sábado, 18 de abril de 2009

El día que la estrella 2.382 fue la número 1

El pasado 14 de abril el «Beatle» George Harrison recibió un sencillo homenaje póstumo en el Paseo de la Fama de Hollywood en el que se descubrió la estrella 2.382 que lleva su nombre. En el acto estuvieron presentes, entre otros, Olivia Harrison su viuda, su antiguo compañero de banda Paul McCartney, el actor Tom Hanks, el músico Tom Petty y el humorista de los Monty Python Eric Idle.

George Harrison era el más introvertido y «espiritual» de los cuatro Beatles y seguramente este homenaje le hubiese dado un poco lo mismo. Sus inquietudes iban por otro lado. Trabajaba por un mundo mejor y más justo como demostró con la iniciativa del Concierto de Bangla Desh en el año 1971 que le convirtió en el primer músico de Rock que organizó un concierto benéfico y solidario. El origen fue el siguiente.

En 1971, tuvo lugar una guerra entre Pakistán y Pakistán Este (la actual Bangla Desh). En esta última, el conflicto dejo centenares de miles de muertos y una cifra superior de refugiados que se desplazaron a la India. La desnutrición, las enfermedades y los ciclones que azotaron el territorio provocaron una de las mayores catástrofes humanitarias que se recuerdan.
Ravi Shankar, virtuoso del sitar a quien Harrison había conocido años atrás, llamó a su amigo y decidieron organizar el primer concierto de rock solidario de la historia con el objetivo de recaudar fondos para paliar el desastre. El acontecimiento tuvo lugar en el Madison Square Garden de Nueva York los días 1 y 2 de agosto de 1971 y en el se reunieron alguno de los músicos más famosos del momento (Bob Dylan, Eric Clapton, Leon Rusell, Ringo Star, Billy Preston…, además de Ravi Shankar y el propio Harrison). Fue uno de los mejores conciertos de la historia.

Los beneficios económicos que se generaron con el concierto, la película y los discos que se editaron del mismo superaron el millón de dólares de la época (aún siguen produciéndose beneficios) que fueron entregados al Fondo Infantil de Naciones Unidas UNICEF, que fue la encargada de distribuir el dinero en forma de medicinas, alimentos, ropa a los refugiados de Bangla Desh.

Hoy en día se celebran numerosos conciertos benéficos; pero hubo uno, el que George, mostrando su lado más humano y solidario, organizó para concienciar a la sociedad de que el mundo estaba mal y que había que ayudar. Por eso digo, que la estrella 2.382 (un número más) un día fue la número 1. Una estrella que consiguió brillar con luz propia en unos momentos en el que una parte del mundo sobrevivía en la oscuridad.
Os dejo un video de este magnífico concierto. Que lo disfrutéis.

No hay comentarios:

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...