jueves, 29 de enero de 2009

Amistad y negocios

Ayer tuve la inmensa fortuna de cenar con varios amigos, a los cuales rara vez veo, y con los que no mantengo contacto más que dos o tres veces al año; o menos. No nos llamamos a menudo, no nos enviamos muchos correos, y vamos sabiendo de nuestras vidas cuando coincidimos en una Feria Profesional, visitan Madrid, o yo viajo a sus países. Por ejemplo con Aslan - que es Director General de una empresa turística en Turquía - las últimas veces nos hemos visto en Barcelona y Estambul, y nos hemos cruzado en el aeropuerto Charles de Gaulle de París: en este caso fue el quien me vio y me mando un SMS. Cuatro veces en cinco años. Un poco raro para consolidar una amistad ¿no?

Una de las particularidades que tienen estos amigos, es que todos trabajan en el Sector Turístico, y excepto Luis que vive en Madrid, el resto lo hace en el extranjero.
En esta ocasión, han venido a la Feria internacional de Turismo (Fitur) para buscar nuevos clientes o estrechar relaciones con los que ya tienen. Vienen a buscar nuevas oportunidades de negocio; a mostrar los servicios que ofrecen y a conocer, de primera mano, todas las novedades que ofrece el Sector.

Otra particularidad de esta amistad, es mi relación profesional con ellos: he sido prácticamente cliente de todos, compañero de alguno; en ocasiones competencia; o ellos clientes míos.
Como podéis observar es una de esas relaciones que trascienden el ámbito profesional. Y esto es un poco raro, dados los diferentes roles que hemos asumido cada uno de nosotros ¿no?

En la vida profesional, uno va encontrando y colaborando con cientos de personas que con el tiempo acabas olvidando, o son ellas las que te olvidan; pero también hay gente que, cuando la tratas, apetece unir a tu vida. Da lo mismo las creencias que tengan o la nacionalidad (ayer, en la mesa estaban representados los siguientes países: Argentina, Austria, España, Portugal, Turquía y Venezuela). Lo importante es poder separar - aunque complicado por eso que llamamos afectos, sentimientos o emociones- el plano profesional del personal.

Y eso sólo se consigue con respeto, espíritu de servicio y empatía.

Mis amigos son buscadores de soluciones, gente que escucha y que realmente va a hacer un esfuerzo para satisfacer tus necesidades. Gente que contagia optimismo y energía. Os aseguró que algunas de las negociaciones más duras o largas que he tenido han sido con ellos. Les he exigido y me han exigido; pero todos hemos buscado el mismo objetivo: llegar a un acuerdo que beneficiase a las partes. Y si en ocasiones no se ha alcanzado, no ha sido por la falta de voluntad. Simplemente sabíamos que los malos acuerdos llevan a la desconfianza y al deterioro de las relaciones. No es bueno.

Esta actitud ante la vida creo que es la que ha posibilitado que seamos amigos y, como en la cena de ayer, además de hablar de temas profesionales – que es lógico y normal cuando todos pertenecemos al gremio - hablamos de nuestras vidas, del amor, de nuestras inquietudes, de nuestras ilusiones y de nuestros miedos. Disfrute mucho.

Y éste es un privilegio que deseo que dure toda la vida.

Como homenaje a todos mis amigos, os dejo el capítulo Música Punjabi de mi diario de viaje Soul India que habla sobre la amistad.

No hay comentarios:

Soul Business

Gracias por visitar mi blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...