lunes, 14 de septiembre de 2009

Espíritu olímpico (The best of us)



El anuncio es bueno, ¿Para qué vamos a negarlo? Ha sido lanzado hace apenas un mes por el IOC (el COI para los que hablan español). El mensaje y lo que quiere transmitir no hace falta explicarlo como vosotros mismos podréis comprobar. El anuncio, spot o comercial, además, está bien hecho. Seguramente, cumpla a la perfección su función. Sin embargo, me ha dejado un sentimiento agridulce debido a que, en mi opinión, la publicidad es temporal y los mensajes tienen fecha de caducidad: ¿Os acordáis cuando todas las entidades financieras querían ser nuestro banco?, ¿o cuando el detergente x, por fin había dado con la fórmula perfecta? (nadie lava más blanco), ¿o cuando Veterano era cosa de hombres? (hoy el creativo estaría pendiente de juicio por machista).

Incluso, cuando los mensajes apelan a lo mejor del ser humano, y son motivadores e inspiradores (generalmente cuando las cosas van mal y/o hay que ser solidario: es decir, anuncios hechos para el colectivo), al cabo del tiempo (cuando la cosa se tranquiliza o mejora) vuelven a dirigirse al individuo y no a la colectividad. Así, si os fijáis, vuelven los triunfadores, los y las modelos espectaculares, los jovencitos tarados que saltan como cabras y gente así. Se vuelven a utilizar recursos como la envidia, el egoísmo, la vanidad y ese buen rollito comunicacional desaparece. Ahí están las hemerotecas y You Tube para comprobarlo. Pero me desvío.

Me ha dejado una sensación agridulce por lo arriba comentado y porque creo que todos vamos conociendo el paño del que estamos hechos y tendemos a «caducar» u olvidar aquello que nos incomoda o que requiere un esfuerzo. Hablé de ello en «Nos dejamos engañar y lo sabemos». Evidentemente, no soy una excepción y no estoy libre de pecado para tirar ni la primera ni la última piedra, pero me gustaría que determinados mensajes no caducarán, que estuvieran siempre a nuestro lado, que se repitiesen hasta que calasen en lo más hondo de nuestro ser para realmente sacar lo mejor de todos nosotros y que todos juntos ahora (All togheter now) lo hiciéramos y no cuando se trata de unos Juegos Olímpicos, hacer estadísticas sobre muertos y heridos, contabilizar pérdidas económicas o fletar puntualmente aviones para ayudar a gente que está mal un día si y otr también.

Yo me estoy entrenando para ello

4 comentarios:

FAH dijo...

Como en Itaca de Ulises hay que "caminar con esperanza" y pensar que la vida es tendencialmente positiva, aunque caminemos con lentitud y en el camino haya retrocesos. abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Asi es Francisco. Avanzar, caminar, incluso aceptar como parte de nuestra naturaleza que se repetiran errores, pero no dejar que "los cantos de sirena" nos vuelvan locos y nos retrasen más de la cuenta.

Un abrazo

Katy dijo...

Eres un sentimental, pero es necesario ser así si quiere mejorar lo que hay y sobre todo no perder la esperanza. All together, lo que ocurre es que very difficult. Estamos hechos así, pero siempre se va mejorando lentamente...
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Si, es posible que asi sea Katy, aunque me dicen que soy bastante pragmático. Si, tenemos esa naturaleza, y se que es difícil pero también te digo que cada día hay más iniciativas, y más ganas de hacer cosas para arreglar un poco esto.

desde mi punto de vista se esta produciendo una revolución social tan grande como otros movimientos que hubo en siglos pasados. Hablaré de ello en un post proximamente.

Un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...