lunes, 24 de agosto de 2009

Los buenos propósitos

En un par de semanas prácticamente todo el mundo volverá de vacaciones. Como sucede cuando comienza el año, una gran parte de la población hará una lista de buenos propósitos, ya sea dejar de fumar, adelgazar, ir al gimnasio, apuntarse a un curso de Tai Chi, de inglés o de bricolage, decantándose por uno u otro en función de su fuerza de su fuerza de voluntad, capacidad económica, gustos y apetencias. La mayoría de estos buenos propósitos están abocados al fracaso. La razón de ello es que se confunden los deseos con la determinación, y si no hay determinación es complicado cumplir esos deseos. También influye el momento elegido: No se puede hacer planes sobre una decisión que se debe tomar y ejecutar en el momento y no dar unos días de tregua o «cuartelillo» para ejecutarla: eso rara vez funciona.

Así observamos a amigos y familiares que por ejemplo, después de un par de semanas de dejar de fumar (al menos públicamente) retoman el pitillo con más avidez que nunca; o ver como se someten durante una temporada a una dieta que lo único que produce en sus cuerpos es un estado de ansiedad que muda el carácter y no la silueta; o el curso de bricolage por fascículos (en los próximos días vamos a ver una gran cantidad de anuncios sobre estas colecciones que no suele acabar nadie, pero que los editores amortizan con los primeras entregas) que acaba por llenar la casa de trastos inútiles porque no se volverán a utilizar y sólo servirán para prestárselo al vecino o al cuñado.

Sin embargo, hay otros propósitos que son fáciles de cumplir y no exigen más que sacar lo mejor de nosotros mismos. No tienen ninguna contraindicación y una vez que se aplican producen una satisfacción inmediata que tiene su recompensa en la mente, en el cuerpo y en el alma. Si piensas un poco lo descubrirás. Si estás un poco vago, no te preocupes. Aquí te dejo un video que he encontrado que te dará algunas pistas. Creo que en el hallarás unos cuantos buenos consejos.

Eso si, no hay que esperar a que acaben las vacaciones o a que comience el año nuevo para hacerlos buenos.

Feliz comienzo de semana

2 comentarios:

FAH dijo...

Lo decía Julius Grosse: "Nuestra suerte no se halla fuera de nosotros, sino en nosotros mismos y en nuestra voluntad"...

Fernando López Fernández dijo...

Francisco:

La voluntad y la determinación provocan que "la suerte" aparezca como muchas veces has comentado.

un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...