "mambo" (con permiso de los japoneses, que también tenían su gracia).
¡Cómo cambian los tiempos!
¡Ah! Por cierto, el video una pasada. ¡Cuánto genio anda suelto por ahí!

Fernando López Fernández dijo...

Gracias a ti Javier por compartir la anécdota. A mi en esto de la innovación , me da la sensación de que cada vez tenemos más instinto gregario y por eso, se copia y se pega más, pero incluso en esto estamos perdiendo competitividad.

Gracias por tus comentarios y por venir tan a menudo.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...