viernes, 12 de junio de 2009

Sobre Creatividad e Innovación

Si en algo están de acuerdo los expertos en Management es que la creatividad y la innovación son, y serán en el futuro, las ventajas competitivas que permitirán a las empresas sobrevivir en un entorno, que no es que ya esté dominado por la incertidumbre y la mutación constante, sino que, además, es hostil y bastante puñetero. Conscientes de ello, las organizaciones tienden a buscar personas creativas, innovadoras y flexibles que sean capaces de adaptarse y tomar decisiones a velocidades de Fórmula I.

Todo esto está muy bien, pero tengo la sensación de que algo falla. Y la razón no es otra que muchas empresas dicen y quieren una cosa, y luego hacen lo contrario al frenar la creatividad de muchos empleados en nombre de rígidos procedimientos operacionales, de la fluctuación del Nikkei, o del «ahora no es el momento», por lo cual el empleado acaba agazapado en su departamento, murmurando para si: «Que inventen ellos.» También se da el caso de que se piensa que la creatividad y la innovación se producen de forma instantánea cuando las dos surgen de un proceso que se descompone en información, conocimiento y trabajo siendo la imaginación y la inspiración herramientas adicionales que contribuyen a crear la idea.

Por otro lado, hay empresas para las que la innovación y la creatividad son una moda, y continúan actuando y haciendo las cosas como las hicieron siempre porque en el pasado funcionaron: todo lo más, incorporan dos o tres aportaciones que no hagan peligrar el puesto de alguno de los directivos, o se conforman con un «copy y pega» adaptándolo a su negocio o, directamente, y sin cortarse ni un pelo, lo fusilan de la competencia.

Es paradójico, pero en épocas de situaciones adversas como la que estamos viviendo que son cuando más talento se necesita y más se debe confiar en la innovación y en fomentar en la creatividad, más conservadoras e inmovilistas se muestran las compañías frenando entre sus equipos el desarrollo de la creatividad, paralizando iniciativas argumentando que no se pueden dedicar recursos a pensar y a crear, cuando está demostrado que las compañías que invierten y no frenan el talento, al final son las que más valor generan. Esta forma de actuar de algunas empresas - que anteponen el número a la idea- provoca que el estado de ánimo, de quien tiene capacidad y habilidades para innovar y crear, decaiga hasta anular o modificar su ilusión por trabajar con la consiguiente pérdida de valor para la compañía. Otras veces, abandona.

La destrucción del talento hace más vulnerables a las empresas y el día que muchas se den cuenta de ello, acabaran por comprender que éste es el único activo estratégico que bien gestionado, puede generar más valor para la empresa.

Os dejo un video bastante curioso realizado por la empresa americana Animusic que realiza animaciones en 3D de música basada en MIDI y donde la creatividad y la innovación se dan la mano y gracias a ello no solo han creado barreras de entradas sino que su marca está muy bien valorada en el mercado.






4 comentarios:

ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mi directorio y tambien tengo un blog relacionado a viajes .Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna.ld@hotmail.com

saludos
Ariadna

Fernando López Fernández dijo...

Gracias Ariadna: me alegra que le guste el blog.
Gracias por venir. Saludos

Rafa Bartolomé dijo...

Entiendo que para que el talento salga a la luz las empresas han de tener paciencia, y creo que ese es uno de los problemas. La mayoría de las empresas optan por el consabido:"Virgencita, virgencita, que me quede como estoy". Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Asi es muchas veces Rafa. El vivir en el mundo de las urgencias lleva a esa falta de paciencia que apuntas, y a ser inmovilistas

un abrazo

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...